Sesión Extraordinaria 27 de marzo de 2015

Imprimir
Modificar el tamaño de letra:

DIARIO DE SESIÓN Nº 233.- En la ciudad de Maldonado, siendo la hora 21:16 minutos, previo llamado reglamentario a Sala, se da inicio a la Sesión Extraordinaria convocada para el día viernes 27 de marzo de 2015. Concurren a Sala los Ediles titulares Fermín de los Santos, Daniel De Santis, María Fernández Chávez, Juan C. Ramos, Daniel Ancheta, Graciela Ferrari, Andrés de León, Hébert Núñez, Liliana Berna, María Cruz, Federico Casaretto, M. Sáenz de Zumarán, Nino Báez, Andrés Rapetti, Alejandro Lussich, José Hualde, María del Rosario Borges, Sebastián Silvera y los Ediles suplentes José Monroy, María C. Rodríguez, Juan Shabán, Juan Sastre, Leonardo Delgado, Héctor Plada, Nelson Balladares, Juan Valdéz y José Gallo. Con Licencia Reglamentaria: Rodrigo Blás. Ediles inasistentes: Daniel Rodríguez, Eduardo Bonilla, José L. Noguera, Roberto Airaldi, Efraín Acuña, Diego Astiazarán, Liliana Capece, Diego Echeverría, José Pedro Vázquez, Eduardo Elinger y Francisco Sanabria. Preside el acto: Fermín de los Santos. Actúa en Secretaría: Nelly Pietracaprina (Secretaria General).

SEÑOR PRESIDENTE.- Buenas noches, compañeras y compañeros, edilas y ediles. Nos sentamos, por favor…

Siendo la hora 21:16 minutos del viernes 27 de marzo, damos comienzo a esta Sesión Extraordinaria y tenemos que votar el pase a Régimen de Comisión General para recibir a los señores invitados.

SE VOTA: unanimidad, 27 votos.

(Ingresa a Sala la delegación invitada).

SEÑOR PRESIDENTE.- Presentamos a los compañeros que nos acompañan: el Director de la UGD, Ingeniero Jorge Hourcade, el Ingeniero Eduardo Liard, el Químico Gustavo Méndez y el Biólogo Juan José Lagomarsino.

De acuerdo a lo que coordinamos, va a comenzar haciendo uso de la palabra el Ingeniero Hourcade.

Adelante, por favor.

SEÑOR HOURCADE.- Buenas noches a todos.

Estamos culminando un día muy intenso. En particular para nosotros han sido bastantes días de mucha intensidad; el evento que nos convoca sin duda que así lo merece.

Quiero ampliar respecto a quienes me están acompañando en este momento y decir que el Ingeniero Eduardo Liard es el Gerente de la Región Sureste de Obras Sanitarias del Estado; el Químico Gustavo Méndez es el Jefe de Laboratorio de OSE-UGD Maldonado y el Biólogo Juan José Lagomarsino es el Encargado del Área Hidrobiológica de dicho laboratorio, que se ubica en las propias instalaciones de la Usina de Laguna del Sauce.

Me gustaría comenzar con una observación respecto a OSE-UGD Maldonado como una parte de OSE. Me refiero a esto debido a que el problema que nos ocupa está instalado en todo el territorio nacional. Incluso uno podría decir que es extensivo a todo el planeta, pero en este caso me voy a referir a un problema que está instalado en todo el territorio nacional.

La potabilización del agua está a cargo de OSE (Obras Sanitarias del Estado), que en Maldonado cuenta con una Unidad Desconcentrada que, valga la redundancia, es parte de ella.

En ese sentido hemos preparado un informe que, a los efectos de abreviar el tiempo, iré desarrollando con la participación del Biólogo Lagomarsino, que es experto en lo que es identificación de algunas cianobacterias y me parece que es más ilustrativo que él haga esa descripción.

La Laguna del Sauce sufre desde hace muchos años un proceso de enriquecimiento de nutrientes que es conocido como “eutrofización”. Estos nutrientes, nitrógeno y fósforo, son los que, en exceso, promueven la aparición de floraciones y blooms algales que no son otra cosa si no que el crecimiento explosivo de diferentes tipos de algas, según las condiciones ambientales presentes.

Particularmente este verano ha tenido condiciones climáticas no habituales. La incidencia del fenómeno del Niño en su fase débil, que nos afecta desde hace más de medio año, ha ocasionado una pasada primavera con abundantes lluvias, con valores por arriba de los normales. (a.g.b.)

Si a eso sumamos la ausencia de eventos severos de viento durante estos últimos meses, la resultante es que la turbiedad de la laguna, relacionada con el efecto de resuspensión del sedimento por la acción del viento sobre el fondo del cuerpo de agua, ha venido descendiendo a niveles pocas veces medidos. Mientras que un verano promedio es caracterizado por valores de turbiedad de 20 a 30 NTU –es una unidad de medida de esta característica, la turbiedad–, durante el mes de febrero no se superaron valores de 10 NTU y en marzo no se midieron valores superiores a 3 NTU en el agua bruta, el agua de la propia laguna.

A modo de referencia, la norma de agua potable Decreto Nº 375/11 del 3 de noviembre de 2011 tiene como límite máximo permitido 3 NTU en agua potable de distribución. La turbiedad es una medida indirecta de la transparencia del agua; agua más transparente significa un mayor volumen disponible para el potencial desarrollo de algas, pues estas precisan luz para crecer.

Las altas temperaturas de los últimos días, la ausencia de precipitaciones y la disponibilidad de nutrientes en el ciclo de materia orgánica en el verano tardío se suman a lo antes descrito para generar un escenario favorable a las floraciones algales.

En enero de este año fue detectada una floración de cianobacterias llamada deli’chdspermum, que motivó la realización de ajustes en el proceso de potabilización y fue combatida exitosamente con la aplicación de las medidas adecuadas. Esta alga es una vieja conocida de las usinas del país y las floraciones de este género son recurrentes en verano. La turbiedad de la laguna durante este evento mencionado de enero, era de valores cercanos a 15 NTU, cifras que no interfieren con la eficiencia del sulfato de aluminio para la formación de flóculos que posteriormente son eliminados.

Quiero, entonces, dejar constancia de que durante enero existió una floración que durante no menos de tres semanas mereció un ajuste en la potabilización y que la población no se enteró. Esto va a la cuenta de que las floraciones son bastante más frecuentes que lo que la gente se imagina.

Dentro del marco de monitoreo mensual que ha dispuesto la Comisión de la Cuenca de la Laguna del Sauce y que OSE ejecuta, se realizaron muestreos en diferentes puntos establecidos de la laguna. Se realizaron muestreos, programa de monitoreo, Comisión Laguna del Sauce, el 11 de marzo. Ese fue el último monitoreo y, como ustedes pueden apreciar, fue muy próximo a cuando se ocasionó el evento del cual estamos hablando.

Durante ese muestreo no se detectó floración alguna, pero fue identificada la presencia de especies potencialmente productoras de esos fenómenos, hecho habitual en esta época del año.

El alga que se desarrolló durante el actual evento de floración ha sido identificada como cylindrospermopsis, cianobacteria de origen tropical; esta fue por primera vez detectada en este sistema. Se ha desplazado hacia el Sur de América con el corrimiento de las líneas de temperatura, que también ha favorecido a los vectores de enfermedades tropicales y cultivos que antes eran exclusivos de la zona intertropical.

Le voy a pedir ahora al Biólogo Lagomarsino que pase a describirnos los tipos de cianobacterias aparecidos.

SEÑOR LAGOMARSINO.- Buenas noches.

Las cianobacterias son algas procariotas que tienen una edad aproximada de 3.600.000.000 de años. (a.f.r.)

Son las responsables del origen de la atmósfera terrestre y están emparentadas con las primeras células que generaron la vida y su evolución.

La estrategia evolutiva de estas algas es el desarrollo explosivo con las condiciones climáticas adecuadas.

Se denominan cianobacterias por su color azulado: “ciano” quiere decir azul y no tiene nada que ver con el anión cianuro.

Estas cianobacterias son muy antiguas y se caracterizan por tener clorofila y ser fotosintetizantes, por eso son las que han originado la atmósfera terrestre; o sea, nosotros estamos vivos gracias a su existencia, hace millones de años.

En el muestreo que hicimos dentro del marco del programa de monitoreo que fijó la Comisión de la Cuenca, el 11 de marzo obtuvimos esta muestra –esa es una fotografía de microscopio– en el punto Norte de la laguna. Lo que ahí se ve es una cianobacteria del orden de las oscillatoriales que se llaman planktolyngbya.

En la siguiente fotografía, de nuevo, en la superficie del punto de la toma de donde saca agua la usina –otro de los puntos donde sacamos muestras–, en el mismo muestreo, también vemos la presencia de planktolyngbya en esa muestra.

Lo que les queremos decir es que al 11 de marzo de 2015, no había presencia de –si bien era cylindropermopsis–… en las muestras que obtuvimos en el monitoreo de la laguna.

Eso sería todo, Jorge.

Esto es una gráfica, pero ya de cuando se ha desarrollado el bloom del alga –esta es del jueves 26 de marzo–, simplemente, para que vean la distribución de abundancia de esa cianofícea, el crecimiento explosivo que tuvo. El porcentaje mayoritario lo ocupa esa especie, la cylindrospermopsis, dejando de lado a otras dos cianobacterias que son aphanizomenon y planktolyngbya.

SEÑOR HOURCADE.- Gracias, “Juanjo”.

Como se detalló, las condiciones de baja turbiedad que interfieren con la eficiencia del sulfato, y la aparición de una nueva alga que libera metabolitos de olor y sabor y las condiciones ambientales ya descritas provocaron un desarrollo explosivo de biomasa y generaron un desequilibrio en el proceso de potabilización que tuvo efectos en las propiedades organolépticas del agua bruta y del agua tratada.

Si bien la usina fue eficiente en la retención de las células algales, metabolitos de olor y sabor permearon sobre la barrera de filtros y se distribuyeron en diferentes momentos en la red y se acentuaron con la acción del cloro aplicado a la salida de la usina de potabilización.

Esta anomalía organoléptica en el agua distribuida es un problema recurrente que enfrentan en el mundo entero las plantas de potabilización de agua, no distingue entre países y puede ser provocada por cianofíceas y por hongos actinomicetos, presentes en fuentes de agua superficiales, incluidos los embalses. Es, a su vez, un reflejo del deterioro por el uso del suelo y por las diferentes actividades que enfrenta el medio por la acción del hombre.

Aquí me gustaría, “Juanjo”, si me puedes ayudar a interpretar este gráfico.

SEÑOR LAGOMARSINO.- Sí, con gusto.

Simplemente es un gráfico de la evolución en la concentración de la cianobacteria cylindrospermopsis en función del tiempo.

Si conocen la Laguna del Sauce han visto que tiene una amplia superficie y las floraciones generalmente comienzan como parches que, en función de los vientos dominantes, se van desplazando por la laguna.

Como las condiciones ambientales de la laguna eran tan proclives –como dijo Jorge– a un evento de floración por la baja turbiedad del agua, la temperatura y el ciclo de nutrientes –el exceso de nutrientes promueve esa floración–, vemos cómo se dispara la acumulación de biomasa, que se debe al aumento de la concentración de las células de cylindrospermopsis.

SEÑOR HOURCADE.- Me gustaría agregar que –porque creo que es parte del interés de algunos ediles–, en los primeros días del evento, prácticamente hasta el 18 o 19 de marzo, la cylindrospermopsis no tenía presencia. Posteriormente sí la tiene y es el salto que ustedes pueden apreciar en la línea roja. (c.i.)

Estos organismos generan un metabolito secundario llamado 2 methylisoborneol, que tiene la particularidad de ser detectado por el hombre en concentraciones muy bajas: .002 a .010 microgramos por litro.

A nivel de laboratorio se ha realizado un seguimiento estricto en diferentes áreas: físico-química, bacteriológica e hidrobiológica; ha sido en la fuente, en el proceso de potabilización, en los tanques de reserva y en la red de distribución.

Los resultados son favorables como para anunciar que no existió en ningún momento riesgo para la salud humana ante el consumo de esta agua que se estaba distribuyendo durante todo el evento.

En lo que respecta a la cuantificación del 2 methylisoborneol, se ha detectado en agua bruta hasta la fecha, no así en agua elevada.

Se recuerda que el límite de detección analítico es .1 microgramo por litro y una persona puede detectarlo a una concentración de .002 a .010 microgramo por litro, lo que es 10 a 100 veces menor.

A nivel de la normativa para el 2 methylisoborneol, Uruguay carece de ella pero se toman normativas de otros países, como por ejemplo Estados Unidos y Canadá.

En lo que respecta a la detección de toxinas, el laboratorio tiene la capacidad para realizar análisis de las siguientes toxinas: microcistina, saxitoxina y cylindrospermopsis.

Los resultados de microcistina LR y saxitoxina en agua bruta y elevada se expresan en la siguiente tabla, junto con los valores máximos permitidos, cuando estos existen.

Gustavo, si tú quieres describir este cuadro, adelante.

SEÑOR MÉNDEZ.- Buenas noches.

De esta tabla resaltamos –respecto a la microcistina– que estas especies no tienen microcistina, pero el laboratorio igual propuso realizarla. Los valores estuvieron todos por debajo del valor máximo permitido. En la norma de agua potable uruguaya está indicado 1 microgramo por litro, que coincide también con el valor máximo permitido por la Organización Mundial de la Salud y otras normativas mundiales.

Con respecto a la saxitoxina, la normativa uruguaya no alude todavía a la saxitoxina. Es una toxina, diríamos, nueva para la normativa uruguaya. Estamos atrasados en esto, pero recurrimos a otras normativas mundiales: Estados Unidos, la U.S. EPA y algunas otras normativas canadienses y europeas y todas coinciden en el valor máximo permitido de 3 microgramos por litro.

SEÑOR HOURCADE.- Bien.

Ahora vamos a ver los componentes del sistema que se abastece desde la Laguna del Sauce.

Ustedes pueden apreciar que tenemos a la laguna como la fuente principal; próximo a la laguna se encuentra la planta potabilizadora, que nosotros llamamos Usina de Laguna del Sauce, desde donde se realiza todo este proceso de potabilización; ahora vamos a ver cómo se estuvo trabajando en él: desde ahí se eleva a los tanques que están encima de la Sierra de la Ballena, prácticamente muy cerquita, a un kilómetro, más o menos –o quizás menos– de lo que es la usina. (c.g.)

Las líneas que ven en celeste son las grandes aductoras: la que va de Maldonado a Punta del Este, que es una aductora de una doble línea de 700 mm; la que va a San Carlos, que es sensiblemente menor; la línea que va a Zona Oeste, que tiene una bifurcación y abastece por un lado a Pan de Azúcar y por otro, siguiendo por el lado de la costa, abastece a Piriápolis y toda la zona costera aledaña, llegando al extremo del departamento, a Solís, y a la altura del Castillo Pittamiglio sube a la Interbalnearia y llega a Cerros Azules y Gregorio Aznárez. Es el punto que está arriba, a la izquierda, lo más extremo posible.

Lo que describí son las grandes aductoras que abastecen a las líneas de distribución en todos los centros poblados que hemos nombrado. En total estamos hablando de una longitud que supera largamente los 1.000 kilómetros de tuberías.

Seguidamente viene una cronología operativa del evento de sabor y olor.

El día lunes 16 de marzo, en horas de la tarde, en atención a algunos reclamos presentados durante el fin de semana denunciando la presencia de agua con sabor y olor en distintos puntos de la ciudad de Maldonado y al evaluarse desde el laboratorio local de Laguna del Sauce que el origen del problema podría deberse a cambios bruscos en la microflora de la Laguna del Sauce, fuente de agua bruta del sistema de abastecimiento, se procedió, en una primera instancia desde la propia usina de potabilización de Laguna del Sauce, a revisar y ajustar el tratamiento de potabilización, corrigiendo las dosificaciones de coagulantes y polímeros y comenzando a aplicar en pequeñas dosis solución de carbón activado, atendiendo a remover el sabor y olor que hasta ese momento no era detectado en usina y pasó a ser detectado en la red de distribución con presencia de cloro, atendiendo al tiempo de permanencia del agua en la red de distribución.

