Sesión Solemne 19 de Junio de 2011

Imprimir
Modificar el tamaño de letra:

DIARIO DE SESIÓN Nº 46.- En la ciudad de Pan de Azúcar, siendo la hora 15:00 minutos, se da inicio a la Sesión Solemne convocada para el día 19 de junio de 2011.-

Concurren a Sala los Ediles titulares Marie C. Millán, Ma. Fernández Chávez, Daniel Montenelli, Nino Báez Ferraro, Andrés Rapetti, Eduardo Elinger, Francisco Sanabria y los Ediles suplentes, Fermín de los Santos, Ma. Cristina Rodríguez, Natalia Alonso, Juan Sastre, Leonardo Delgado, Marcos Portela, Gerardo Rótulo, Guillermo Ipharraguerre, Oscar Meneses y Juan Valdéz. Con licencia anual: Daniel Rodríguez. Con licencia por enfermedad: Juan C. Ramos. En Misión Oficial: Liliana Berna, Beatriz Jaurena y Liliana Capecce. Ediles inasistentes: Eduardo Bonilla, Víctor H. Castro José L. Noguera, Daniel Ancheta, Roberto Airaldi, Efraín Acuña, Diego Astiazarán, Andrés de León, Hebert Núñez, Ma. de los Angeles Cruz, Graciela Ferrari, Federico Casaretto, Magdalena Sáenz de Zumarán, Elisabeth Arrieta, Diego Echeverría, Rodrigo Blás, Alejandro Lussich, José Hualde, José Vázquez, Ma. del Rosario Borges y Sebastián Silvera. Preside el acto: Marie C. Millán.  Actúa en Secretaría: Nelly Pietracaprina (Secretaria General), con el apoyo de Gonzalo Pérez Muró  (Director de Dirección Legislativa).-

SEÑORA PRESIDENTA.- Vamos a dar inicio a esta Sesión Solemne de la Junta Departamental en el marco del Año del Bicentenario, que estamos celebrando en el 2011, y en el marco también de la fecha que celebramos hoy, que es el 19 de junio, Natalicio de nuestro Prócer General Artigas.-

                Nos acompañan en la Mesa el Alcalde de Pan de Azúcar, Miguel Plada, y el Concejal Alberto González.-

                Para dar inicio a la Sesión, vamos a escuchar primero las estrofas del Himno Nacional.-

(Así se hace).-

(Aplausos).-

                Para comenzar con la parte oratoria de esta Sesión Solemne, le damos la palabra a la señora Edila “Marita” Fernández Chávez.-

SEÑORA FERNÁNDEZ CHÁVEZ.- Gracias, señora Presidenta.-

                Autoridades presentes, compañeros Ediles, público y prensa que nos acompañan, funcionarios de la Junta Departamental.-

                Hoy nos sentimos en verdad orgullosos de recibir al Cuerpo en nuestra ciudad. La cercanía con el vecino es lo que realmente nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenidos! ¡Bienvenidas!

                Esta Sesión Solemne que nos convoca en este año tan enriquecido de tradición y rescate de nuestra Historia, este año del Bicentenario del Proceso de Emancipación Oriental, esta Sesión, señora Presidenta, que celebra un nuevo Natalicio de nuestro Prócer, don José Gervasio Artigas, tiene la solemnidad y la responsabilidad de renovar el vínculo con nuestro pasado.- (a.l.)

En un día como el de hoy, un 19 de junio de 1764, nacía el que sería el primer Jefe de los Orientales y primer estadista de la Revolución del Río de la Plata, quien sería -señora Presidenta- quien traería vientos libertarios a nuestra tierra sometida por el yugo de la Corona Española.-

Joven inquieto, egresado estudiante del Colegio Franciscano, trabajador rural, decide a los 33 años unirse a los Blandengues, ingresando en Maldonado, en lo que conocemos hoy como el Cuartel de Dragones.-

Buen militar, carismático y confiable, va ganando el corazón de la gente del campo, estancieros y pobladores, por su valor como soldado y su sentido de justicia, equitativa y tolerante.-          

                Su formación básica se ve enriquecida a través de su convivencia con don Félix de Azara, un sabio naturalista español que además era poseedor de vastos conocimientos, cuyas ideas económico-sociales calaron hondo en Artigas.-    

Podríamos hablar de lo que significó reunir trescientos peones y paisanos para unirse a la Revolución de Mayo de 1810, podríamos hablar de los levantamientos de Belén en el Alto Uruguay o a orillas del Arroyo Asencio. Podríamos -señora Presidenta- ahondar en detalles de lo que significó el triunfo de San José o de la Batalla de Las Piedras, su lucha contra los portugueses -que al igual que los españoles defendían las posesiones de los Borbones-, la traición de Buenos Aires, los manejos de Sarratea, la manipulación fallida de Vigodet.-

En realidad queremos referirnos al después, reflexionar acerca de lo que fueron sus últimos años.-

Luego del Armisticio de Octubre de 1820 entre revolucionarios de la Junta de Mayo y los españoles, Artigas decide retirarse al Yapeyú. Inicia camino al Norte, costeando el Río Uruguay con tres mil hombres de su ejército y seguido por una caravana de quince mil personas de todas las clases sociales, en un hecho histórico sin precedentes, que se conocería como “el Éxodo del Pueblo Oriental”.-

Luego de tres meses de marcha acampa con su gente en el Ayuí. Allí fue víctima de las intrigas de los bonaerenses, que a través de Sarratea  buscan el acuerdo para  enfrentar a los españoles. Vuelve a su tierra con su gente y sus soldados y a las órdenes del General Rondeau, en el año 1813, forma parte del sitio de Montevideo.-

Siendo un hecho la posesión de la Provincia Oriental por sus nativos, Artigas decide que es hora de participar en el cónclave que los argentinos llevaban adelante legislando para todas las provincias. Manda sus Diputados con el documento que podría ser -o hubiera sido- la Carta Magna para las provincias, conocido como las Instrucciones del Año XIII. Los bonaerenses no reconocen a los Diputados y menos aún el documento y, en una serie de hechos posteriores, declaran a Artigas traidor y enemigo de la Patria.-

Luego de varios hechos, de mucha Historia, de la derrota de Carumbé y de India Muerta, luego de traiciones y derrotas, perseguido por los traidores, el 5 de setiembre de 1820 cruza el Paraná donde es prisionero, primero en Asunción y luego en Curuguaty, un remoto pueblo de negros que le designaron como destino.-

Vivió de una pensión que durante algunos años le pagaran, que luego le quitan cuando descubren que la repartía con los pobres en limosnas.-       

Cuando asume el Gobierno Carlos Antonio López le permite ir a vivir a Ybyray, acompañado de Ansina y de Lencina, sus fieles compañeros, y es allí que Alfredo Demersay pinta el único retrato que de esa época conocemos.-

Los pobres lo apreciaban y llamaban “Caraí marangatú”,  “Padre de los pobres” o “bondadoso señor”. En esa pobreza, el 23 de setiembre de 1850 muere Artigas. Sus restos, seguidos  de tres o cuatro vecinos, recibieron silenciosa sepultura en el Cementerio de La Recoleta, a corta distancia de su vivienda, y quedaron en la fosa 26 del sector denominado “Camposanto de los insolventes”, porque nadie pagó a los curas los dos pesos que cobraban por sus derechos.- (k.f.)

                Esto, señora Presidenta, ha sido un apretado resumen de una vida que aún hoy sigue siendo ejemplo para la Historia, que al decir de un escritor argentino tuvo que ser acreedor a la gracia de un alto poder especial que pudo permitirle haber sido tan impetuoso en sus ideas, tan prudente en sus vicios, tan humilde en su conducta, tan austero en su vida, tan fuerte en la adversidad, tan pobre en la muerte y tan grande en todo momento.-

                Muchas gracias.-

(Aplausos).-

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias, señora Edila.-

                Señor Edil Rótulo.-

SEÑOR RÓTULO.- Buenas tardes señora Presidente, Alcalde, público presente, funcionarios, señoras y señores Ediles.-

                Es un honor tener en nuestra ciudad al Legislativo Departamental.-

                Hoy se conmemoran 247 años del nacimiento de nuestro Prócer José Gervasio Artigas, máximo héroe de la República Oriental del Uruguay, primer Jefe de los Orientales y primer estadista de la Revolución del Río de la Plata.-

                Nació el 19 de junio de 1764 y fue el tercer hijo de seis que tuvieron sus padres. Era hijo legítimo de don Martín José Artigas y de doña Francisca Antonia Arnal.-

                La familia Artigas estuvo vinculada a la fundación de Montevideo; su abuelo y su padre ocuparon cargos de importancia en el Gobierno colonial y se preocuparon por el progreso de la Banda Oriental.-

                A los dos días de nacido, José Artigas fue bautizado en la Iglesia Matriz, como consta en la partida de bautismo de la Catedral de Montevideo, por el Presbítero Doctor Pedro García, siendo su padrino Nicolás Zamora, Escribano Secretario del Cabildo.-

                No existen datos sobre su lugar de nacimiento, sus padres vivían en Montevideo y tenían campos en El Sauce.-

                Los historiadores apuntan más a que ese nacimiento tuvo lugar en la ciudad de Montevideo en la casa que estaba en la calle San Luis y San Benito, actual Cerrito y Colón en la Ciudad Vieja. Era una amplia casa de fuertes muros de piedra, material abundante en el lugar, techo a dos aguas cubierto de tejas con dos puertas y dos ventanas de madera. Allí vivían sus abuelos, que compartían la amplia vivienda con su hija Francisca y su esposo Martín José Artigas. Allí transcurrieron los primeros años de pequeño en aquel Montevideo colonial que llevaba escasos 40 años de fundado.-