Paralelamente se procedió a hacer controles en la red de distribución –a efectos de determinar el estado de situación en sitio– en base a los reclamos que se venían presentando y se extrajeron y enviaron a la Gerencia de Laboratorios de OSE muestras para determinaciones especiales de agua bruta y agua elevada, con el objetivo de descartar científicamente la presencia en el agua de agentes nocivos para la salud. Sin desmedro de lo anterior y en base a los muestreos y análisis de días anteriores y a la evaluación de experiencias en situaciones anteriores, esta posibilidad estaba plenamente descartada.

El día martes 17, en horas de la mañana, la Dirección de la UGD de OSE Maldonado y la Gerencia General de OSE, atendiendo a que no se lograba revertir la situación y en el marco de los protocolos establecidos para este tipo de problemas, dieron intervención a la Gerencia de Región, encargándole ponerse al frente de la evaluación y resolución de la problemática, en coordinación con técnicos de la UGD, de OSE Maldonado y de las Gerencias de Agua Potable y de Laboratorios de OSE. Ese mismo día se definió y coordinó el adelantar la limpieza general de las instalaciones de tratamiento de la usina de potabilización bajo la hipótesis de que la causa del evento podría estar asociada a la descomposición de materia orgánica en los barros removidos por la unidad de clarificación, asociada a la presencia de diatomeas y a las altas temperaturas reinantes.

El día miércoles 18 concurre a la Usina de potabilización la Gerencia de Agua Potable y se definió y coordinó el empezar a trabajar gradualmente en el aumento de la dosis de aplicación de solución carbón activado hasta 40 ppm, o 40 miligramos por litro. (m.r.p.)

Es de señalar que el máximo histórico de aplicación de solución de carbón activado alcanzó los 20 ppm y, por ende, en la instrumentación de esta primera medida extrema se acentuó la gradualidad de la misma, atendiendo a minimizar cualquier riesgo de dejar fuera de servicio la usina de potabilización.

En los días sucesivos y atendiendo a que se logró mantener la operativa de la usina de potabilización sin interferencias, se mantuvo la aplicación de la dosis de carbón activado en 40 ppm, con un régimen continuo de monitoreo de los laboratorios en usina y en la distribución, y se empezó a trabajar en la red de distribución en el purgado y remoción de aguas, en zonas con bajo nivel de cloro en una primera etapa y en las zonas donde se acentuaban los reclamos en una segunda etapa. A nivel de la planta potabilizadora se producía agua con mucho menos gusto terroso.

El día jueves 19, en la noche, en conocimiento del accidente de la avioneta en Laguna del Sauce, se procedió a tomar contacto directo con la situación en coordinación con el Comité Departamental de Emergencias, concurriendo al lugar de los hechos a efectos de evaluar en sitio la posibilidad de que dicha situación pudiese afectar la calidad de agua en la toma de la usina de potabilización por vertido y contaminación con combustibles y/o aceites.

En la mañana del viernes 20 continuaron los contactos y coordinaciones por este tema, concurriendo personal de OSE y Prefectura al lugar de los hechos, relevando el estado de situación de las aguas y la posibilidad de escurrimiento de combustible hacia la toma de la usina de potabilización, definiendo y coordinando a su vez con ANCAP la colocación de vallados en la zona, mediante barreras flotantes, lo cual fue efectivizado ese mismo día, con éxito.

A su vez, el viernes 20 se terminaron de recibir y evaluar los primeros resultados desde la Gerencia de Laboratorios que confirmaron la presencia de cianobacterias, en particular el mayor valor nunca antes detectado de cylindrospermopsis en agua bruta, y se comprueba también la presencia del metabolito 2 methylisoborneol, pero a su vez descartaron cualquier riesgo para la salud en el agua elevada y distribuida entre los días lunes 16 y viernes 20, en base a las valoraciones realizadas de microcistina y saxitoxina, muy por debajo de lo establecido por las normas.

En consideración a los resultados de agua bruta mencionados se procede a reforzar los controles de los procesos de la usina de potabilización en todos los frentes, manteniendo a su vez régimen de comunicación permanente de todas las partes intervinientes.

Se decide, el viernes 20, emitir un comunicado a la población poniendo en conocimiento de la situación y en lo que se venía trabajando, garantizando a su vez que el agua no presenta riesgo para la salud, en base a las valoraciones realizadas para el agua elevada y distribuida.

Durante el fin de semana del 21 y 22 de marzo se mantuvo el régimen de trabajo y se coordina para el día lunes 23 la presencia de técnicos de la Gerencia de Agua Potable, a efectos de revisar en sitio la eficiencia del tratamiento y realizar los ajustes que se determinen. De esta evaluación surge la acción de mejorar la mezcla de solución de carbón activado a fin de asegurar una dosificación regular continua, implementada ese mismo día.

Durante el domingo 22, previa coordinación con la Prefectura, personal del Laboratorio de Laguna del Sauce concurrió al lugar donde se produjo la caída de la avioneta para dar por cerrado este tema, confirmando la no existencia de riesgos por presencia de combustible.

Ese mismo fin de semana se solicitó a la Dirección Nacional de Hidrografía la apertura de las compuertas de la represa sobre el Arroyo El Potrero con el objetivo de provocar un barrido renovación del agua de la laguna en función de las lluvias que se estaban anunciando y que fueron escasas. (k.f.)

El día lunes 23 se coordina una reunión con técnicos de la URSEA (Unidad Reguladora de los Servicios de Energía y Agua), Unidad que tiene a cargo el contralor de los servicios prestados por OSE y los diferentes actores y responsables del operativo a nivel local, evaluando en sitio la situación y validando, el personal de URSEA, las acciones y medidas adoptadas para restablecer el normal servicio.

El día martes 24 a las 15:00 horas se procedió a evaluar en planta los resultados obtenidos, notando una mejoría importante en la remoción de sabor, aunque no suficiente, dado que los resultados de los paneles de olor realizados en la Gerencia de Laboratorios siguieron arrojando resultados no aceptables al comprobarse la persistencia apenas perceptible de un olor terroso mohoso, aunque en mucho menor intensidad que los días anteriores.

Todas estas acciones permitieron concluir que las dosis de 40 ppm de solución de carbón activado no eran suficientes para eliminar el sabor y olor del agua, cuya principal causa obedece a la presencia del metabolito 2-methylisoborneol, por lo cual se define implementar un operativo de emergencia de adecuación de las instalaciones para incrementar la dosis de solución de carbón activado a 100 ppm en etapas sucesivas, atendiendo a minimizar cualquier riesgo de dejar fuera de servicio la usina potabilizadora, fundamentalmente las unidades de filtración. Cabe reiterar que los máximos históricos de aplicación de solución de carbón activado en la usina de Laguna del Sauce, con eventos de olor y sabor provocados por la presencia de geosmina, nunca superaron los 20 ppm. En paralelo, ese día martes se iniciaron los trabajos de lavado general de los depósitos principales de reserva sobre La Ballena, atendiendo a eliminar rastros de sabor y olor en los citados depósitos.

El día miércoles 25 se evaluaron otras alternativas, como la preoxidación con permanganato de potasio, que no dio resultados alentadores, por lo tanto, se descartó. Sí se entendió conveniente aumentar en .02 ppm la dosificación de polielectrolito y habilitar un nuevo punto de aplicación con dosis de .02 ppm en las unidades de clarificación, a los efectos de maximizar la remoción de algas durante la filtración.

El día jueves 26 los resultados de los paneles de olor de la Gerencia de Laboratorios arrojaron los primeros resultados aceptables determinando la no existencia de olor y, fundamentalmente, sabor en el agua, lo cual confirma que el tratamiento que se venía aplicando era efectivo.

Atendiendo a los resultados obtenidos se definió reforzar el operativo de purgas y extracción de agua en la red de distribución, concentrando los trabajos en las zonas donde se mantenían los reclamos y/o se detectaba aún la presencia de agua con sabor. En este operativo cabe destacar la particularidad del sistema de distribución de Maldonado, que está en el orden de los 1.200 kilómetros de cañería y con zonas con bajo consumo por la época del año, a lo cual si bien en la usina de potabilización se había logrado revertir la situación, lo mismo no se ve reflejado en tiempo real en las zonas con bajo consumo y en las zonas alejadas de la distribución.

El día viernes 27 se coordina con la Gerencia de Laboratorios la instrumentación de nuevos paneles de olor para las próximas horas y para el correr de la siguiente semana a los efectos de confirmar el resultado obtenido.

A su vez, para los próximos días –y en especial para la próxima semana– quedó definida, con la Gerencia de Laboratorio y el Laboratorio de Laguna del Sauce, la continuidad en las muestras y análisis, tanto en agua bruta como en agua elevada y distribuida, hasta tanto se dé por cerrado el episodio en un régimen de comunicación y participación permanente entre UGD de OSE Maldonado y las Gerencias de Región y de Agua Potable y la propia Gerencia General de OSE. (g.t.d)

Lo que ustedes pueden apreciar en este gráfico es que el gráfico de la parte superior está ordenado día a día, es decir, cronológicamente. El primer día, que está a la izquierda, que tiene una barra que indica “26 reclamos”, corresponde al día lunes 16 de marzo, y el último día que debemos tomar es hasta el momento, es decir, hasta el día de hoy.

En el gráfico de abajo, en la representación de barras del gráfico de abajo, tenemos la cantidad de reclamos que se efectuaron durante todo este evento, acumulados de acuerdo a la zona.

Ustedes pueden ver que sobresalen las zonas de Punta del Este, Maldonado, Piriápolis y San Carlos, por la sencilla razón de que son las tienen mayor población.

La curva de arriba marca una tendencia general de decrecimiento de los reclamos, lo cual a nosotros nos conduce a interpretar la mejora sostenida que tiene el sistema a partir de la mejora en la producción de agua y a partir de las purgas que se vienen realizando en la red.

Aún seguimos encontrando en los puntos de la red un olor terroso, somos conscientes de eso, pero entendemos que es un proceso que seguramente va a llevar unos días –imposible definir cuántos– en función de toda la problemática que se ha descrito y creemos que estamos en el buen camino en ese caso, fundamentándonos en tomar sobre todo este índice, además de las percepciones particulares o personales que cada uno tiene.

Como conclusión, me gustaría dejar en claro lo siguiente: la causa del problema es la presencia de una floración –voy a decir– novedosa de la cianobacteria cylindrospermopsis en la fuente de agua asociada a un proceso de eutrofización provocado por la entrada excesiva de nutrientes de diversas fuentes, proceso que opera desde hace décadas sin avances sustanciales en su resolución.

Las cianobacterias presentes producen metilisoborneol como metabolito secundario, donde las concentraciones en la fuente de agua siempre fueron menores a .5 microgramos por litro. Este compuesto condiciona un sabor y olor terroso mohoso y es detectado a nivel sensorial en concentraciones muy bajas de .002 a .010 microgramos por litro.

En función de la problemática presentada, la OSE-UGD ha estado realizando los siguientes ajustes en el proceso de potabilización: limpieza total de las unidades de flotación, ajuste de dosis de floculantes y coagulantes y adición de carbón activado vegetal en polvo –dosis desde 5 a 100 ppm–. La operativa al respecto es mantener un equilibrio entre los resultados y la vigilancia de pérdidas de carbón activado al sistema de distribución, en la red de distribución y depósitos, promoviendo la renovación del agua y el paulatino decrecimiento del gusto terroso, sin riesgo para la salud, que se produzca a partir del consumo del agua durante todo el evento. Instalación de mayor capacidad de dosificar carbón activado en polvo, hasta 100 partes por millón, lo que nos permite decir que se duplicó y hasta triplicó la capacidad que presentaba la usina.

Señor Presidente: este es el primer avance del informe que nosotros queríamos dar y estamos dispuestos a responder las preguntas que quieran realizar los ediles.

(Durante sus palabras se retiran los Ediles José Monroy, José Hualde, Nelson Balladares, Héctor Plada, Sebastián Silvera e ingresan a Sala los Ediles Carlos Stajano, Elisabeth Arrieta y Darwin Correa).

SEÑOR PRESIDENTE.- Bien. Tenemos acordado –lo explico por si hay alguna duda– que cada edil va a tener 10 minutos para hacer las consultas que desee; si esos 10 minutos no le dan, tiene opción a 10 minutos más pero por una sola vez. ¿De acuerdo? (d.p.)

Adelante, Edil Casaretto.

SEÑOR CASARETTO.- Muchas gracias, señor Presidente, y muchas gracias a la delegación que ha concurrido hoy aquí.

En primer lugar quiero expresar la satisfacción de tenerlos hoy aquí. Cuando me comuniqué telefónicamente con el Ingeniero Hourcade el día lunes –justo cuando se desarrollaba el Consejo de Ministros–, este tema, por lo menos desde el punto de vista político, no había asomado a la luz mediática.

Lo que pretendimos fue justamente eso, porque en este ámbito –que es el crisol de representación política– es muy difícil que se traten temas si no se politizan. Fui edil cinco años y llevo casi cinco años más y creo no haber llamado nunca a un jerarca para avisarle lo que iba a hacer en la Junta. Conociendo al Ingeniero Hourcade desde hace muchos años, y por el respeto que él genera y que siempre ha brindado, me tomé el atrevimiento de hacerlo para evitar justamente esto que se instaló en los últimos días. Fíjese usted que estamos hablando de que alrededor del 13 o el 14 –ese fin de semana– empezaron los problemas en el agua: olor, sabor y también denuncias de turbiedad. Pasaron 11 días para que el sistema político reaccionara..., 11 días.

¿Qué quiero decir con esto? Quiero desmitificar y desvirtuar el argumento que enturbia –hablando de estos temas– muchas veces los debates: que hay una intencionalidad política. A nadie le sirve acá instalar caos ni intencionalidad política en un bien que es un derecho humano como lo es el agua.

Por lo tanto intentamos, por el camino más corto tener la confirmación del Ingeniero Hourcade de poder contar con él en la sesión siguiente. Incluso le dijimos “Puede ser en el Plenario” –como lo es hoy–, “puede ser en una comisión, si usted lo prefiere”, pero es importante que haya una manifestación oficial, en un órgano oficial, donde nosotros podamos después dar tranquilidad a los reclamos que, como la OSE y la UGD reciben, todos nosotros recibimos. La gente sabe que estás en un lugar público y de gobierno y recurre y te llama, a veces mucho más que los reclamos y llamados que recibe, por los números que vemos, la propia UGD.

Y así estábamos convencidos de que el día martes iba a concurrir, porque las palabras que el Ingeniero utilizó fueron: “estoy afín”, en ningún momento dijo que no iba a venir. Después, no sé si por temas políticos o si fue el propio partido…, pero la Presidencia del Cuerpo comunica que hasta después de Semana Santa no iba a concurrir, lo que motiva la reacción. No podíamos ya llevar 13 o 14 días de esta situación y decirle a la gente que hasta el 8 de abril, que es la próxima sesión de la Junta Departamental, no íbamos a tratar el tema.

Entonces, esto nos llevó al camino que politiza todo, que es el que la Junta cite, invite a que venga y presione, porque es una presión sobre los jerarcas tener una citación y no venir; no hubiésemos querido llegar a eso.

¿Qué digo con esto? Que no hemos recorrido la intencionalidad política sino que hoy estamos aquí forzados por una situación, primero, de dificultad en el agua y, segundo, de no haber podido evitar toda esa discusión que se dio el martes y todas estas especulaciones y marchas, etc., etc., que se dieron hoy –varias cosas–.

Obviamente, por más que yo tenga una formación científica por ser médico, es imposible venir aquí a dar un debate técnico. Lo que sí vamos a pedir es que todos estos datos, más todos los otros que tiene que haber, nos sean proporcionados.