                Al cuidado de un criado negro, al que llamaban “Tío Domingo”, asistió a la Escuela de los Padres Franciscanos, donde hoy es la sede del Banco República. Allí recibió la enseñanza de la época, la escuela tenía doble horario y un descanso a mediodía para almorzar con su familia; se enseñaba a leer y a escribir, nociones de matemáticas, etc. Pronto se distingue entre sus compañeros por la clara inteligencia y aficiones literarias. Sus maestros, los monjes del Convento de San Francisco, lo distinguen y lo estimulan.-

Es el nieto predilecto de su abuelo materno. Los abuelos maternos de Artigas tenían una casa en el campo, en El Sauce. Más tarde pasó por herencia a la madre de José Artigas, cuando el niño tenía 9 años.-

                Dada la proximidad de la capital, la estancia era frecuentada por la familia. Así fue aprendiendo las tareas del campo y familiarizándose con los habitantes gauchos e indios. Amamantado por su madre americana llevaba por las venas la sangre de dos generaciones criollas. Compartió la vida del hombre de campo y conoció las aspiraciones justas de todos. El ideal republicano que defendió toda su vida fue el ideal que concibió su alma adolescente en las aulas del Convento de San Francisco. Hombre de la ciudad y del campo al mismo tiempo va moldeando una fuerte personalidad de caudillo.-

                Todos los historiadores afirman que el joven Artigas era de regular estatura, ojos azules y atrayente simpatía. José Gervasio Artigas era de regular estatura, ancho y cargado de espalda, de rostro agradable, algo calvo, de tez blanca y de conversación afable y decente.-

                Muchas gracias.-

(Aplausos).-

SEÑORA PRESIDENTA.- Queremos dejar constancia que nos acompañan también en esta Sesión la Diputada Lourdes Ontaneda y el Comisario Richard Wellington, en representación de la Jefatura de Policía de  Maldonado.- (cg)              

(Aplausos).-        

Le corresponde el turno ahora al señor Edil Sanabria.-

SEÑOR SANABRIA.- Gracias, Presidenta.-

                Señora Presidenta, Alcalde, Concejales, autoridades nacionales y departamentales, colegas Legisladoras y Legisladores Departamentales, vecinas y vecinos de Pan de Azúcar: es para nosotros, representando al Partido Colorado, un honor encontrarnos en esta querida ciudad de Pan de Azúcar, junto a nuestro compañero y Coordinador de Bancada, Eduardo Elinger, en una fecha tan especial.-

                Primero que nada queremos felicitar la recurrente iniciativa de que nuevamente el Cuerpo Deliberativo Departamental de nuestro Departamento -el cual integramos con mucho orgullo- se encuentre sesionando fuera de la capital departamental, dando señales claras de lo que significa estar a favor de profundizar la descentralización y, por ende, el acercamiento más directo a la población.-

                Hoy es una fecha sumamente importante: conmemoramos el Natalicio de nuestro máximo Prócer, de nuestro gran héroe nacional, de don José Gervasio Artigas.-

                Artigas nace en Montevideo -como bien se ha dicho- el 19 de junio de 1764, siendo sus padres don Martín José Artigas y doña Francisca Antonia Arnal; su abuelo paterno, Juan Antonio, figuró entre los primeros pobladores de Montevideo.-

                Después de estudiar en el Colegio Franciscano San Bernardino se dedicó a las tareas rurales en la estancia de su padre, comenzando años más tarde a ganarse la vida comprando cueros en la campaña para venderlos a los exportadores de Montevideo.-

                En el año 1791 nace su primer hijo, fruto de una unión con Isabel Sánchez. En el año 1797, seis años después, ingresó como soldado de la Caballería del Regimiento de Blandengues creado para combatir el robo de ganado y el contrabando en la Banda Oriental, y para proteger la frontera con Brasil.-

                En 1805, siendo ya Oficial del Cuerpo, debió retirarse del ejército por razones de salud y se casó con su prima Rafaela Villagrán. Con ella tendrá tres hijos: José María, Francisca y Petronila.  Pero lamentablemente las dos niñas morirán a los pocos meses de su nacimiento, lo que deprimió de una manera tremenda a Rafaela, su señora, que terminó, lamentablemente, enloquecida.-

                Artigas debió retornar al servicio activo y fue en el año 1806, durante las Invasiones Inglesas, que participó en la reconquista de Buenos Aires y en la defensa de Montevideo a las órdenes de Liniers.-

                En febrero de 1811 el Gobernador español de Montevideo, Javier de Elío, nombrado ya Virrey del Río de la Plata, le declaró la guerra a la Junta Revolucionaria creada en Buenos Aires en mayo de 1810.-

                El entonces Capitán Artigas desertó de la guarnición de Colonia y se puso a disposición del Gobierno porteño, que le dio el grado de Teniente Coronel, 150 hombres y $ 200 para iniciar el levantamiento de la Banda Oriental contra el poder español.-