La última vez que dimos un debate profundo en la Junta Departamental sobre el tema agua –y, obviamente, el Ingeniero Hourcade estaba también en la Administración Municipal, en otro rol– fue en el año 2002, cuando aquí estaba la empresa URAGUA y había un servicio tercerizado. Y no habían aparecido ni olor ni sabor, lo que sí habían aparecido eran algunos coliformes fecales tóxicos en algunos puntos. Se dio un tremendo debate, interesantísimo debate, donde aprendimos muchísimo.

El otro día yo decía que en ese momento teníamos en las bancas biblioratos y biblioratos con los muestreos; todos los muestreos que se hacían por día en los distintos puntos del departamento por la Intendencia –el laboratorio–, por la empresa URAGUA en ese momento, por la OSE y por el Ministerio de Salud Pública. Nosotros no hemos visto, hasta el día de hoy, un par de cuadros, un solo muestreo de qué era lo que estaba pasando. Lo vemos hoy. ¿Qué era lo único que recibíamos? Las declaraciones del jerarca, que bienvenidas eran, pero, más allá de darnos tranquilidad, justamente lo que nos daban era preocupación, porque la primera manifestación –que, como bien lo dijo el Ingeniero Hourcade, fue el día 16 de marzo– decía: “Es la primera vez que el agua de la laguna tiene ese sabor sin que se encuentren floraciones algales”. (a.g.b.)

Por lo tanto, los que no somos muy entendidos en el tema dijimos, bueno, “esta biblioteca no se recorre; el olor y el gusto será por otro lado”. Pero tres o cuatro días después –sale recogido el 23 de marzo, o sea que las declaraciones fueron en el fin de semana anterior– dice: “Esta situación se debe a la presencia de algas microscópicas en la Laguna del Sauce” y aquí viene la primera duda, porque es lógico que el Ingeniero me va a decir: “¿Sabe qué Casaretto? El 16 tomamos agua y no había algas”. Y el 23 tomamos agua y había algas, y esa es la razón por la cual primero dije que no había y después dije que hay. Ahora, no entiendo cómo puede no haber algas y haber olor y sabor antes de que las algas aparezcan. Y era casi 10 días antes.

10 días antes el agua salía con olor y con sabor, pero no había algas; cuatro días después aparecieron las algas y el agua seguía con sabor y con olor. Quiero saber si puede haber metabolitos que den olor y sabor sin que haya algas o por lo menos en concentraciones llamativas.

Pero en segundo lugar se ha insistido aquí con el agua potable. Nosotros nunca habíamos dicho que el agua no fuera potable hasta que conocimos la reglamentación que hoy nombraba el Ingeniero Hourcade, Decreto Nº 375 de 2011, donde define las características… “Modifícase el Reglamento Bromatológico Nacional, las características del agua”. Y en el Artículo 1º –que el Presidente de la República decreta–, el punto 25.1.1 define el agua potable. Dice: “Agua potable es el agua apta para consumo humano que no represente riesgos para la salud durante toda la vida del consumidor o que no genere rechazo por parte del mismo”.

Bueno, el rechazo empezó a manifestarse en Maldonado desde el 13 de marzo. 14, 15, 16, 17, 18,19, 20, 21, 22, 23, 24… Hoy estamos a 27. Por las llamadas que recibió la UGD, por las llamadas que recibimos los actores, por las redes sociales, por la prensa, por la conversación en la calle… El tema del agua está instalado en Maldonado no porque los actores políticos lo hayamos instalado, dado que empezó mucho antes de lo que habláramos nosotros, ni porque las radios lo hubiesen instalado.

Entonces, ¿cómo me pueden decir que el agua es potable cuando genera rechazo en la población? Eso ya de por sí, a mí, me genera dudas sobre la potabilidad. Y el que no representa riesgos para la salud, es una incógnita.

Recién hablaba de que en el año 2002 tuvimos los informes de la Dirección Departamental de Salud; es más, la Edila “Marila” Ávarez integraba esta Junta Departamental y era, a su vez, la Directora de la Departamental de Salud y traía sus propios informes para dar tranquilidad. Yo quisiera saber: ¿el Ingeniero Hourcade y la UGD traen los informes de Salud Pública para decir que no hay riesgo? Es temerario decir que no hay riesgo para la salud, como también es temerario decir que los riesgos que hay en la salud se deben a esto.

Hablando en forma empírica, como se ha dicho estos días: “En mi casa tomo agua” –yo escuché al jerarca–, “es potable”, está muy bien, es su opinión. Hoy estamos tratando de rascar en los datos técnicos.

Yo podría venir a decir aquí: “Mire, en los últimos días” –hago 72 horas de guardia por semana entre domicilios y emergencias– “he visto una escalada de gastroenterocolitis, vómitos y diarreas”. No puedo decir que sea por el agua. Yo llego y la gente me dice: “Esto es el agua”. Yo no puedo decirle que sea por el agua, tampoco puedo decirle que no, porque no tengo informes. Hoy apenas tenemos algún informe de las características del agua; yo no sé si el olor y el sabor no generan los vómitos que los pacientes tienen.

Entonces, ¡ojo! Es tan peligroso tratar de desprestigiar y generar alarma pública diciendo: “Sí, sí” –sería lo más fácil–, “La diarrea puede ser, coincide”, como decir: “No, no, tomen tranquilos que yo certifico que esto no es un riesgo para la salud”. Yo quiero ver los informes de los organismos rectores de la salud. Quiero ver los informes –como hubo siempre– de qué está pasando en Maldonado y si hay un brote, a qué se debe, si no es al agua. Ojalá que no sea.

Entonces, en primer lugar estamos fuera de la definición de agua potable que el Decreto Nº 375/2011 del Ministerio de Salud Pública utiliza como definición, porque, primero, no sabemos si hay riesgo humano y, segundo, está ratificado por el rechazo por parte de la población, por parte del usuario.

Después, mirando la norma interna de calidad de agua potable de OSE, de diciembre de 2006, vienen todas las características físicas y sustancias químicas que afectan la calidad organoléptica del agua y ahí define cuáles tienen que ser los parámetros: color, temperatura, PH, turbiedad, etc., etc., y también están olor y sabor….

(Aviso de tiempo). (a.f.r.)

VARIOS SEÑORES EDILES.- Prórroga de tiempo.

SEÑOR PRESIDENTE.- Votamos la prórroga, por favor.

SE VOTA: unanimidad, 25 votos.

Adelante, señor edil.

(Durante sus restantes palabras se retiran las Edilas María Fernández Chávez, Liliana Berna y el Edil Andrés Rapetti e ingresan los Ediles José Monroy y Nelson Balladares).

SEÑOR CASARETTO.- …–gracias, Presidente, gracias ediles–; como decía, algunas de las características son olor y sabor, y dice que debe ser no objetable: “olor y sabor característicos, ausencia de olores extraños”. En el agua de cañería, porque si le ponemos un Jugolín al agua va a tener sabor, pero estamos hablando del agua de cañería. ¿Cuál es la característica? Olor y sabor no objetables, el famoso: inodoro e insípido que nos enseñaban en la escuela y que también es una definición de la potabilidad.

Pero también esta norma interna de calidad de agua potable dice –con respecto a los componentes químicos y características físicas en cuanto al color, olor, turbiedad y PH–: “Las muestras de agua de fuente superficial en la salida del tratamiento, en cuanto a número de muestras y frecuencias, se debe hacer una cada dos horas”.

Eso es lo que yo quiero tener: las muestras, una cada dos horas, y no solo desde el 13, tal vez desde un poco antes, o que me las den salteadas, qué pasaba en tal mes, en tal año. Porque ya que se afirma aquí que esta es una cosa que sucede desde hace tanto tiempo, sería bueno tener un muestreo de determinados meses de determinados años y, por supuesto, del último mes de marzo me gustaría ver todos los muestreos que había de esos que se hacen uno cada dos horas.

Porque esos eran los biblioratos que nos traían cuando se cuestionaba a la empresa privada y a los coliformes. Nos trajeron más de 100.000 controles y aparecieron tres con coliformes fecales. Me acuerdo que uno era de una canilla de Maldonado Nuevo y no recuerdo los demás. Cientos de miles de controles; tres habían salido alterados. Yo quiero saber cómo fueron estos que se hacen uno cada dos horas.

Además dice que en el sistema de distribución, en tanques y redes, deben hacerse –en el caso de Maldonado, la red abastece a más de 60.000 habitantes– seis controles, más uno mensual por cada 10.000 habitantes.

Voy a pensar que la zona que abastece la laguna es de 100.000 habitantes, para hacer números redondos, por lo tanto tienen que haber diez controles mensuales más los seis fijos; 16 controles por mes de los tanques y redes, o sea, del sistema de distribución.

No pido que me lo den hoy, porque veo que los biblioratos que yo tenía hace 13 años eran más grandes que las carpetas que traen hoy los técnicos, pero yo quiero esa información.

En tercer lugar, la Directora de Higiene de la Intendencia, “Marita” Araújo, hoy nos ha hecho llegar –dirigido al Presidente de la Junta Fermín Dutra, hay que explicarle que usted es Fermín de los Santos– una resolución de la Comisión de Cuenca de la Laguna del Sauce del año 2011 - 2012.

Ahora me preguntaba, capaz que “Marita” se cambió de partido –con todos estos pases que hay en estas selecciones y que son bravísimos–, porque fíjese usted, nos acerca lo que la Comisión de la Cuenca de la Laguna del Sauce en el año 2011 resolvió que se empezara a realizar respecto a las dificultades que surgían en la laguna –acá está todo: las medidas inmediatas, las a corto plazo, las a mediado plazo y las a largo plazo–; en total son casi 20 medidas, pero aquí tengo que se cumplieron dos y una se está cumpliendo. Las 17 restantes no se cumplieron.

Entonces, que me vengan a decir que esto es de muchos años y que hoy la Directora me envíe las metas que se fijaron –una a 90 días, otra a 180 días, un año, dos años– y no se han cumplido, es una demostración de lo que no se ha hecho.

Esto que pasó ahora tal vez hubiera sido evitable si se hubiera cumplido con todas estas medidas. Mire, la única que se cumplió a rajatabla fue la prohibición de que circulen, en la laguna y el espejo de agua, vehículos acuáticos con motores y que desprendan determinado tipo de gases y de combustibles. Esa se cumplió a rajatabla y fue un decreto que sacó la Junta Departamental. Los demás –incentivar el control de la pesca furtiva, evitar el vertido directo a la laguna de los barros del tratamiento de la planta de OSE, encomendar a los organismos competentes la regulación y fiscalización del manejo de actividades de producción intensiva, etc., etc.–: nada.

O sea, le agradezco a “Marita” Araújo que me diga todo lo que se debió hacer hace tres o cuatro años –desde el 2011– y no se ha hecho. (c.i.)

Pero, además, yo no recuerdo en Maldonado –excepto la del 2002, y no era por olor ni por sabor, sino que era por coliformes– un episodio de olor y sabor en el agua. Entonces, ¿qué pasó de diferente? ¿Por qué explotó la cylindrospermopsis? ¿Por qué vino el bloom? Eso es lo que tenemos que analizar.

Esto va a quedar como un hecho anecdótico: el mes en el cual Maldonado no habló de otra cosa que del agua.

Pero de lo que tenemos que hablar es de esto que nos mandó hoy “Marita”: de nuestro espejo de agua, de cuál es su situación y cómo la vamos a manejar.

El Ingeniero Hourcade nos dice que, obviamente, han subido de 10 a 15 después –eso lo supe yo–, pero llegó hasta 100 partes por millón de carbón activado. ¿Por qué no se usaba carbón activado antes? ¿Por qué los filtros eran de antracita y arena? ¿Por qué si se ha sugerido durante tanto tiempo y en el mundo –ya que miramos que en el mundo estas cosas pasan– no se lleva adelante el control con el carbón activado? Que, además, no debe de ser este que se hace –no es esparcir carbón para después filtrar y que quede el carbón con las microalgas, que es lo que pude aprender–, si no que hay que poner filtros de carbón activado.

Mire, al Contador Alcorta, Stajano le preguntó –después va a hablar y ha hecho hincapié en todo este tema– “¿por qué no usan filtros de carbón?”. Y el Contador Alcorta, con su picardía –que lo conocemos de cuando era blanco y también de cuando no lo fue–, dijo: “Usamos filtros de carbón”. Quedamos todos enloquecidos y el propio Stajano empezó a hacer exposiciones de que Maldonado era... No: la antracita es el carbón mineral; era carbón, pero no el carbón activado que es el que sirve para estas cosas.

Entonces, el tema era que la población necesitaba una respuesta y no simplemente decir: “Yo, en mi casa, tomo agua; tomen tranquilos. Tiene mal olor y gusto a tierra”. El tema era dar tranquilidad, y la tranquilidad se la tenemos que dar con las cifras y con los números, y eso es lo que nosotros vamos a pedir, igual que cuando éramos ediles hace 13 años: tener todos los controles en los distintos puntos del departamento para dar tranquilidad.

Y vamos a pedir, también que nos digan qué rol cumplió la URSEA, por ejemplo (Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua), que debe intervenir en estos casos. Qué rol ha cumplido el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y la propia DINAMA; qué rol ha cumplido Salud Pública, qué rol ha cumplido la Intendencia. Porque la UGD –yo era diputado cuando se votó la ley de su creación– le da un régimen especial en el cual, por ejemplo, el Ingeniero Hourcade es un empleado municipal, un cargo de confianza.

Yo creo que por ahí deben ir las consultas.

Respecto al fenómeno del Niño, y sí, hace 18 años que el fenómeno del Niño anda en la vuelta y sube la intensidad y baja y afloja y después viene La Niña. Bueno, ¿qué pasó respecto al calor? Sí, pero hubo mucho más calor en enero y en todos los veranos ha habido mucho más calor y nunca pasó esto de olor y sabor. Es la primera vez. Han pasado otras cosas, pero de olor y sabor nunca pasó.

Entonces, ¿qué está cambiando? Está pasando lo que dice, por ejemplo, el Ingeniero Panario, que yo sé que hay mucha gente que dice: “No, es un fundamentalista en estas áreas”, pero estas cosas que están pasando las viene anunciando desde el año 2011, 2012, 2013; por lo menos las que se han hecho públicas. Y no voy a leer las entrevistas de ese momento, voy a leer las de esta semana, incluso había caído el avión.

Dice: “Va a haber un problema en Laguna del Sauce y no es porque cayera el avión el jueves, sino que viene de antes. Es un problema de que el agua está, con seguridad, fuertemente eutrofizada por el exceso de fósforo, contaminada, lo cual produce floraciones de algas tóxicas. También da mal olor y mal sabor al agua en Maldonado, pero como ahora no hay turismo ahí no tuvo demasiada difusión, a pesar de que OSE dijo que había tenido problemas”.

Hasta ese momento no había tenido demasiada difusión hasta que toda la manifestación social se hizo pública, porque al revés de otros temas no lo provocamos los políticos, lo provocó la gente. Es más, decían: “¿Cuándo algún político se va a ocupar de esto?”. “¿Por qué nadie habla del tema del agua?”.

Antes que los políticos, hubo una movilización social el Día del Agua, el domingo 22, que hicieron además una proclama en la cual pedían soluciones y respuestas a este tema.

¿Por qué no se ha reunido la Comisión de la Cuenca de Laguna del Sauce? Llevamos casi 15 días con el problema y “Marita” nos manda un informe del 2011. ¿Por qué no se ha reunido? La integra la DINAMA, DINAGUA, DINOT, Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Intendencia, OSE, UdelaR, la sociedad civil, los representantes de los partidos políticos. (c.g.)

Entonces, Presidente, la Comisión de Medio Ambiente de esta Junta –que integra nuestro compañero Stajano, que después va a hacer uso de la palabra con más enfoque técnico que el que puedo tener yo– sugirió, en primer lugar, hace varios años, declarar zona protegida la Cuenca de la Laguna del Sauce en esta Junta, no vimos ningún técnico del exterior y segundo, el relevamiento y estudio de toda la cuenca, con un límite en la faja de 500 metros de la laguna…

(Aviso de tiempo).

Redondeo.

Evitar toda llegada de efluentes cloacales, saneamiento urgente para los fraccionamientos, el tema de La Capuera, regular el uso de la tierra, investigar la posibilidad de emplear métodos biológicos, como peces, que puedan monitorear el tema de las algas, investigar y ver la posibilidad de controles químicos, medidas educativas en Primaria, Secundaria y Universidad, expropiaciones o subsidios a aquellos productores a los que vamos a limitarles la producción, etc., etc., etc.

Resumiendo –después seguramente por vía de interrupción volveremos a hacer uso de la palabra–: lo más importante es que Hourcade esté aquí y que pueda dar luz a las dudas que la gente tiene. Y lo más importante va a venir después, cuando lo vayamos a visitar –seguramente en esta semana, no sé si va a estar en Semana Santa– para pedirle todos esos controles que la propia OSE exige que se hagan, los de uno cada dos horas y los de 16 o 20 por mes.

Gracias, Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, señor edil.

Ingeniero…

SEÑOR HOURCADE.- Intenté puntear algunas de las cosas… En ningún momento afirmamos que el agua que se distribuyó durante este evento era agua potable. Nunca lo dijimos. Busque las declaraciones y si hay alguna así está tergiversada porque yo nunca dije que el agua era potable, lo que siempre dije es que se podía consumir sin que significara un riesgo para la salud.

El informe de Salud Pública. Maldonado, 27 de marzo de 2015. De la Dirección Departamental de Salud de Maldonado, Doctora Silvana Amoroso a OSE-UGD, Director Ingeniero Jorge Hourcade. “En virtud de la preocupación por parte de la población con respecto al color y sabor del agua, informamos que la Dirección Departamental de Salud no ha recibido denuncias desde los servicios de salud. Sí hemos recibido consultas de particulares y de casos sospechosos en Pan de Azúcar, Jardín Nº 83 e INAU. En ambas denuncias se trabajó desde la Unidad de Epidemiología de la DDS, actuando en conjunto con la Dirección de Higiene de la Intendencia Departamental de Maldonado, procedimiento de rutina, extrayéndose muestras de agua de OSE en los establecimientos, informándosenos desde el laboratorio que los resultados analíticos microbiológicos de las aguas resultan, en resumen, microbiológicamente potables. Sin otro particular, los saluda atentamente la Directora Interina Departamental de Salud, Doctora Silvana Amoroso”.

Una reflexión. Yo coincido con el edil: no podemos afirmar ni una cosa ni la otra. De lo que sí estoy seguro es de que si nosotros hubiéramos tenido un problema de salud relacionado con el agua de distribución –y el edil lo sabe perfectamente porque es médico–, nos hubiéramos enterado; todos nos hubiéramos enterado. Si aquí hubiese habido realmente un problema de salud en la distribución de agua, seguramente que teníamos una epidemia galopante. Eso no me permite demostrar ni para un lado ni para el otro, así como el edil tampoco lo puede hacer. Lo que hicimos fue pedirle a la Departamental de Salud del Ministerio de Salud el informe de lo que tenían y no hay denuncias. No sé si los médicos no denuncian o cuál es el problema.

Ha dicho el edil que, según le enseñaron de chico, el agua potable debía ser inodora, insípida e incolora. (m.r.p.)

Esto no es así, y lo dice la misma norma a la que usted hizo referencia; la norma que establece la potabilidad del agua habla de gusto y olor característicos. A lo que está refiriendo el edil es a un agua pura, hoy seguramente existente en algún lugar remoto del planeta; pero tenemos que diferenciar lo que es agua pura de agua potable, y el agua potable contiene ciertos elementos. Lo importante es que la concentración de esos elementos se dé por debajo de determinados valores, que están normalizados. Pero de ninguna manera va a ser inodora, insípida, incolora. Eso lo desmentimos terminantemente.

Los resultados que pide el edil no los tenemos acá. Me informan que en la planta potabilizadora tenemos resultados cada una hora, no cada dos, cada una hora, y los controles que se realizan en la red son…

SEÑOR MÉNDEZ.- Por semana en red de distribución estamos alrededor de los 30 puntos, 30 muestras por semana.

SEÑOR HOURCADE.- Esos valores se los vamos a alcanzar al edil y a quienes estén interesados en ellos.

Yo no voy a hablar de la Comisión de la Cuenca de la Laguna del Sauce, la cual integré durante muchos años pero no integro en este momento, solo voy a hacer una aclaración: que los lodos procedentes de la planta potabilizadora de agua potable de Laguna del Sauce tienen ya una corrección; es una de las medidas que fueron recomendadas y que fue ejecutada.

El rol que cumplió la URSEA; acá le voy a dar la palabra al Ingeniero Eduardo Liard porque él estuvo y recibió a los técnicos de la URSEA.

SEÑOR LIARD.- Gracias Jorge.

Efectivamente, como lo mencionó el Ingeniero Hourcade, tuvimos una reunión presencial de la URSEA en la propia Planta de la Laguna del Sauce, donde juntos estudiamos y analizamos el fenómeno que se estaba presentando, detallamos todas las medidas y las acciones que veníamos ejecutando y que teníamos previstas. Esa fue una reunión presencial que acompañó a una primera comunicación formal, que se va a cerrar cuando termine este episodio.

La comunicación formal se realizó, si mal no recuerdo, el miércoles de esta semana. La reunión puntual fue el lunes de esta semana.

En paralelo –se hizo mención a las comunicaciones al MVOTMA–, efectivamente también hubo comunicación con el MVOTMA a través de la Gerencia General de OSE, en particular con la DINAGUA. De este episodio está en conocimiento y ha habido pedidos de informes que se han realizado desde la sede central de OSE.

Yo quería complementar, Ingeniero, si me permite…

(Asentido).

…algún temita –alguna mención que se hizo– vinculado con el Comité de Cuenca de la Laguna del Sauce, en particular a una acción conjunta que se estableció, que es un programa de monitoreo que se viene realizando en conjunto con la Facultad de Ciencias y que nos ha suministrado muy buena información para poder seguir trabajando en este tema y a futuro prevenir otro tipo de eventos.

Y alguna aclaración. Se hizo mención al evento del 2002, de la época de URAGUA. En este evento no hubo coliformes fecales. Quiero aclararlo –los análisis están, van a estar disponibles llegado el momento–: no hubo coliformes fecales y, además, desde el principio hubo indicadores que nos permitieron aseverar que más allá del sabor y el olor del agua, era agua que no transmitía enfermedades.

Nosotros en particular, las Gerencias Regionales, tenemos la potestad, frente a este tipo de eventos, si llegamos a visualizar la posibilidad de que el agua que estamos produciendo tenga riesgo para la salud, de parar el suministro de agua, cuestión que no se llegó a manejar en ningún momento.

Particularmente se hizo mención –y creo que es buena la apreciación– al tema de la dosificación de carbón activado. Efectivamente, el carbón activado se venía aplicando en la Laguna del Sauce desde hace tiempo –hubo un evento en enero que muy bien explicó el Ingeniero Jorge Hourcade–, pero veníamos trabajando en dosis muy bajas, como veníamos trabajando en diferentes partes del país frente a este tipo de eventos y con muy buena respuesta. (k.f.)

En particular este evento fue, como se mencionó, un alga nueva, un alga desconocida para nosotros, con efectos desconocidos e inmediatos, o sea, el sabor y el olor, no supimos interpretarlos al momento. Ahí se generó la duda de frente a qué estábamos. Inclusive manejamos la primera hipótesis de materia orgánica en descomposición y fuimos manejando gradualmente lo que es dosificación de carbón activado. ¿Por qué? Porque tomar una medida extrema de golpe en una planta de estas características podía significar el dejarla fuera de servicio y traer aparejadas consecuencias peores, como dejar sin servicio de abastecimiento a la población.

Sí está en la agenda a nivel nacional, en OSE, la colocación de filtros de carbón activado. Ya se ha colocado en Aguas Corrientes, se está colocando en Laguna del Cisne y, seguramente, este evento puede llevar a incorporar en la agenda y promover una aceleración de tiempos en la colocación de filtros de carbón activado en Laguna del Sauce.

SEÑOR HOURCADE.- Gracias Eduardo. Dos complementos más: respecto a esto último existe una convicción de proyectar construir y tener un filtro de carbón activado a la brevedad en Laguna del Sauce, lo cual no significa estar utilizándolo en forma permanente sino tener la posibilidad de usarlo ante eventos esporádicos como los que se dan, para lo cual necesitamos detectarlos.

Aquí lo que pasó fue una falta en detectarlo, porque lo que hasta ese momento nosotros percibíamos en las floraciones era un olor característico y una coloración en los lodos de la potabilización verde intensa, que no se dieron en este caso, sí se dieron en enero, lo cual nos permitió en un caso responder en forma inmediata, y en el otro caso no nos permitió ajustar el proceso de potabilización en el tiempo correspondiente.

Quería complementar sobre el tema del momento. Cuando usted, señor edil, habla sobre por qué en un momento se dijo una cosa y después otra, bueno, lamentablemente no sabíamos muy bien a qué nos podíamos atener y, concretamente, este metabolito puede ser producido por un hongo y no por un alga.

Eso nos confundió y nos llevó a hacer esa afirmación y si fue así y tenemos que reconocerlo, lo vamos a hacer. Tampoco estamos ante un problema grave al hacer este reconocimiento, lo que sí queremos dejar en claro es que en todo momento quisimos transmitirle tranquilidad a la población, pero no por capricho, quisimos transmitirle tranquilidad a la población porque se merecía tenerla. Esa tranquilidad pasaba porque hay gente que puede salir a comprar una botella de agua envasada, pero otra no.

Lamentablemente –lo reconocimos desde un principio– hay gente que tiene mayor tolerancia que otra a este tema del gusto terroso. Bueno, así lo expresamos, así lo dijimos y no fue que quisimos salir a decir “nosotros tomamos, por lo tanto, tomen ustedes”. En todo momento dijimos que lo que nos animaba a hacer esa afirmación eran los resultados del análisis microbiológico que se hacía, siguiendo la norma que el propio edil está mencionando y que nos llevaba a asegurar que el agua, sin ser potable, cumplía con los requisitos como para no representar ningún riesgo a la salud en el caso de ser ingerida.

SEÑOR CASARETTO.- ¿Me permite una interrupción?

SEÑOR PRESIDENTE.- Adelante edil.

SEÑOR CASARETTO.- Lo primero que quiero dejar en claro es que esta Sesión no es una pulseada; que se quede tranquilo que nosotros no queremos que gane uno y pierda otro. Acá ganamos todos o perdemos todos. O sea que bienvenida la autocrítica del error. La pregunta mía era por qué hay metabolitos antes de encontrar los agentes. Me llama la atención, generalmente los metabolitos son una consecuencia del aumento del agente. (g.t.d.)

Pero varias cosas, por suerte esta comparecencia motivó cosas: por ejemplo, hoy aparece la Directora de Higiene con un informe y hoy aparece Salud Pública con un informe.

Están tratando de traerme la audición en este momento, pero, a falta de tenerla –no sé si voy a tenerla en la Sesión–, sí tengo las declaraciones del Ingeniero Hourcade en el diario El Correo de Punta del Este, del miércoles 18 de marzo, donde dice, entrecomillado: “Antes que nada, sigue siendo potable el agua que está llegando a cada una de las casas. Quiero dejar eso asentado claramente, sigue siendo potable, más allá de que después lo voy a remarcar”, dijo Hourcade al comienzo del reportaje.

Está bien, esto no es “dijo” o “no dijo”. Aquí se dice hoy que el agua no es potable, que no es la sensación que la gente tenía. La gente tenía la sensación de que “tenemos olor, tenemos gusto, pero el agua es potable”. El Ingeniero Hourcade acaba… Eso ya hoy sirve para esta Junta Departamental y para que la gente sepa, más allá de que dé o no trastornos en la salud, que el agua estos días en Maldonado no fue potable. Si hay un error de transcripción o un error al momento de declarar, hoy queda en una versión taquigráfica oficial que la UGD dice que el agua en Maldonado, en estas condiciones en las cuales estuvimos, no fue –o no es– potable.

En tercer lugar, el Ingeniero dice: “Usted que es médico sabe que si hubiese pasado algo en el agua inmediatamente repercutía”. En el año 2002 se encontraron coliformes fecales –prácticamente hubo un linchamiento en Maldonado por el tema del agua– y no hubo epidemia, no hubo aumento de gastroenterocolitis y había coliformes fecales. Entonces, no va de la mano que haya errores en las muestras de OSE con que haya una epidemia y que salte, como en algún país africano donde inmediatamente recorre las cañerías.

Por otro lado, es bienvenida la noticia de la colocación del filtro de carbón activado. Hoy en el mundo está comprobado que este tipo de situaciones como las que se han presentado aquí se frenan, en mucho, nada más ni nada menos que con esa colocación. Entonces, esa es una buena noticia. Esta noche vamos teniendo algunas noticias que no son tan buenas y que no ponen en tela de juicio lo que ha hecho y el procedimiento que han seguido la UGD y la OSE, pero también tenemos buenas noticias y hay que destacarlas. Querríamos saber cuáles son los planes, para cuándo y cuántos episodios más vamos a tener antes de que pase esto del carbón activado.

Por último, no me quiero olvidar de lo último a lo que me quería referir –que no me acordaba–: se dice que entre los informes que las instituciones de salud le han dado al Ministerio de Salud Pública no ha habido informes de alteración. Tal vez el Ingeniero Hourcade no lo sabe porque no forma parte del sistema de salud, pero yo sí lo sé. Las instituciones de salud, públicas y privadas, informan a la Departamental de Salud cuando hay brotes de enfermedades de declaración obligatoria, por ejemplo, cuando ha habido una salmonellosis o cuando ha habido algún caso de bacteria o de virus puntual.

El hecho de que la Dirección de Salud Pública no haya recibido informes no quiere decir que no haya más casos de diarrea y vómitos en Maldonado. Siempre sobre el terreno que venimos hablando de que no podemos decir que sea por el agua, pero tampoco podemos decir que no lo sea.

Y así como él decía que hay personas más sensibles, que tal vez toleran menos el sabor y menos el olor y de repente lo que todo el mundo no siente ellos lo sienten, también en salud existen personas más sensibles que cuando nadie se agarra diarrea y vómitos ellos sí, como los pacientes inmunodeprimidos, ancianos, bebés. Son las consultas que hemos visto, sin vincularlos al agua, pero sin dejar de vincularlos, por lo menos en estos días, los profesionales de la salud.

Tal vez la Directora no tendría que comunicar solo que no ha recibido informes, sino que lo que tendría que hacer es lo que vamos a hacer nosotros, que es pedir informes a las instituciones para que nos digan cuántos casos de gastroenterocolitis han visto, porque seguramente, si no son por un germen específico, nunca lo van a notificar.

Por el momento es lo que quería decir y vuelvo a lo mismo, no es la intención hacer un debate de esto.

Gracias, Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, señor edil.

SEÑOR NÚÑEZ.- Presidente…

SEÑOR PRESIDENTE.- Adelante, edil.

SEÑOR NÚÑEZ.- Escuché respetuosamente al edil en su exposición, pero acordamos una forma de trabajo y le voy a pedir a usted por favor que haga respetar lo que acordamos, si no la situación se empieza a ir de las manos, ¿verdad?

SEÑOR PRESIDENTE.- De acuerdo. Es así.

SEÑOR HOURCADE.- Simplemente quiero decir que parece difícil imaginarse que esto no es un debate. Yo lo siento así, que es un debate. (a.g.b.)

Y sigo insistiendo: si acá hubiésemos tenido un problema… Yo no me voy a referir a qué fue lo que pasó en el año 2002, porque tendríamos que analizar qué fue lo que pasó en ese año. Me parece que nos vamos totalmente de lo que estamos analizando.