                El 28 de febrero de 1811, dos campesinos, Pedro José Viera y Venancio Benavídez, con el apoyo del sublevado comandante militar de la región,  Ramón Fernández, daban en Asencio -Soriano- el “Grito de Libertad del Pueblo Oriental” y se disponían, obviamente, a luchar junto a nuestro máximo Héroe, José Artigas.-

                  Nuestro Prócer Artigas fue reclutado y fue reclutando un verdadero ejército popular, conformado por gauchos orientales empobrecidos por la administración de Elío en ese momento, repartiendo el propio Artigas entre sus paisanos las tierras y los ganados que iba tomando, poco a poco, del Gobierno español.-

                Con estas fuerzas es que el 18 de mayo de 1811 derrotó a los realistas en el combate de Las Piedras y puso sitio a Montevideo, hasta que sorpresivamente, y sin consultarlo, el Primer Triunvirato firmó, en octubre, un armisticio con Elío por el cual se comprometía a retirar las tropas que habíamos mencionado.-

                Nosotros, al hablar de Artigas tenemos que hablar del precursor del federalismo en el Río de la Plata; tenemos que hablar, sin duda, de aquel conformador de la Liga de los Pueblos Libres, de ese 1814 en donde la popularidad de Artigas se había extendido a varias de las actuales provincias argentinas afectadas -al igual que la Banda Oriental- por la política de libre comercio y puerto único que se promovía desde Buenos Aires, arruinando a los artesanos y campesinos del interior.- (c.i.)

                El Congreso de los Pueblos Libres -obviamente conocido por todos- no debe dejar de mencionarse. En 1815 Artigas recuperó Montevideo, ocupada hasta entonces por las tropas porteñas y convocó en Concepción del Uruguay, el 29 de junio de 1815, al Congreso de los Pueblos Libres.-

                Artigas, sinónimo de “Padre de los pobres”; un Artigas que vive en el Paraguay humildemente, bajo la protección de los sucesivos gobernantes paraguayos de aquel entonces y que después de tres décadas de exilio paraguayo muere a los 86 años, el 23 de setiembre de 1850 y en el año 1855 sus restos son repatriados a Uruguay.-

                Artigas según Artigas, vamos a leer brevemente: “Yo no hice otra cosa que responder con la guerra a los manejos tenebrosos que el Directorio me hacía por considerarme enemigo del centralismo, el cual solo distaba un paso del realismo -la monarquía. Pero los ‘Pueyrredones’ y sus acólitos querían hacer de Buenos Aires una nueva Roma imperial” -decía Artigas- “mandando a sus procónsules a gobernar a las provincias militares y despojarlas militarmente de toda representación política, como lo hicieron rechazando los Diputados al Congreso que los pueblos de la Banda Oriental habían nombrado y poniendo precio, por supuesto, a mi cabeza”, sentenciaba Artigas.-

                Para finalizar tenemos que señalar lo que significó el Éxodo. “Cada día veo con más admiración sus rasgos singulares de heroicidad y constancia. Unos quemando sus casas y quemando sus muebles, otros, caminando leguas y leguas a pie por falta de auxilio por haber consumido sus cabalgaduras en el servicio. Mujeres ancianas, viejos decrépitos, párvulos inocentes acompañan esta marcha manifestando todos la mayor energía y resignación en medio de todas las privaciones”, decía Artigas. “Yo llegaré muy en breve a mi destino con este pueblo de héroes, y al frente de seis mil de ellos que obran como soldados de la Patria, trabajaré gustoso en propender a la realización de los grandes votos de nuestra ciudadanía”. Ese es nuestro Héroe, ese es nuestro Artigas, ese es, en definitiva, el caudillo del Sur que tanto hoy respetamos y valoramos en esta querida ciudad de Pan de Azúcar.-

                Muchas gracias, Presidenta, muchas gracias, compañeros.-

(Aplausos).-

Durante el transcurso de dichas intervenciones, se retiró el Edil Juan Valdéz e ingresó la Edila Eva Abal. Asimismo alternaron bancas los Ediles Diego Silveira y Flavio Maffoni.-

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas  gracias, Sanabria.-

                Tiene la palabra la señora Edila Abal.-

SEÑORA ABAL.- Buenas tardes a todos y todas los presentes.-

                Es un honor dirigirme a ustedes en este día en el que honramos al Prócer de la Patria y es también un orgullo hacerlo aquí en Pan de Azúcar, tierra de donde vienen mis mayores, los que contaban que en época de las revueltas independentistas el mismo Artigas había encerrado caballos en sus mangueras de piedra, atravesadas hoy por la Ruta 60.-

                Mucho se ha dicho de don José Gervasio Artigas a través de la Historia escrita de este continente y de nuestro país. Es así que podemos encontrar, por lo menos, cuatro perfiles.-

                El primero, será el que pintan sus enemigos: la leyenda negra. Esta pinta al Prócer como un líder insurrecto sin otra ley que su voluntad. Un gran ególatra inadaptado que no acepta otro gobierno que el suyo.-

                Se lo tildará de anarquista, traidor, bandolero, pirata, contrabandista, demagogo, explotador de las masas pobres y embrutecidas, etc.. Así lo definen los imperialistas españoles y portugueses, los liberales porteños y montevideanos y aquellos que en el devenir de los primeros años de la nación pretendieron imponernos a su traidor, Fructuoso Rivera, como el político pragmático hacedor de esta República.-

                El segundo perfil es el Héroe de bronce; este sería el Artigas estadista. El primer soldado de la nación, el republicano a ultranza, el líder paternal de las masas desvalidas. Aquel hombre que sólo tuvo una vida oficial y políticamente correcta. El soldado incansable y el orador de las grandes frases. Un Artigas editado según las circunstancias, el inmutable coloso montado en un brioso corcel. Esta sería la creación de aquellos que no podían mostrar al Protector de los Pueblos Libres en su dimensión completa.-

                Más tarde comenzaría el período de revisión de su vida, sus documentos  y su legado. De las investigaciones históricas algo más serias cada divisa partidaria exaltaría aquello que en su contexto o fuera de él, los hiciera acercarse a la figura de este gran hombre.-

                De ahí surgiría el tercer perfil: el político de partidos que él no conoció.- a.f.r.

Así, el Artigas de los blancos es republicano nacionalista, proagropecuario, defensor de los humildes, etc. En cambio, el Artigas de izquierda de los 70 es jacobino, comunitario y hasta casi socialista. Para los colorados más acérrimos, los que descienden del riverismo, sigue siendo un gran problema que prefieren evitar y, para los otros, alguien que se puede maquillar. Están también los que creen que fue un mito, pero llegó la dictadura y lo mostró nuevamente como el ídolo de bronce y para su pueblo volvió a ser signo de libertad, volvió a liderar la lucha y la enseñanza de su vida y su ideario fue vehículo de democracia y hermandad.-

En estas últimas décadas los historiadores nos entregan su cuarto perfil: el hombre, el que soñó con otra orientalidad. Este es el baqueano, el gaucho, el hombre leal, el estadista independentista y multiétnico, el labrador de su tierra, el chamán, el hombre que amó a muchas mujeres y tuvo conciencia de su propia humanidad, el padre de muchos hijos, el esposo dolido por aquella esposa raptada por la locura, el hombre victorioso, el General avasallado pero no vencido en su ideal. Un hombre de carne y hueso, nada más.-

De todos estos yo me quedo con el muchacho inquieto y brioso que vivió su primera juventud en libertad, al aire libre, a campo abierto, en tierras de su gente. Allí conocería la cosmovisión guaraní, la lealtad y la resistencia salvaje de la negritud, la independencia casi animal del gaucho, las nuevas ideas que surgían en el resto del mundo y tal vez algo más.-

Por su mocedad conocerá a Isabel, madre de dos de sus hijos. Después vendría todo el territorio oriental, el contrabando, la faena, la persecución de la Corona y algún amor más.-

Llega a una edad para tomar las cosas con más formalidad y se enrola en los Blandengues a cambio del indulto por sus delitos. Se casa con Rosalía Villagrán, su prima, pasa por el dolor de perder a dos de sus hijos y ver enfermarse a su mujer y tratar de criar a su hijo sólo. Nunca se apartará de la responsabilidad que lo une a esta mujer, aunque la vida lo uniera a otras.-

La puesta a disposición de las fuerzas independentistas y el reclutamiento de aquellos hombres que, conociéndolo como baqueano o como soldado, lo respetan como líder, va a ser el comienzo del ejército que todos llamamos artiguista. Aquí se ve claramente la figura de Joaquín Lencina, nuestro “Negro Ansina”, como líder de los negros libertos dispuestos a acompañar la lucha y aparecen los primeros caciques charrúas como parte del Ejército artiguista, Andresito como su Capitán. Debemos dar su justo valor a estos hombres que no serán sus fieles subordinados militares nada más, serán sus amigos leales, serán sus socios en esta gesta y no un hijo adoptado y una propiedad, son sus referentes frente a dos naciones.-

En la Batalla de Las Piedras quedan claras las ventajas de conocer la tierra, Artigas lucha en tierras de sus padres y en el uso y forma de ataque propios de los guaraníes muestra su incidencia estratégica. Este General escucha a su tropa, vive y sangra con ella, los mira en estado de igualdad.-

Llegará luego el sitio de Montevideo y las diferencias con Buenos Aires que nos muestran al hombre que no acepta prebendas, no entrega principios y no se quiebra ante la presión de ningún poder por más grande que este sea. Ese es el Artigas político y guerrero que debemos recordar. Seguirá la lucha, habrá más victorias y en estos momentos el hombre frente al poder elegirá la clemencia y la negociación antes que la venganza. La Oración de Abril, las Instrucciones del Año XIII y aun los actos de gobierno en Purificación denotaron al líder que ve a todos los hombres como sus semejantes, al que ve en la diferencia de credos, razas y culturas, la semilla de la nueva orientalidad. En este período vemos al Artigas federal, al que no cree en la independencia sólo de nuestro pueblo, sino de todo el continente, aquel que va tomando dimensión americanista.-