Lo que digo es que, sin querer afirmar ni una cosa ni la otra, si acá hubiésemos tenido un problema real, un agente real que pusiere en riesgo la salud, no me cabe ninguna duda de que el sistema de salud se hubiese enterado.

(Durante sus palabras se retiran los Ediles Daniel De Santis, Nelson Balladares, Elisabeth Arrieta e ingresan los Ediles María Fernández Chávez y Andrés Rapetti).

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, Ingeniero.

Seguimos adelante, entonces. Edil Stajano, por favor. Adelante.

SEÑOR STAJANO.- Muchas gracias por cederme el uso de la palabra.

En primer lugar quiero felicitar a todos los técnicos aquí presentes ya que es una buena forma de aclarar todo esto y también a mi compañero, porque la verdad es que parecía que era un técnico idóneo en la materia, ya que fue recorriendo casi todas las preguntas que yo tenía para hacerle al señor Hourcade.

Voy a decir una cosa: yo estoy en la Comisión de Medio Ambiente de este Cuerpo y también en la Comisión de Cuenca de la Laguna del Sauce.

Muchas veces expresé mi disconformidad con el funcionamiento y la lentitud de la Comisión de Cuenca de la Laguna del Sauce. Hoy tenemos aquí enfrente la propuesta de acción; esta propuesta de acción fue hecha en 2011 y vemos que prácticamente todas las buenas intenciones que se tuvieron no se han concretado. Y los responsables acá eran el Ministerio de Ganadería, la Intendencia y OSE –que fue uno de los que más cumplió–, pero habiendo tenido un hecho puntual, que fue cuando murieron los peces en la Laguna del Sauce, lo que tendría que haber hecho que estas cosas se aceleraran, o sea, haberlas hecho a la brevedad posible, vemos que el tiempo sigue pasando; ya pasaron dos años.

Fíjese lo que ha pasado ahora, por ejemplo, esto es consecuencia de no tener los filtros adecuados. Yo saludo la propuesta y me alegra que por fin el señor Hourcade haya tenido la sensibilidad de hoy decirnos que se van a poner filtros de carbón activado. Evidentemente estos filtros fueron pospuestos porque eran muy caros, pospuestos porque no había necesidad de filtrar en la época del señor Alcorta.

Fíjese, que yo le vengo reclamando al señor Alcorta los filtros de carbón activado desde hace cuatro años; al principio me dijo que había filtros de carbón y yo cometí el error de creer que los filtros que había en la Laguna del Sauce eran de carbón activado y en realidad estos filtros eran de antracita y de arena.

Hoy saludo, lo digo nuevamente, que pronto tengamos filtros de carbón activado que le van a solucionar muchas cosas a la población, que hoy aquí no puede estar segura de que el agua que toma le haga bien o le haga mal, porque vamos a decir una cosa, una realidad: las algas que hoy están en esta laguna pueden proveer microcistinas de variada índole. (a.f.r.)

O sea, ya ha habido blooms de algas de la especie microcystis en esta laguna, que son las algas que generan una microcistina –la LR– que es, justamente, una de las más peligrosas y que provocan más daño en la población.

Esas microcistinas, por ejemplo, para darle más información a la población, no se destruyen hirviendo el agua. Esas microcistinas resisten los 300º antes de desnaturalizarse. Evidentemente, son para tener en cuenta.

Fíjense que hemos luchado siempre con el tema… Nosotros generalmente hablamos del agua bruta, ¿sabe por qué? Porque lo importante en esta laguna es mejorar el agua bruta, porque si no la mejoramos, esta laguna se puede transformar en un pantano, evidentemente; si siguen los aumentos de niveles de fósforo y de nitrógeno, esta laguna va a terminar haciendo una anoxia generalizada que nos va a hacer perder, nada más ni nada menos, que la fuente de agua del departamento, y lo peor es que no tenemos un plan B en este caso.

En la Comisión de Cuenca de la Laguna del Sauce muchas veces luchamos para lograr recursos para obtener muestras. Muchas de estas muestras de agua hay que mandarlas a Alemania para que se puedan analizar. Hay muestras que –si no le erro– salen U$S 300. Se decía en la última reunión que, por ejemplo en Argentina, para analizar cada muestra llegaban a pedir alrededor de U$S 500.

Evidentemente, el Gobierno Nacional debe mirar un poco más a Maldonado porque, como el problema estaba más en el Río Santa Lucía, miró mucho más para ese lado que para este.

Quiero recordar que todo lo que se trabajó en la Comisión de Cuenca de la Laguna del Sauce se aplicó en el actual control que se hace del Río Santa Lucía. O sea, toda la propuesta de acción se fue para Montevideo y acá quedamos necesitando presupuesto, porque la Comisión de Cuenca y los organismos que están acá no tienen plata para ejercer el control de esta propuesta de acción.

Por otro lado, la Comisión de Medio Ambiente de este Cuerpo –que bastante ha trabajado– varias veces ha pedido reuniones. Recién en el último Consejo de Ministros que ha venido aquí hemos logrado algunas reuniones que estaban esperando desde hace siete meses, porque la Comisión de Medio Ambiente de este Cuerpo quiso contribuir a todo esto con un decreto para regular tanto la contaminación de la Laguna del Sauce como la contaminación hecha por motores a explosión y tuvimos una entrevista con el Ministerio de Defensa. (c.i.)

Y cuando hicimos todo este decreto nos encontramos con que no había quién lo fiscalizara. El que tenía que fiscalizarlo era el Ministerio del Interior.

El Ministerio del Interior no tiene ni gomones...

(Aviso de tiempo).

(Durante su disertación se retiran los Ediles Alejandro Lussich, Federico Casaretto e ingresan los Ediles Daniel Montenelli y Nelson Balladares).

SEÑOR CORREA.- Prórroga, Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Votamos la prórroga, por favor.

SE VOTA: unanimidad, 23 votos.

Adelante, señor edil.

(En el transcurso del resto de sus palabras, se retiran los Ediles María Fernández Chávez, María Cruz, Nelson Balladares, María del Rosario Borges e ingresan los Ediles Federico Casaretto, Alejandro Lussich y Elisabeth Arrieta).

SEÑOR STAJANO.- Gracias, señores ediles.

Como iba diciendo, el Ministerio del Interior no tiene ni gomones, ni personal idóneo; no tiene, evidentemente, la posibilidad siquiera de acceder al espejo de agua, pero, según la reglamentación actual es el encargado del cuidado de la laguna.

¡Vaya sorpresa cuando fuimos al Ministerio de Defensa! Está en la orilla de la Laguna del Sauce, pero nos dijeron que tenemos que cambiar un decreto para que el Ministerio de Defensa pueda ingresar a esta laguna y controlar ahí, porque ellos no podían hacer nada debido a que la jurisdicción era del Ministerio del Interior.

También fuimos a Prefectura y nos dijo exactamente lo mismo. O sea, uno de los puntos, de acá, “prohibir la navegación a motor a combustible sobre el cuerpo de agua con excepción de las autoridades y para actividades de vigilancia, monitoreo, control de actividades...”, no se puede hacer actualmente por este tema.

Lo que a nosotros nos importa más es, justamente, la aclaración de los técnicos. Evidentemente no dudamos de su idoneidad, pero en el caso del tema de las microcistinas querríamos preguntarle si a nivel de laboratorio se puede determinar tanto la cantidad como la especie de cianobacteria que las produce, porque lógicamente los controles ahí van a variar. No es lo mismo controlar un bloom de la especie anabaena que controlar un bloom de la especie microcystis.

Evidentemente, en el primer caso es una especie de bajo riesgo tóxico –más o menos– que provoca el olor y el sabor en el agua, característico de la geosmina. En el caso de la microcystis SP, tenemos la posibilidad de que la microcistina sea la LR, y en ese caso estamos en un problema, porque la gente ahí puede tomar un vaso de agua perfectamente pura y, en realidad, si no hay filtros adecuados, puede estar tomando microcistinas sin darse cuenta. (c.g.)

Lo mismo estamos diciendo para el caso de la gente que, por ejemplo, va a acampar en la Laguna del Sauce; creo que hay que avisarle. Yo solicité que se pusiera bandera sanitaria cuando hubiera estas floraciones de algas, porque es una forma de avisarle a la gente que está en peligro. Por ejemplo, si un hombre va a pescar y toma un poco de agua y la hierve, creyendo que con eso destruye las microcistinas, o que la potabiliza, en realidad esto no es así. Las microcistinas resisten hasta prácticamente 300 grados centígrados, o sea que no se pueden, evidentemente, destruir con el hervido del agua. Creo que esas cosas hay que decirlas a la población.

También en la Comisión de Cuenca de Laguna del Sauce ha habido, con representantes, por ejemplo de La Capuera… Hay gente que directamente fue… Un niño, por ejemplo, cuando ve un bloom de algas en la orilla, con un color verdoso muy novedoso, se mete al agua, se baña, se enjuaga y en realidad lo que está haciendo es contaminándose, está provocando lesiones en la piel, granos, y esas cosas también hay que decirlas. Yo veo que hay falta de información en la población; el decir cosas malas no es poner a la población en contra. Hay que tener información precisa, para que la población no se preocupe. Todas estas preocupaciones que hay hoy son muchas veces por cosas que no se dicen, cosas que no se saben y muchas veces es peor no saber que saber. Hay que informar, tanto en escuelas como de esta forma.

Evidentemente es un tema preocupante, que se está dando en todo el mundo –hay cambios climáticos que así lo aseguran– pero también hay, por ejemplo, sustancias que sin estudiarse se han volcado al mercado –vemos hoy el caso del glifosato- y están incidiendo en este fenómeno. Es evidente que muchas cosas de las que hoy inciden en este fenómeno no se conocen. Así, por ejemplo, en el caso de que haya problemas de salud muchos médicos los pueden atribuir a otros factores y no a este. Mucho de lo que puede desencadenar el agua es atribuible a otras cosas.

A mí me preocupa que estas sustancias, las microcistinas, que tienen un poder tóxico importante, son además acumulativas. No es que hoy nos vamos a morir por tomar un vaso de agua; no. Ese es el comienzo de un problema. Capaz que tomamos 10, 20, 40 ó 100 litros y no nos pasa nada, pero en el caso de las microcistinas, si mal no recuerdo, 40 microgramos por kilo vivo son necesarios para la provocación de tumores en el cuerpo. De ahí para adelante ya íbamos a tener problemas en la producción de tumores. (m.r.p.)

Entonces, cuando leemos estas cosas, evidentemente nos preocupa.

Fíjese, por ejemplo, ahora le voy a leer un caso que se da en Estados Unidos: casos atribuibles a cianobacterias en agua bebible.

“Un florecimiento masivo de microcystis en los ríos Ohio y Potomac afectó entre 5.000 y 8.000 personas que consumieron agua potable procedente de estos ríos. El tratamiento del agua potable mediante precipitación, filtración y cloración no fue suficiente para eliminar las toxinas”.

Tenemos un caso aquí de agua potable, supuestamente potable. Pero…

(Aviso de tiempo).

SEÑOR PRESIDENTE.- Redondee por favor.

SEÑOR STAJANO.- Sí.

Vamos a redondear con este caso, que es cortito, en China.

Dice: “La incidencia del cáncer de hígado está claramente relacionada con fuentes de agua y es considerablemente mayor en poblaciones que usan aguas superficiales infectadas con cianobacterias que las que beben aguas subterráneas”.

Cuando vemos que nuestra fuente de agua es justamente superficial, pero además ya está hoy infectada con cianobacterias, evidentemente estas cosas nos preocupan y más que nos preocupan.

Y tenemos después un caso en Brasil: por diálisis, 130 pacientes se internaron, de los cuales murieron 56…

SEÑOR PRESIDENTE.- Señor edil, su tiempo terminó. Si puede redondear, por favor…

SEÑOR STAJANO.- Sí.

Vamos a redondear diciendo que este es un tema que iniciamos a principios de nuestra función legislativa y que lo vamos a seguir hablando, no para preocupar a la gente sino para informarla, porque son dos cosas distintas: informar que preocupar.

Muchas gracias, señor Presidente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

SEÑOR LIARD.- Yo quería hacer dos apreciaciones bien técnicas.

La usina de potabilización de Laguna del Sauce es la mejor del país, yo lo puedo aseverar porque estoy a cargo de la Región Este del país y es la más completa y la que asegura el mejor tratamiento. Tiene unidad de clarificación, que no hay en ninguna otra parte del país, normalmente son unidades de decantación, en este caso es unidad de flotación, que asegura una muy eficiente remoción de contaminantes presentes en el agua, y tiene filtros que si bien no tienen carbón activado, es cierto, son filtros mixtos con grava, arena y antracita, con una alta remoción de contaminantes presentes en el agua. De hecho, en este proceso, esta usina funcionó perfectamente en remoción de todos esos elementos que hemos manejado en esta Sesión.

De eso quería darles la tranquilidad. Tengo acá los análisis que certifican la remoción que hay entre agua bruta y agua elevada, por ejemplo, de microcistina, saxitoxina, de las cianobacterias. Son valores muy buenos y seguramente están asociados al tipo de planta de tratamiento que tenemos.

Sin desmedro de esto –y yo quiero reiterarlo porque fui el que lo dije y es una opinión técnica–, esta situación ameritaría incorporar en la agenda de OSE la posibilidad de incorporar un filtro de carbón activado. Daría un potencial más fuerte a esta planta de tratamiento. Pero hoy por hoy, con esta experiencia –y nos pasa en todas las plantas de tratamiento del país, cada vez que tenemos un evento nuevo adquirimos fortalezas para prepararnos para ese tipo de eventos–, seguramente este tipo de situación, por este tipo de causa, no se volverá a repetir en el caso del sistema de la Laguna del Sauce.

Nada más.

Se hablaba de mediciones de laboratorio; sí, efectivamente hacemos mediciones –va a desarrollarlo mucho mejor Gustavo Méndez– de todo tipo de parámetros, que se mencionaron en esta Sesión. (k.f.)

SEÑOR LAGOMARSINO.- Me gustaría hacer algunas puntualizaciones de carácter biológico. La usina le ha hecho frente al bloom de microcistina y al bloom de anabaenas, que ya no se llama más “anabaenas”, se llama deli´chdspermum por una reclasificación genética.

La deli´chdspermum también sintetiza microcistina L-R. Lo que tiene es que tanto la microcystis como la Deli´chdspermum, cuando florecen generan turbiedad biológica. En la usina utilizamos para la flotación el sulfato de aluminio. Entonces, para que se forme el floc necesitamos turbiedad. La usina es muy eficiente en la remoción tanto de los blooms de microcystis como los blooms de deli´chdspermum.

El tema es que el bloom de cylindrospermopsis pasa prácticamente desapercibido, no provoca cambios. En el seguimiento operacional, no provoca cambios ni en la turbiedad, ni en el ph, entonces es de difícil detección. Y los metabolitos que sintetiza son detectados a muy baja concentración, a bajísima concentración. O sea, no hay ningún aparato que iguale la capacidad del ser humano en detectar esos metabolitos.

Cuando aparecieron los primeros reclamos por olor y sabor, recorrimos la usina entera oliendo los barros y no había olor. La forma en que florece la laguna, como tiene una superficie muy grande y está afectada por los vientos, es de a parches, generalmente en algún parche la síntesis de metabolitos de esos parches ya provocan que el ser humano reaccione frente a ese estímulo.

Nosotros tenemos un monitoreo dentro del marco del monitoreo por la Comisión de la Cuenca, pero también tenemos un monitoreo hidrobiológico y estamos en contacto con el servicio de guardavidas. Entonces, tanto cuando ellos detectan espumas en la playa nos avisan como cuando nosotros detectamos presencia de cianobacterias que son capaces de formar bloom les avisamos a ellos para que no dejen bañar a la gente. Estamos en contacto con la Intendencia para informarle que hay presencia de tal especie en tal lado.

SEÑOR STAJANO.- Solo una acotación. ¿Se usó ya la bandera sanitaria para estos casos o habría que implementarlo?