En su correspondencia podemos encontrar amistades como filósofos, intelectuales, enemigos militares, líderes como Simón Bolívar, Güemes, Washington y otros. Y de cartas, canciones y relatos orales podemos conocer de su trato afable y llano con todos quienes lo trataron. También tendremos noticia de sus dudas frente al amor con Melchora Cuenca. Sí, aquel hombre maduro y signado por su destino teme arrastrar a tan joven mujer en su derrota. Las tribulaciones, las dudas y los temores de este líder frente al pueblo que lo sigue a la Redota y su inmensa humildad frente a la responsabilidad de guiar a aquellos que prefieren caminar detrás suyo a aceptar el yugo del imperio. Frente a todo esto, Artigas se hace grande.- (a.l.)

Su dolor y sus desvelos, su austeridad personal y todas las muestras de conciencia y justicia de este período, hacen de este hombre merecedor del título de “Padre de la Patria”.-

                Vendrían después la derrota, la traición y la ignominia, y aquel General que aún tiene tras de sí a un ejército fiel elige el exilio. Este es el hombre que comprende el doloroso acontecer de su tiempo y se niega a sangrar a su pueblo. Es el estadista que da un paso al costado con dignidad, es el amante que renuncia a su familia antes que verla privada de libertad.-

                La lancera paraguaya, Melchora Cuenca, y sus hijos, quedarán al borde del Queguay. Se niega a que su mujer lo acompañe a tierras que le son hostiles. Pero no se va en soledad; Ansina y su batallón acompañan su destino.-

Esto nos muestra hasta qué punto estos hombres negros fueron libres, pues eligen compartir el destino del Patriarca. La tierra de la Banda Oriental no es su tierra, lo suyo es el ideario artiguista y su visión de igualdad. Atrás quedan sus criollos y sus indios atados a la tierra y a la lucha, que luego harían de este país lo que conocemos.-

El Artigas del exilio es el hombre sabio y justo que labra su tierra y comparte la poca riqueza que logra sacar de ella, el consejero de su otrora enemigo Francia, el anciano que conoce la vida y la guerra, la justicia y la espiritualidad. Un hombre que funda una nueva familia y vive sus últimos años en paz pero que, cuando la tierra que lo cobija corre peligro frente a sus viejos enemigos, ofrece su lanza para luchar, ofrece aquel batallón que todavía le es fiel.-

Serán sus últimos años muestra de que se podría vivir así, como él había propuesto. Y ya en su última hora, enfrentado cara a cara con la muerte, fiel a lo vivido, elige morir de pie.-

Este es el Artigas que todo uruguayo debe honrar.-

Muchas gracias.-

(Aplausos).-

SEÑORA PRESIDENTA.- Muy bien, señora Edila Abal.-

                Señor Edil Montenelli.-

SEÑOR MONTENELLI.- Gracias, señora Presidenta.-

                Señor Alcalde, señores Concejales: es una inmensa alegría estar de vuelta en mi casa y contar con todos los funcionarios y compañeros Ediles acá. Es una inmensa alegría tener a la Presidenta en nuestra casa, a pesar de la paradoja de que tengo menos años en Pan de Azúcar que los que tengo de vida. He recorrido todo.-

                Me parece que el mejor homenaje que le podemos hacer a Artigas en el año del Bicentenario es hablar un poco de Pan de Azúcar, de sus raíces, de lo que ha logrado Pan de Azúcar y del impulso de la gente que lo formó y lo soñó.-

                El nombre de Pan de Azúcar data desde 1717, de los primeros portugueses que lo comparaban con el pan de azúcar. Es una historia que nos inculcaba el “Maestro Chino”, el Profesor Ricardo Leonel Figueredo. Él fue quien nos introdujo en el afán de estudiar y referirnos a la Historia de Pan de Azúcar.-

                Pan de Azúcar fue centro cultural, deportivo y productivo del Departamento y vemos con alegría que está retornando a serlo nuevamente.-

Cuando digo cultural me voy a referir, por ejemplo, a don Domingo Piegas Oliú y su Revista “Letras”, al “Veco” Lafferranderie, al Poeta Álvaro Figueredo y a todos aquellos que nos formaron.-

                En el área deportiva, a aquellos soñadores que forjaron el Albion, el primer gimnasio cerrado del Departamento y uno de los primeros del interior del país.- (k.f.)

                Cuando nadie pensaba que se podía lograr una cosa de esas, este pueblo lo logró.-

                Y en el ámbito de la producción esta zona tuvo su auge hace 50 años atrás. En RAUSA, la industria del cemento y la industria automotriz nos forjamos muchos jóvenes, a quienes nos marcó para siempre.-

                Contar con la industria automotriz implica un nivel de desarrollo en el país que puede resultar extraña en Pan de Azúcar. Gracias al impulso de cuatro personas, nos referimos a Luzardo, a los Fontes, a Blanco y a Trilles -que en épocas en las que hablamos de descentralización tenemos que hablar de regionalización-, hace 50 años atrás, se logró la regionalización de la industria.-

                Les agradezco a todos porque de la Historia de Artigas mis antecesores Ediles la han descrito muy bien. Yo solamente quería darle en este día a mi pueblo el homenaje que merece.-

                Gracias.-

(Aplausos).-

SEÑORA PRESIDENTA.- Gracias, señor Edil.-

                Le corresponde la palabra al señor Edil Meneses.-

SEÑOR MENESES.- Gracias, señora Presidenta.-

                El saludo a la Representante Nacional, al representante de la Jefatura, señora Presidenta, señor Alcalde de Pan de Azúcar, al resto de las autoridades presentes y público de Pan de Azúcar.-

                Creo que este es un tema fundamental para nosotros, para lo que es pertenecer a esta Junta que, por suerte, cada vez está teniendo un mayor contacto con los diferentes sectores de la población.-

                A veces -y lo decía la otra vez-, en momentos de discusiones -que creo resultan efímeras- perdemos de vista lo que es el contacto con la población. Estos momentos nos hacen sentir cuál es la realidad de la zona, cuál es la realidad del país y cuál es la realidad de este Departamento.-

                El ideario artiguista, sin duda, es lo que nos ha traído en la tarde de hoy a la ciudad de Pan de Azúcar.-

                Me gusta la Historia, pero creo que hay gente más capacitada -por lo menos dentro de nuestra Bancada-, sin duda, para hablar de eso.-

                Las ideas artiguistas no son propiedad de nadie, nadie debe creerse que un partido o una persona han heredado las ideas artiguistas, creo que en absoluto; son propiedad del pueblo, son propiedad de los uruguayos, de los que están acá y los que están afuera, de los que luchan en esta zona, en el campo, en la ciudad o en cualquier lugar de este planeta, esos son los propietarios realmente del ideario artiguista. Y dentro de este ideario artiguista hay un precepto que decía nuestro compañero Sanabria hace instantes, que es la descentralización.-

Quiero basarme un poco en eso, porque es, sin duda, importante, porque se han dado pasos al respecto, porque formamos en lo personal parte de un Partido que ha luchado desde siempre por este concepto de descentralización, no como una palabra en sí misma sino para darle contenido. De poco vale hablar de la descentralización si después nos quedamos en que los bienvenidos Municipios no tienen la independencia económica, si los bienvenidos Municipios a veces no pueden decidir sobre situaciones realmente importantes que suceden en la zona, si a veces se enteran por noticias de prensa de qué es lo que va a pasar en la zona, qué industrias se van a instalar o qué es lo que va a estar sucediendo. La verdadera descentralización pasa por seguir luchando por este tipo de cosas, por seguir, entre todos, formando parte y luchando, se pertenezca o no a cada una de las zonas.-

                Me siento congratulado de que nuestro Partido sea la Bancada de Zona Oeste más importante en cantidad, no digo ya en calidad -ese es un tema discutible- pero sí en cantidad. Y es importante, es una cosa por la que hemos luchado siempre y luchamos hacia adentro, y por supuesto que luchamos hacia fuera y ustedes lo saben; los que fueron compañeros míos en el anterior Período como la actual Diputada, como también los que hoy nos acompañan, vivimos insistiendo sobre este tipo de situaciones. Y es en este precepto artiguista de la descentralización que, reitero, venimos con mucha alegría a formar parte de esta fiesta en Pan de Azúcar, en un Pan de Azúcar que -como hablaba el compañero sobre su Historia- tiene muchísima Historia, sin duda, pero debemos pensar en un futuro.-

                Nosotros en el Período pasado votamos con muchísima esperanza la posibilidad de un parque industrial en Pan de Azúcar que, lamentablemente, no fue realidad, pero estamos contestes en que se debe seguir luchando para que  Pan de Azúcar -que siempre fue uno de los polos, sin duda, de atracción para la gente en lo que tiene que ver con la parte laboral- siga creciendo.- (cg)

                Por eso, entre los vecinos de Pan de Azúcar y sus nuevas autoridades entendemos que debe haber una lucha constante para que este Pan de Azúcar que hoy parece tener la posibilidad de nuevas industrias en la parte automotriz -como también lo decía  nuestro compañero preopinante- esté generando nuevamente posibilidades laborales; posibilidades estas para un Pan de Azúcar o para un Gregorio Aznárez que viven sufriendo las inclemencias de no tener la posibilidad de un entorno laboral que les posibilite a sus jóvenes -de  cualquiera zona- tener un crecimiento cerca y no tener que movilizarse -como ustedes ven- continuamente por Ruta 9 -gente haciendo dedo o yendo en ómnibus hacia la zona central de Maldonado o Punta del Este- para trabajar.-