SEÑOR LAGOMARSINO.- Nosotros somos OSE, lo trasmitimos a quienes tienen que tomar medidas.

SEÑOR STAJANO.- Habría que implementar un sistema.

(Dialogados).

SEÑOR LAGOMARSINO.- Solo una pequeña acotación.

El episodio de mortandad de peces no se dio –del que tú hablas, fue hace un par de años– en la Laguna del Sauce, se dio en el efluente de la Laguna del Sauce. ¿Qué pasa? Cuando hablamos del Niño y la Niña en el aspecto hídrico es importante.

El Niño ahora nos afectó porque tenemos una turbiedad de bruta de 1,5. O sea, es una turbiedad prácticamente de un agua de distribución. Es agua transparente que tenemos en la laguna. Muy pocas veces se ha dado, capaz que hace cuatro o cinco años se dio un par de semanas. Es algo difícil de darse en la laguna; generalmente la turbiedad de la laguna es de 20 a 30 NTU y hace más eficiente la función del sulfato de aluminio.

La mortandad de peces se da cuando hay sequía y la laguna no renueva el agua del arroyo El Potrero y ahí sí se generan los eventos de anoxia, entonces los peces mueren porque no tienen oxígeno para respirar porque no hay una recirculación y El Potrero se cierra a la salida al mar. Es difícil que se den eventos de anoxia en la laguna por el hecho de que el área que está sujeta al fetching del viento es muy amplia, entonces generalmente lo que tenemos en la laguna es a mezcla constante.

Lo que no hemos tenido en este verano es la resuspensión del sedimento por los vientos porque no hemos tenido eventos severos de viento y porque debido al efecto del Niño –tuvimos una primavera lluviosa– el nivel del pelo de agua fue elevado, entonces el poco viento que hubo no logró resuspender el sedimento y, entonces, estamos hablando que ahora tenemos turbiedades bajísimas que complican la eficiencia del sulfato.

SEÑOR MÉNDEZ.- Quería hacer otra puntualización cortita. Con respecto a lo que hablaste del glifosato y todos los orgánicos involucrados. (g.t.d.)

Nosotros en el plan de monitoreo de la Comisión –vos lo debés saber bien porque ya lo hemos expuesto– tenemos un control, dos veces al año, de un montón de orgánicos. La idea del monitoreo fue, aparte de lo que está en la norma, monitorear lo que se está aplicando. Creo que vos sabés mejor que nosotros, porque sos ingeniero agrónomo, que eso tiene un cambio muy grande y tenemos que estar cambiando.

Entonces, nosotros entramos en un plan de seguridad de servicios agrícolas porque nuestro laboratorio no tiene la capacidad para hacer ese tipo de orgánicos como el glifosato, que fue el que nombraste, pero yo te puedo nombrar un montón de insecticidas que también se están aplicando y que son parte de nuestro monitoreo dos veces al año, porque la idea es monitorearlos cuando se aplican y encontrarlos justo. Hay toda una logística para poder monitorearlos y encontrarlos en épocas de lluvia, cuando se están aplicando, lo cual es muy difícil y es muy importante la logística que se hace dentro del laboratorio de la OSE-UGD.

Aparte de ese monitoreo, por la normativa –la norma interna– también tenemos monitoreos de esos mismos orgánicos, tanto en el agua de toma como en el agua distribuida, obviamente.

O sea que hay un control y si ustedes quieren y me lo permiten, les puedo nombrar un montón de ellos aparte del glifosato, porque todos hablan del glifosato pero se olvidan de un metabolito del glifosato que se llama AMPÀ y es tan complicado como el glifosato. También hablamos de clorpirifos, atrazina… Hay un montón que puedo enumerar. Tengo acá una lista de 20 que nosotros monitoreamos dos o tres veces al año en la cuenca, en el agua de toma y en el agua distribuida.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias.

Adelante, Ingeniero.

SEÑOR HOURCADE.- Quiero completar un poco la solicitud de información o los comentarios que realizó el edil en cuanto a dejar un poco más en claro.

Cuando hablamos de un sistema que se ocupa de la distribución del agua potable estamos hablando de que ese líquido cumple con una normativa. Esa normativa no la inventó OSE; esa normativa se conviene entre muchos organismos dentro de los cuales intervienen el Ministerio de Salud Pública, OSE, el Ministerio de Medio Ambiente, la Universidad de la República… Es una lista muy larga de toda la gente que interviene y realiza esa normativa.

Cada tanto esa normativa se actualiza, porque las cosas van cambiando y, obviamente, no vamos a seguir atados a una definición de “potable” de hace 50 años atrás. Nadie trata de hacerlo así, pero hoy tenemos una normativa que establece la potabilidad, que fue realizada en el año 2008, con una reimpresión del año 2010 y que se encuentra en revisión, porque continuamente se encuentra en revisión.

Entonces, cuando se habla de los peligros hacia la salud, creo que está muy bien que la gente se entere, pero tiene que saber que cuando la definición de agua potable dice que es un líquido que se puede consumir durante toda la vida y no ofrecer riesgo a la salud, nosotros –OSE– lo que hacemos es tratar de cumplir con esa normativa, no entramos a discutir. Y me parece que no es acertado entrar a discutir si en la normativa está bien o está mal tal valor “porque en Japón”, “porque en China”, porque además no sé ni cuál es la fuente de la información.

A ver: en un sistema –como en nuestro país– se dan ciertas formas para discutir las cosas y se establece cierta normativa y, cuando se realiza el análisis de la normativa, es cuando se debe poner toda la carne arriba del asador, que es cuando todos estos responsables, estas instituciones que tienen tanta preocupación… (a.g.b.)

Instituciones, no digo personas, como alguien que habló de Panario; no hablo de Panario. Yo no tengo por qué hablar ni discutir con Panario. Y si Panario quiere hacer algún tipo de observación, que acepta que el agua potable es potable, que cierta agua es potable, pero que él no recomienda su consumo, lo que está haciendo es poner en jaque esta norma, una norma que no hace otra cosa que reflejar lo que la Organización Mundial de la Salud establece, lo que países adelantados y no adelantados establecen. Estamos hablando de Estados Unidos, de Brasil, de Chile, de México, de Canadá. En fin, no es una norma que se inventó para ver si la podemos cumplir, no, no; es una norma que la sociedad se da mediante su organismo de contralor para definir que eso es agua que se puede tomar durante toda la vida y no producir riesgo a la salud.

Ahora, si dentro de cinco años hay una revisión, hay una revisión. Las cosas cambian, no nos vamos a oponer, pero hoy tenemos el cometido de cumplir con esa normativa y esa es nuestra función, nuestro cometido, tratar de cumplir con esa normativa.

Cuando el Edil Casaretto dice que yo dije, porque está leyendo en un diario… A decir verdad no quiero referirme más a eso, pero, agua potable –lo digo una vez más–, cuando tenemos el olor terroso, no tenemos; tenemos un apartamiento de acuerdo a esa norma que fue convenida. Pero a renglón seguido digo que, a pesar de eso, se puede consumir perfectamente esa agua sin que represente ningún riesgo para la salud. ¿Por qué? Porque todos los demás parámetros cumplen con lo que establece esa normativa respecto a agua potable.

Quería dejar clara esta precisión, porque a veces se habla, se establece y se hace referencia a cosas que aparecen en la prensa que pasan en otros países. Miren, en estos días que he tenido de este evento me he dado cuenta de que las cosas que aparecen en la prensa realmente hay que ponerlas con puntos suspensivos, porque cosas que dicen que yo dije… Me han hecho decir cada cosa, de hace tantos años atrás, que a decir verdad no recuerdo si las dije o no; que alguien me traiga la grabación y me diga. Y bueno, capaz que me equivoqué. No lo sé, pero salen cosas que son increíbles.

Me parece que es muy bueno que en este país, que es serio, que está haciendo las cosas bien –que como dice el Ingeniero Liard tenemos en Maldonado la mejor planta del país–, haya cosas que mejorar; seguramente, porque aparecen cosas nuevas. Esta floración fue novedosa, esta floración fue diferente a todas las demás y la comunidad en su conjunto no se enteró. ¿Por qué? Porque ya tiene establecido un protocolo de actuación, pero ante esto no lo tenía y lo admitimos, no lo tenía. Ahora vamos a tratar de tenerlo, de no volver a caer de vuelta con el mismo problema. Vamos a tratar, pero las cosas en su lugar.

Cuando para nosotros represente un riesgo para la salud no le quepa ninguna duda a esta Junta que vamos a salir a decir que hay riesgo para la salud y, cuando decimos que no hay riesgo para la salud, no lo decimos en forma caprichosa, lo decimos porque nos basamos en cifras, lo decimos porque además hay un organismo de contralor, que es la URSEA, que ha venido, que ha controlado y que ha visto, efectivamente, que las cosas se están haciendo bien. ¿Qué quiere decir eso? No quiere decir que hoy abran y saquen agua sin gusto terroso, no estoy diciendo eso y estoy admitiendo que ese decrecimiento va a ser paulatino y que va a llevar su tiempo, pero las cosas se están haciendo bien y estamos convencidos. Tenemos la firme convicción de que los funcionarios de OSE-UGD y los funcionarios de OSE de alta categoría, los técnicos en agua potable, están haciendo un muy buen trabajo. (a.f.r.)

Estamos aprendiendo mucho, sin duda que sí, y tenemos que decirlo; pero también pongamos las cosas en su lugar, no nos pasemos para el otro lado, no generemos dudas donde no las hay. Si tenemos dudas las vamos a decir, pero si tenemos certezas también las vamos a decir.

Gracias.

(Durante sus palabras se retiran los Ediles Graciela Ferrari, Daniel Ancheta, Andrés Rapetti e ingresan los Ediles María Cruz, Nelson Balladares, María del Rosario Borges y Sebastián Silvera).

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, Ingeniero.

Edil Correa.

SEÑOR CORREA.- Gracias, Presidente.

Antes de referirme al tema, justamente sobre este mismo en cuestión, quiero darle una interrupción al compañero Lussich.

SEÑOR LUSSICH.- Gracias, edil; gracias, señor Presidente.

Tenemos el más profundo respeto, personal y técnico, por el Ingeniero Hourcade y por quienes lo acompañan, pero no podemos volver a la discusión de “dije, no dije, me dijeron o dijo la prensa que yo dije”, porque eso es lo que realmente crea ansiedad en la población: escuchar a un jerarca decir una cosa y al siguiente minuto decir otra.

Como se ha manifestado dos o tres veces esta noche en esta Sala que el agua que está distribuyendo la UGD no es potable y el Ingeniero Hourcade ha reiterado que no ha manifestado anteriormente que el agua sea potable, voy a pedir la grabación que se obtuvo de una emisora de esta capital para que tratemos de ir aclarando este tema y nos vayamos sacando temas de encima, para enfocar las soluciones.

¿Se puede pasar la grabación?

(Así se hace)

“SEÑOR HOURCADE.- ‘Y lo otro es remarcar que a pesar de este tema del gusto, tenemos una condición de potabilidad asegurada. Es decir, a la población, la máxima confiabilidad posible en el sentir…’”

Gracias, edil.

SEÑOR CORREA.- Gracias, compañero.

Yo no soy técnico, no pretendo serlo; no puedo aprender tanta cosa en tan pocos días a partir de tomar conocimiento. Confío plenamente en la capacidad técnica de los técnicos de OSE-UGD –por algo están ahí, por algo estudiaron, por algo están en ese lugar–; no somos quiénes para evaluar ese tipo de procedimiento o forma de proceder con respecto al agua que todos tomamos o al manejo de la laguna, al contrario: mis respetos.

A lo que sí me quiero referir muy brevemente, señor Presidente, es a la responsabilidad que tienen los cargos políticos en el momento de emitir opiniones en los medios de prensa, opiniones que son masivas, que llegan a toda la población.

Acabamos de escuchar esta grabación y después, en la misma nota –la tenemos acá–, el Ingeniero –que también me merece respeto, pero que ocupa un cargo político– dijo que estaban evaluando lo sucedido con eso.

Me parece que lo más sincero en este tipo de cosas –en esta emergencia sanitaria que hay, porque por algo estamos acá reunidos en Sesión Extraordinaria y el pueblo de Maldonado, por donde se camine, pregunta–, lo más justo hubiese sido decir la verdad y aconsejar a la población en tal sentido, no como lo hizo en esa oportunidad el Ingeniero Hourcade en esa misma nota que escuchábamos recién, donde dijo: “Yo en este momento estoy consumiendo agua y no he dejado de consumir agua de la canilla”.

Es decir, el hecho es muy grave, Presidente, es de extrema gravedad, porque la máxima autoridad del agua en el departamento nos está aconsejando y diciendo que él está tomando agua de la canilla y más adelante, en la misma nota, dice que están evaluando la situación para ver por qué está pasando esto. (c.i.)

Llamo, simplemente, a la responsabilidad del lugar donde uno se sienta, los cargos que uno ocupa al momento de expresarse y a la población, no de la parte técnica, de ninguna manera –no estamos a la altura–, pero sí de la responsabilidad.

Tal vez lo mejor hubiese sido decir: “Por el momento, compren agua”, “vemos qué vamos a hacer”, “no la consuman porque lo estamos estudiando”, como lo dijo más adelante.

Hay que llamar a responsabilidad, no alertar, porque ¿qué es mejor? Que la gente consuma el agua en estas condiciones –como todos los que estamos aquí, de aquel y de este lado consumimos el agua en estas condiciones– o llamar y decir: “Miren, estamos estudiando lo que está sucediendo”. “Por el momento, sin alarma, recomendaremos hacer este tipo de cosas”. No salir a defender una posición que, tal vez, no puede ser defendida diciendo: “Estoy tomando agua de la canilla en este momento”. No es justo para la población, no para usted, sino para la población. A eso nos referimos. Por eso estamos preocupados.

¿Qué pasaría el día de mañana si sucede un hecho de mayor gravedad? ¿Vamos a confiar en que la máxima autoridad del agua nos diga: “Tomen agua tranquilos”, o vamos a salir a buscar otro tipo de soluciones? ¿Qué pasa si existe otra situación de gravedad? Que no sabemos cuál puede llegar a ser porque no somos técnicos, pero sí llamamos a responsabilidad política, porque en esta Junta se votó el cargo del señor Director de la UGD.

Entonces, esa es mi reflexión: la responsabilidad ante la gravedad de los hechos y, si no se sabe el final del hecho, calma, no adelantarse a decir que está todo bien y “tomo agua de la canilla”. ¡No! Hay que abrir el paraguas en este tipo de cosas, porque la población es siempre la más afectada y la más vulnerable. Y lamentablemente es la población más humilde la más vulnerable, que es la que tiene menos posibilidades de comprar todos los días agua para consumo. A eso nos referimos: a la responsabilidad cuando uno ocupa un lugar político tan importante en el manejo del agua, que va directamente involucrado con la vida humana. A eso nos referimos.

Y vamos a terminar por acá saludando a la parte del equipo técnico sin objeciones, sin hacer su trabajo, pero en la parte política tengo mis reparos.

Gracias, Presidente.

(En el transcurso de su exposición se retiran los Ediles María Cruz, Juan C. Ramos, Daniel Montenelli, Federico Casaretto, Juan Valdéz e ingresan los Ediles María Fernández Chávez y Daniel Ancheta).

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señor edil.

Adelante, Ingeniero.

SEÑOR HOURCADE.- A ver, yo escuché igual que ustedes lo que, evidentemente, dije en algún momento. Y si tengo que admitir acá que en algún momento –porque uno muchas veces está en un lugar donde se siente presionado y, a veces, con falta de experiencia–… no tengo ningún problema en decirlo. Pero vuelvo a insistir: el tema de la potabilidad está definido cuando el agua tiene un gusto característico que no era el que tenía. Así que, si lo dije, seguramente me equivoqué, quise decir otra cosa; no quise emplear el término “potabilidad”.