                Es en ese precepto que nos queríamos basar: en ese Pan de Azúcar de antes -que sin duda fue importante-, en un Pan de Azúcar de hoy que es importante y en uno del futuro que va a ser muchísimo más valioso, sin duda, para todo nuestro Departamento.-

                El agradecimiento a los que nos reciben hoy, el agradecimiento a los compañeros que siempre están contestes en acompañar este tipo de salidas a cualquiera sea la zona del Departamento. Creo que entre todos debemos seguir luchando para que la descentralización no sea una mera palabra y que quede dentro de uno de los preceptos artiguistas más importantes y que sea, sin duda, una de las bases fundamentales para el crecimiento de todo un Departamento que se merece que todas sus zonas reciban una redisposición de todo lo que tiene que ver con la inclusión de su dinero, de una independencia en lo que tiene que ver con lo monetario, para poder tener decisiones propias reales y que a veces no estemos siempre pendientes de lo que está sucediendo o de las decisiones que terminan siendo tomadas en escritorios de la capital del Departamento.-

                Muchísimas gracias por haber sido recibidos en la tarde de hoy en este momento tan importante para nuestro país.-

(Aplausos).-

SEÑORA PRESIDENTA.- Gracias, señor Edil Meneses.-

                No tengo más Ediles anotados; le vamos a pedir al Alcalde Plada que también se refiera al hecho que estamos conmemorando hoy.-

SEÑOR PLADA.- Gracias, Presidenta.-

                Señores Ediles Departamentales, señores Diputados presentes, autoridades departamentales y locales, vecinas y vecinos todos, funcionarios de la Junta Departamental: es un honor para nosotros recibir a esta Sesión Solemne de la Junta Departamental en el territorio de nuestro Municipio. Saludo esta idea porque es importante en el marco de la descentralización, camino en el cual hemos comenzado a andar y que seguramente va a llevar un tiempo para encontrarle toda su posible productividad, pero hay que empezar, cosa que se ha hecho.-

                Es muy importante hablar de los hechos acaecidos hace 200 años, es importante conmemorar fechas como la del Natalicio de nuestro Prócer José Artigas.-

                En Pan de Azúcar sí hemos querido realizar, con todo nuestro cariño y nuestro amor, un gran acto que en el día de hoy se vio en parte frustrado por el mal tiempo. Estaba previsto un desfile muy importante, donde participaba toda la población de nuestro territorio, pero no se pudo. De todos modos se hizo un hermoso acto en el Polideportivo.-

                Les quiero contar que el Municipio de Pan de Azúcar ha querido estar presente en el marco del Bicentenario del proceso de nuestra emancipación: hemos estado presentes conmemorando los 200 años del Grito de Asencio -allí en el Arroyo Asencio, donde pusimos una placa y también una ofrenda floral, eso fue el 28 de febrero-; el 4 de abril estuvimos en Villa Soriano conmemorando los 200 años de la defensa de Villa Soriano, así como también el 18 de mayo en Las Piedras, conmemorando los 200 años de la Batalla de Las Piedras.-

                Estos temas los hemos tomado desde nuestro Municipio, junto a los señores Concejales y también junto a parte de la comunidad que se ha sumado  para decir que estamos viviendo momentos trascendentes.-

                Y como es bueno que se discutan los temas y que haya diferentes opiniones y matices, también es bueno reconocer que existen temas como estos que nos unen y de los que también es bueno y sano          hablar.- (c.i.)

                El reconocimiento a la labor de la Junta Departamental toda. En nombre de la señora Presidenta saludo a todos los Ediles y el reconocimiento por la tarea que hacen -ustedes que están presentes y los que no pudieron venir en el día de hoy-, tarea realmente importante y que hace a nuestra sociedad plena en democracia.-

                Nuevamente rescato y valoro la tarea de ustedes.-

                Muchas gracias.-

(Aplausos).-

SEÑORA PRESIDENTA.- Muchas gracias, señor Alcalde.-

                En nombre de la Junta le vamos a entregar este pequeño recuerdo de la participación de la Junta Departamental en estos festejos.-

SEÑOR ALCALDE.- Muy amable, muchas gracias.-

(Así se hace).-

(Aplausos).-

                De esta manera, entonces, estaríamos culminando esta Sesión Solemne.-

(Es la hora 15:46 minutos).- a.f.r.

Siendo la hora quince y cuarenta y seis minutos y habiéndose agotado el Orden del Día previsto, la Sra. Presidenta declara clausurado el acto, labrándose para su debida constancia la presente que se firma en el lugar y fecha Ut – Supra.- 

                                                                                                   

                               

                                                                                                                                              Sra. Marie C. Millán

                                                                                                                                                      Presidenta

                                                     

 

 

 

                Sra. Nelly Pietracaprina

                                                   Secretaria General

 

 

 

Sra. María Desanttis de Pérez

 Directora de Departamento

 Reproducción Testimonial