Ahora, en cuanto a ese término de “responsabilidad”, yo creo que acá hay gente que me conoce. Yo tomé agua durante todo el evento, y con los técnicos que están acá acompañándome no hubo ningún engaño. Ellos me dijeron sobre la situación de los resultados microbiológicos que se hacen en la distribución, que se hacen en la redistribución.

Vamos a entendernos, no se saca de cada canilla a ver si el agua es potable. Es decir, no se hace un análisis, se hace un muestreo, y si ese muestreo, de acuerdo a la norma como hablamos recién, da resultados positivos, entonces esa muestra es aceptable. (c.g.)

Eso lo tuvimos siempre, en todo momento. Y si lo tuvimos siempre, en todo momento, y sabíamos que el único problema que teníamos era un gusto terroso… ¿qué era actuar con responsabilidad? ¿Era decir que fueran a comprar agua? No, de ninguna manera. Tampoco dije que no fueran a comprar agua. En muchos reportajes admití que por el gusto terroso había gente a la que de repente no le gustaba consumirla. Sí pensé en la mucha gente que no tiene la posibilidad de comprar agua envasada, que es de lo que estamos hablando, y quise dar la seguridad, la misma seguridad que quiero dar hoy en día, no en base a que yo tomé y no me pasó nada sino como dije, y repito, porque tenemos datos que nos dicen que el comportamiento microbiológico que tuvimos durante el evento fue exactamente el mismo que tuvimos antes del evento, del que tuvimos hace un mes, del que tuvimos hace seis meses, del que tuvimos históricamente sin ningún tipo de problemas.

Eso hay que comunicarlo, eso es parte de nuestra responsabilidad: comunicarlo, y así lo hicimos. Yo no me siento irresponsable, ni políticamente ni nada por el estilo, si le estoy diciendo la verdad a la gente y le estoy indicando algo muy importante que tiene que saber: la seguridad de que no tiene ningún problema en cuanto a los riesgos para la salud humana. Lo digo porque tenemos los datos, no porque yo tomé agua en mi casa. Siempre traté de decir eso en todos los reportajes.

Me parece que hasta acá los comentarios y cuestionamientos que se quisieron hacer, o que se realizaron, y mi contestación al respecto. Al primero, sí, sin duda, seguramente sí fue un error, señor Lussich. ¿Quién no se equivoca? En esta parece que me equivoqué, y lo estoy admitiendo ante todos ustedes, no tengo ningún problema en hacerlo, y tengo bien claro el concepto de potabilidad.

(Durante sus palabras ingresa la Edil María Cruz).

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, Ingeniero.

Edil Báez, por favor.

SEÑOR BÁEZ.- Gracias, señor Presidente.

La verdad es que…

SEÑOR PRESIDENTE.- Perdón, Báez… Sí, Lussich.

SEÑOR LUSSICH.- Prórroga de hora hasta terminar.

SEÑOR PRESIDENTE.- Bien. Votamos, por favor.

SE VOTA: unanimidad, 21 votos.

Ahora sí, adelante, Edil Báez.

SEÑOR BÁEZ.- Gracias, señor Presidente.

Agradecemos a todo el panel que haya venido a dar explicaciones.

Pertenezco a la Comisión de Medio Ambiente y a Hourcade muchas veces lo hemos llamado a la Comisión, como cuando el caso de aquella famosa pileta de oxidación, que no es tal el nombre, en Laguna del Sauce. ¿Se acuerda? Estábamos preocupados por la laguna, ya que la misma no solamente es contaminada por La Capuera –donde viven más de 6.000 personas ¡6.000 personas viviendo y contaminando todos los días!–; a eso le sumamos lo del Arroyo Pan de Azúcar, los agroquímicos, como se dijo aquí. Tampoco es poca cosa la contaminación que viene por los aviones, lo que nadie dice, pero el aeropuerto está mal hecho ahí, no es el lugar ideal.

Recuerdo que en aquella época nos preocupaba muchísimo la pileta, que era de El Pejerrey, que en definitiva iba a las napas e iba a seguir contaminando la laguna. En la Comisión de Medio Ambiente trabajamos con una bandera: no había partido político. Están “Marita” y Borges que lo pueden decir. La bandera que tenemos es la del Departamento de Maldonado. Nos preocupaban y nos preocupan todos los temas ambientales pero de esta situación que estamos viviendo lo que más me preocupa es que hay un departamento que está con síntomas, no sabemos si son o no son. Están con síntomas de diarrea, de dolor de estómago, y es real, no hay que ocultarlo. (m.r.p.)

Algunas están con síntomas de diarrea, otras tienen dolor de estómago…; es real, no hay que ocultarlo.

Y yo agradezco que Hourcade haya dicho: “Tal vez me equivoqué; si me equivoqué, discúlpenme”. Eso es bueno, habla bien. Pero a mí lo que más me preocupa es que, según se dice, el 11 de marzo fue el monitoreo –y corríjanme si entendí mal– y se bombearon 1.200 quilómetros de cañería. ¿Puede ser así? ¿Y ahí se detectó?

Bueno, eso es lo que más me preocupaba, porque si en 1.200 quilómetros de cañería la cylindrospermopsis entró ahí adentro y estuvo actuando, estamos ante un problema en serio…

Eso era lo que yo quería saber, si era así o no era así.

(Disentidos).

Bueno, por lo menos ya tengo un problema menos.

Hay una cosa que yo quisiera decir: yo sé que el carbón activado cuesta mucho. Según lo que hablamos aquella vez con Alcorta, él nos dijo que serían algo así como U$S 13.000.000, más o menos, y que no se lo empleaba por el costo. Y yo digo: U$S 13.000.000 y la salud de una población, ¿qué es más importante, gastar U$S 13.000.000 o pensar en la salud de la población?

Y cuidado que estamos en un departamento netamente turístico, 90% turístico. Les decimos que hay un Uruguay Natural para que vengan…

(Interrupciones desde la barra).

Perdón, ¿me puede amparar en el uso de la palabra?

SEÑOR PRESIDENTE.- Adelante señor edil, y por favor, silencio en la barra.

SEÑOR BÁEZ.- Estamos en un departamento turístico y no nos podemos dar este lujo, no nos podemos dar este lujo, esto es un lujo que nos estamos dando. Por supuesto que también estamos todos preocupados por la población, pero esto no tiene que pasar más, y si hay que poner carbón activado, que se lo ponga y que se gaste. ¿Hemos gastado un dineral en hacer un saneamiento y no podemos proteger la salud de la población? Yo pienso que hay algo que está mal, alguien que está pensando mal.

Lo voy a dejar por ahí, señor Presidente, y de repente sería bueno que con toda aquella gente que se vio perjudicada por esta agua no potable, la UGD tuviera una consideración, con aquellos que están pagando una boleta de agua, que no es nada cara, no cobrándoles este mes o estos 15 días de consumo.

Nada más, señor Presidente.

(Durante sus palabras se retiran los Ediles Darwin Correa, Sebastián Silvera e ingresa el Edil Federico Casaretto).

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, señor edil.

Adelante Ingeniero.

SEÑOR HOURCADE.- Hemos anunciado que vamos a hacer el filtro de carbón activado. Yo voy a anunciar de aquí para adelante, no puedo anunciar de aquí para atrás.

Justamente, cuando OSE-UGD desarrolla los servicios de agua y saneamiento, es para brindarle un servicio a la población, así que esto de no proteger no va. Todos los servicios que se desarrollan en cuanto a agua y saneamiento son para proteger. ¿Que aquí nos sorprendió un evento de mal gusto, o de gusto terroso –me rectifico–? Sí, pero eso no quiere decir no proteger; no es tan directa la relación de no proteger. En todo momento lo que nos ha movido es la palabra “proteger”, darle seguridad a la población, que la gente pueda tener agua segura como para poder ser consumida. Eso es lo que nos ha movido siempre.

Y este evento que nos va a llevar varios días, que nos está llevando varios días –perdón–, tiene que medirse también en lo que ha sido el comportamiento del sistema de distribución de agua potable de Maldonado, y yo diría del Uruguay, pero vamos a referirnos a Maldonado porque estamos hablando del sistema que proviene de la fuente Laguna del Sauce, que tiene una historia muy buena, que es envidiable por muchos países. (k.f.)

Y es cierto, nos pasó esto. Estamos viendo que no nos vuelva a pasar, pero esto no quiere decir que no estemos protegiendo a la población, de ninguna manera, nos ha movido siempre la necesidad de proteger a la población y de cumplir con el requisito que nos han mandado. Eso quiero dejarlo aclarado.

(Durante sus palabras se retiran los Ediles María C. Rodríguez, María Cruz, Alejandro Lussich e ingresa la Edil Graciela Ferrari).

SEÑOR PRESIDENTE.- Mínimo por favor.

SEÑOR BÁEZ.- Sí, cuando digo proteger, estoy diciendo por qué no se usa carbón activado. Porque todo esto que pasó ahora, si se hubiera usado carbón activado como le dijimos a Alcorta hace cuatro años que se usara –y nos mintió, dijo que sí, que se estaba usando y no era el carbón activado–, se podría haber evitado; a eso me refiero.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, señor edil.

Seguimos adelante, Edil Shabán. Adelante por favor.

SEÑOR SHABÁN.- Muchas gracias compañero Presidente, le voy a ceder una interrupción al compañero de León.

SEÑOR DE LEÓN.- Gracias estimado Juan.

Señor Presidente, como estamos en un ámbito político… y me corresponde porque estoy asombrado de un montón de cosas que he escuchado… Menos mal que el aeropuerto no lo hicimos nosotros, lo hizo un candidato de otro partido que hacía de todo, era un fenómeno, porque si no la culpa era del Frente Amplio.

Primero que nada quiero dar el respaldo…

(Dialogados).

SEÑOR PRESIDENTE.- Vamos a hacer silencio y vamos a seguir respetando. El edil no hizo ningún comentario fuera de lugar.

Silencio por favor.

SEÑOR DE LEÓN.- Quiero dar el respaldo, porque este es un ámbito político, a la UGD y al Ingeniero Hourcade –conozco su trayectoria en la Intendencia y por eso lo votamos para que fuera a la UGD–, porque es una persona seria, celosa de lo que hace. Como también nos dan garantías los técnicos que nos acompañan y nos han ilustrado perfectamente en el día de hoy. Porque con el Frente Amplio hubo un cambio, comenzó un país en serio, comenzó una OSE en serio.

En 60 años nunca OSE había dado superávit, siempre había dado pérdidas y es monopólica. Hizo en 60 años agua por todos lados. A los que hoy están preocupados por los más pobres, los más humildes, no los vi defender cuando se privatizó el agua, cuando había coliformes, cuando los vascos se llevaban la guita y nunca hicieron el saneamiento. Que sí hizo la UGD el saneamiento para los pobres y para los turistas, porque si no, no tendríamos turistas si no se hubiera hecho esa inversión que durante años nos dijeron que no se podía hacer y por eso había que privatizarlo. Nosotros sí defendimos a los pobres y al turismo que genera trabajo haciendo esa gran obra. No se preocupe Hourcade de los ataques y de estas cuestiones que quieren poner, el problema es que como se les terminó el verso con la seguridad, ahora salen con el tema del agua. Vio este país, son todos técnicos de fútbol, técnicos de seguridad y ahora son todos técnicos en agua.

Yo le pido encarecidamente que por favor ponga un filtro contra la cianobacteria “blanquitis”…

(Murmullos).

…que ahí sí… Por favor proteja a Maldonado porque ahí sí le va a ir mal.

SEÑOR PRESIDENTE.- Edil, no haga comentarios fuera de lugar, por favor.

SEÑOR DE LEÓN.- Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Adelante Edil Shabán.

SEÑOR SHABÁN.- Gracias, compañero Presidente.

Compañeros…

(Dialogados).

SEÑOR PRESIDENTE.- Hacemos silencio, por favor, adelante Edil Shabán.

SEÑOR SHABÁN.- Gracias.

Todo puede ser justo y perfecto, pero realmente sucedió un evento inesperado que no es culpa de OSE-UGD y que se está corrigiendo y ya estamos teniendo pruebas positivas de que el agua está mejorando, está cambiando, ya hay lugares donde el agua está saliendo casi normal.

Estamos en la Junta desde el 2010, hace cinco años que estamos participando en la Comisión de Medio Ambiente. Hemos tenido la posibilidad de interesarnos por un montón de temas que realmente nos interesan de verdad y de participar –gracias también a la Junta y a los compañeros que nos votan– de las salidas a determinados lugares donde uno puede aprender y acceder al conocimiento, tan importante, no solo para los políticos sino para todos los habitantes.

Estuvimos en diferentes congresos. (g.t.d.)

Recuerdo que fuimos a un Seminario Latinoamericano de Medio Ambiente en la ciudad de Rosario, Argentina, donde se puso como ejemplo –y lo traigo a colación acá porque cuando fui a ese taller pensé: “Esto es lo que pasa en Maldonado, lo que va a pasar en algún momento, pero a otra escala”– el Lago San Roque en la provincia de Córdoba, con 3.000.000 de personas bebiendo agua de ese lago y con cientos de fábricas contaminando.

Realmente uno saca muy buenas conclusiones de eso. Muchas cosas se pueden paliar, se pueden poner en práctica más factores de protección –como dice el Ingeniero– que realmente son necesarios para seguir. O sea, los factores de protección siempre son pocos; hay que dar más, cada vez más, son como los derechos que siempre son pocos. Hay que dar más derechos y más factores de protección, eso es lo que nos va a llevar a la perfección de las cosas.

Nosotros también tuvimos oportunidad de trabajar con juristas y expertos en Derecho Ambiental acá, como el Doctor Sciandro y gente de la UdelaR, y también hemos comprendido que en algún momento vamos a tener que pensar en una policía ambiental. Tal vez no ahora, pero sí a futuro. El mundo está cambiando, ya no es el mismo. Hoy suceden eventos aquí, en Uruguay y en Punta del Este, de cosas que suceden en países tropicales, que son indicadores y que nos hablan de que tenemos que empezar a tomar decisiones. Este tipo de decisiones van por el camino del cambio de paradigmas, porque si cada uno de nosotros empezáramos a medir nuestra huella de carbono, nos asustaríamos.

Yo pienso que a partir de determinadas decisiones que tomemos vamos a ir cambiando positivamente en beneficio de la población; de eso se trata.

También quería hablar sobre el tema de lo que significa el destino turístico Punta del Este y de lo que significa el agua para el mismo.

El agua es un activo en sí mismo; que tengamos agua que sea potable y bebible de la canilla en un lugar como Punta del Este no es nada menor. En ninguna parte del mundo suceden estas cosas.

Hoy, por suerte, hemos estado atentos a un problema –que es un problema de todos– y es lamentable que a veces se quiera politizar. Me alegro porque, por lo que yo escuché hoy por parte de quienes están acá, por lo menos, no hay intencionalidad política; me alegra porque el problema del agua es un problema que está por encima de todos nosotros. Es el sustento para nuestra vida, el de los que vienen y el de los que van a seguir viniendo.

Para el destino turístico la importancia del agua es muy importante, valga la redundancia. Estamos en Uruguay, no estamos en un país europeo, ni asiático, ni africano. Aquí todos nosotros somos conscientes de que hemos desarrollado normas de construcción adecuadas, contemplando y teniendo en cuenta el medio ambiente. Por ejemplo, cuando votamos las normas del Eje Aparicio Saravia, hablamos de pozos blancos para los edificios donde el agua de lluvia va permeando lentamente y no va decantándose. O sea, estamos previendo un montón de situaciones y generando factores de protección para el cuidado del medio ambiente y la población como nunca antes se había hecho en el departamento.

Hemos hecho, señor Presidente, la mayor obra de la historia: el saneamiento. Como aquí se ha dicho, se trajo a una empresa privada para que lo hiciera y no lo hizo; U$S 130.000.000, con tecnología de última generación, con aguas que salen casi limpias, y eso se hizo gracias a OSE, porque OSE en sus estatutos no tiene fines de lucro. Y qué importancia tiene que las empresas públicas sigan estando como están, públicas y en poder del Estado, para, como en este momento, dar respuesta, porque si la empresa fuera privada, ¿qué garantías tendríamos nosotros? (a.g.b.)

La OSE lleva saneamiento cuando se crea hace 80 años; se crea para llevar agua potable y saneamiento a los pueblos y eso lo que hace es brindarle sanidad a la gente. Y para nosotros y para el Uruguay es desarrollo, ¿no? Y eso acá en Maldonado se practicó. El saneamiento es un ejemplo, es la mayor obra de la historia del departamento, repito.

Por eso a veces, cuando escucho que piden no pagar las facturas, pienso qué difícil sería solucionar estos problemas sin dinero. ¿De dónde sacaríamos dinero para comprar los filtros de carbón si la gente no paga las facturas? O sea, necesitamos seguir generando dinero; es imposible que la OSE pueda solucionar este problema del pueblo de Maldonado sin dinero. Entonces, ¿cómo hacemos si no cobramos las facturas, como plantea algún dirigente por ahí?

Esto es sin ningún tipo de… No tiene parangón.

(Aviso de tiempo).

(Mientras transcurre su exposición, se retira el Edil José Monroy e ingresan los Ediles Alejandro Lussich y Juan Valdéz).

SEÑOR NÚÑEZ.- Prórroga de tiempo, por favor.

SEÑOR PRESIDENTE.- Se solicita prórroga. Votamos, por favor.

SE VOTA: unanimidad, 19 votos.

Adelante, señor edil.

SEÑOR SHABÁN.- Muchas gracias, compañeros.

Queríamos ir redondeando el tema. Antes de que termine mi tiempo le voy a conceder una interrupción al Edil Ancheta. Termino y ya lo dejo.

Quisiera dejarles planteadas dos o tres preguntas a los compañeros de OSE-UGD. Hablé de cambios de paradigmas y de situaciones que hay que ir teniendo en cuenta, que aún no habíamos tenido y que son eventos novedosos que surgen.

Quiero hacer cuatro preguntas a los presentes y a la gente que pueda estar escuchando o mirando. ¿El agua que se suministró y que se está suministrando ahora representa un daño para la salud? Porque yo tomo agua; en mi casa vivo con cuatro niñas y todos tomamos agua y nadie la rechazó ni nadie se enfermó.

La segunda pregunta: ¿mi familia y yo podemos considerar que el agua es potable? Porque para mí el agua es potable, porque no me hace daño ni la rechazo. Es una pregunta que yo quiero hacer.

¿Podemos seguir teniendo confianza en el sistema? Porque en esto no solamente está en juego la salud de la gente, sino el futuro destino turístico, como lo dije hace un rato. Y lo repito, tres veces lo digo: acá está en juego el destino turístico.

Y como cuarta y última pregunta ¿la población puede estar tranquila?

Le concedo una interrupción al compañero Ancheta.

(Durante el resto de su disertación ingresan los Ediles José Monroy, Daniel Montenelli y alternan banca los Ediles María C. Rodríguez, María Cruz y Guillermo Ipharraguerre).

SEÑOR PRESIDENTE.- Adelante, edil.

SEÑOR ANCHETA.- Gracias, señor Presidente; gracias, compañero.

Quiero agradecer la presencia del Ingeniero Hourcade y de los técnicos; les agradezco doblemente por la celeridad que tuvieron para venir a esta Junta Departamental; en 72 horas los estamos recibiendo.

Señor Presidente: hemos recibido una lección los que no somos entendidos. Quiero aclarar que no soy técnico, que no sé nada de agua, sé lo mismo que cualquier ciudadano, pero me quería referir a algunos aspectos porque vienen al caso.

Indudablemente que no le atribuyo intencionalidad política a nadie de haber llamado a sala al señor Hourcade y a los técnicos de la UGD pero, indudablemente, con algunas afirmaciones que se han hecho en esta semana –de eso que hablamos que todos somos entendidos– han creado cierto temor en la población. Quiero aclarar que nunca dudé de la palabra de Hourcade, a quien no conozco desde hace 25 años, lo conocí hace poco, pero tengo trato y he hablado muchas veces con él. (a.f.r.)

Tengo total confianza en él.

Desde el martes yo estoy tomando agua de la canilla. porque en realidad tomaba soda en casa.

Hoy no pido un vaso de agua de las cañerías de OSE Maldonado porque ya lo hizo otro edil en el 2002, entonces queda como una tomada de pelo que yo tome agua de la canilla acá, pero desde el martes la estoy tomando y en las condiciones en que está hoy, no en las que tenía en el 2002 –coliformes fecales–, hoy estamos hablando de otra cosa.

Pero ¿sabe qué, señor Presidente? Primero que nada, esto da para preguntar, no aseverar –como le dije, yo no soy entendido–, pero quiero dejar algunas preguntas planteadas y que la gente se haga responsable de lo que dice.

El martes en esta Sala se dijo que el agua era 100 veces más tóxica que el cianuro. ¡Que el agua era 100 veces más tóxica que el cianuro! Anote la pregunta y me la contesta.

Y hoy acabo de escuchar que el agua produce tumores; y quiero que me lo contesten.

También quiero decirle…

(Interrupciones).

…–no interrumpí a nadie cuando usted habló así que por favor–, quiero dejar en claro…

SEÑOR PRESIDENTE.- Perdón edil. Hacemos silencio y escuchamos, por favor.

Gracias.

SEÑOR ANCHETA.- …–cuando llaman a responsabilidad–, si esta semana, señor Presidente, veo una imagen en Internet con un frasco de agua marrón que dice “Agua de Maldonado”, ¿eso no es generar alarma en la población?

Yo no voy a repetir lo que todos dijeron acá, porque simplemente tengo algunas puntualizaciones que hacer y después no hablo más en la noche, pero quiero que la gente sea responsable de lo que dice.

Quizás el Director puede haber dicho que sí era potable y no era potable, dentro de la vorágine de lo que fue la semana.

Aclaro que el agua no se va a aclarar porque hoy vengan Hourcade y los técnicos acá. Eso está clarísimo. Es un proceso que se va a llevar adelante, que se va a cumplir cuando se tenga que cumplir.

Pero además tomé nota, señor Presidente, porque se dice que si no cuidamos la Laguna del Sauce, si no cuidamos el medio ambiente, va a terminar siendo un pantano.

Yo quiero aclarar que voy a ser celoso custodio de que se lleven adelante todos los controles correspondientes. Es más, para mí este tema ya está acabado, porque si dicen que los controles se tienen que hacer cada dos horas y los técnicos me dicen que se hacen cada una, a las pruebas me remito.

Y quiero aclarar otra cosa con respecto a que se puede volver un pantano, porque todos sabemos lo del cambio climático y demás. No voy a hablar del saneamiento ni de cuando se levantaban las tapas de los caños maestros en Punta del Este hace 20 años atrás, ni de URAGUA –cuando se privatizó el agua con los vascos–, pero hay un ejemplo de que no se volvería un pantano la Laguna del Sauce, un ejemplo que no tenemos que seguir.

En el año 91 –o 92– se trajo a esta Junta Departamental –creo que algún edil de los que nos acompañan estaba presente– la urbanización de la Laguna Blanca, la que tuvo la cerrada oposición de los Ediles Enrique D’Alessandro del Partido Nacional y de Gastón Pereira. Se hizo una excepción y se construyó pegado a la Laguna Blanca, una reserva de agua al este del Arroyo Maldonado.

¿Sabe qué es hoy la Laguna Blanca? Un pantano.

Entonces nosotros vamos a ser celosos custodios de que se cumplan todos los requisitos que se tengan que cumplir, porque no queremos que la Laguna del Sauce se vuelva como la Laguna Blanca. Hoy nadie habla de ella, un espejo de agua dulce al este del Arroyo Maldonado que hoy es un pantano.

Como lo digo, está en las versiones taquigráficas, el Edil Gastón Pereira y el Edil Enrique D’Alessandro del Partido Nacional hicieron una cerrada oposición a que se urbanice la zona de la Laguna Blanca, pero no tuvieron éxito.

Por lo tanto mi intervención va a ser esta, señor Presidente. No quiero atribuir intenciones a nadie, pero aquí se han dicho una cantidad de barbaridades y hay que hacerse responsable.

Quiero agradecerles enormemente a los técnicos. Menos mal que no los conozco, muchachos, porque no les estoy pasando la mano, nunca los había visto, pero realmente ustedes sí nos dieron una clase. Me voy pipón de todo lo que he escuchado y sigo estando seguro, como desde el martes y de aquí en más, de tomar agua de cañerías de OSE Maldonado porque ustedes me han dado la tranquilidad de que el agua, grado más o menos, no es potable, pero no genera ningún riesgo para la población. Eso tiene que quedar claro.

Muchísimas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, señor edil.

SEÑOR DE LEÓN.- Cuarto intermedio de 10 minutos.

SEÑOR PRESIDENTE.- Cuarto intermedio de 10 minutos. Votamos por favor.

SE VOTA: unanimidad, 21 votos. (c.i.)

(Siendo la hora 23:55 minutos se pasa un cuarto intermedio el que es levantado a la hora 00:09 minutos del día 28 de los corrientes, ocupando la Presidencia su titular Fermín de los Santos con la asistencia además de los Ediles titulares María Fernández Chávez, Daniel Ancheta, Graciela Ferrari, Hébert Núñez, Federico Casaretto, M. Sáenz de Zumarán, Nino Báez, Elisabeth Arrieta, Alejandro Lussich, María del Rosario Borges y los Ediles suplentes Daniel Montenelli, José Monroy, Juan Shabán, Juan Sastre, Leonardo Delgado, Nelson Balladares, Carlos Stajano, Juan Valdéz y José Gallo).

SEÑOR PRESIDENTE.- Los ediles formularon algunas interrogantes para los especialistas, no sé si quieren responderlas ahora, por favor…

SEÑOR LIARD.- Muchas gracias.

En la última ponencia el edil planteó algunas inquietudes o consideraciones. La primera era básicamente si podemos asegurar que el agua suministrada en estos últimos días no es nociva para la salud.

Lo dijimos, lo reiteramos, lo primero que hacemos frente a este tipo de eventos es evaluar todos los indicadores que manejamos, puntualmente y además de la evolución de los días anteriores.

Efectivamente el agua que se está distribuyendo en estos días no es nociva para la salud, simplemente no cumple en su totalidad con las consideraciones para establecer que es potable; hay una diferencia entre salud y potable, potable es cuando, además de no ser nociva para la salud, no tiene olor, ni sabor, ni color; en este caso no cumple las consideraciones de olor ni sabor.

La tercera pregunta estaba muy asociada a la primera, pero antes quiero complementar para darle tranquilidad a la población.

En ese sentido, en relación a lo primero y a lo segundo le damos tranquilidad a la población de que el agua no es nociva para la salud y damos tranquilidad a la población de que esta experiencia nos dio mayor potencial técnico y mayor capacidad para encarar a futuro este tipo de situaciones.

A modo de ejemplo, la usina de potabilización tenía, hasta el momento del evento, una capacidad de dosificación de carbón activado de hasta 20 partes por millón probada y esto nos llevó a quintuplicar la capacidad de dosificación.

En sí, esto es algo que tengo que estudiar un poquito más, porque se ha hablado mucho del tema del filtro de carbón pero los efectos que produce esta alta dosificación es casi similar a los efectos que produciría la instalación del filtro de carbón activado.

Un comentario más. Esta experiencia ha sido muy enriquecedora porque nos permitió aplicar el protocolo que se desarrolló a raíz de los problemas que hubo en el Santa Lucía. Se aplicó un protocolo establecido con pasos, acciones, coordinaciones, comunicaciones, alertas; fue una experiencia muy enriquecedora para todos, fue una asimilación de conocimiento y de capacidad que hacen a la fortaleza que estoy mencionando para poder trabajar sobre este tema. (c.g.)

Otro comentario, o información, también a futuro, para después de Turismo. Nosotros ya teníamos firmado, desde el año pasado, un convenio con el CURE para la gestión de cuerpos de agua para suministro de agua para población, apuntando a la preservación de esos cuerpos de agua. Es un convenio que nos va a dar capacidad no solo en Maldonado sino en toda la Región Este del país. Me parecía importante en este ámbito dar conocimiento a todos de que no a raíz de este tema, sino anteriormente, venimos trabajando en este tipo de consideraciones para estar más fuertes para encarar y para asegurar un suministro confiable a la población.

SEÑOR ANCHETA.- La emergencia sanitaria la descartamos, ¿verdad? Como también se planteó esta noche… Es una barbaridad.

SEÑOR MÉNDEZ.- Quería hacer una pequeña aclaración, porque creí escuchar a los señores ediles el comentario de que las algas estaban en el agua distribuida y no es así, en realidad las algas, el bloom, las floraciones, están en el agua bruta. La planta tiene un porcentaje de remoción muy alto, estamos hablando del 99.5% ó 99.8%. Quería aclarar eso porque escuché decir que las algas estaban en el agua distribuida.

Muchas gracias.

Con respecto al cianuro, seguramente la confusión fue del ciano con el cianuro; la idea es que el ciano viene del color azul de las algas. Debe haber sido por eso, pues la comparación no correspondería; seguramente hubo esa confusión entre ciano y cianuro, que no tienen nada que ver.

Gracias.

(Dialogados).

SEÑOR PRESIDENTE.- No dialoguemos, por favor.

Tiene la palabra el Edil Gallo. Adelante.

SEÑOR GALLO.- Buenas noches, Presidente. Aclaro que voy a hacer uso de la palabra y la voy a compartir con la compañera, así achicamos los tiempos.

Primero que nada quiero agradecer a los técnicos acá presentes. Sin duda, al nosotros no ser técnicos en la materia, nos hemos interiorizado del tema que estamos padeciendo todos los habitantes de Maldonado y de las ciudades adyacentes.

Personalmente, cumpliendo el mandato que nos da la ciudadanía que nos ha puesto acá, hemos actuado durante estos casi cinco años con responsabilidad en todos los temas en los que nos ha tocado exponer y compartir con los compañeros ediles. Voy a ir estrictamente al tema que los trajo hoy a ustedes acá a aclararnos: el problema del agua.

Como expresé, lo que sí realmente me preocupa -con el devenir de las exposiciones de los compañeros ediles se nos ha ido clarificando- y les voy a pedir si me pueden evacuar las dudas, es que se dice que la eutrofización, o en términos criollos, la contaminación por el vertido de fertilizantes en las plantaciones de soja adyacentes a la Laguna del Sauce, aparte de los demás fenómenos que han explicado los técnicos esta noche, es una sumatoria de casos que han llevado al problema que tenemos hoy del mal olor y del gusto terroso del agua. (m.r.p.)

Hoy la tecnología nos permite informarnos. Hemos indagado bastante en Internet en el correr del día y hemos llegado a que en las orillas de la Laguna del Sauce hay 400 hectáreas plantadas de soja declaradas, hay 600 sin declarar, y 600 al norte, o más, sin declarar. Nos preocupan los controles que se deberían hacer, el monitoreo que se debería hacer sobre esas plantaciones.

Y hemos ido más lejos, hemos llegado a una ley que se votó el 2 de agosto de 1989, la Ley Nº 17.234, en la que se declara a la Laguna del Sauce paisaje protegido. Y en parte trata de la fauna y de la flora, pero esa Ley también dice que se deben proteger sus riberas.

¿A qué voy? A que creo que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca también debería tomar parte en el tema y hacer los controles para evitar que parte de la contaminación que sufrimos hoy en las aguas –que sin duda es por los vertidos de los agrotóxicos– suceda.

También creo que amerita que los ciudadanos del departamento podamos tener la información sobre los estudios que se realizan de las aguas, que se los vuelque al dominio público, en virtud de que al haber sucedido lo que estamos padeciendo la población está preocupada. Esto es una sugerencia: que de acá en más se puedan verter estos informes a la población, al dominio público.

Creo que hubo declaraciones hechas hace tiempo atrás por el entonces Ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente que no fueron certeras en aquel momento. (k.f.)

Integré hace dos años la Comisión de Medio Ambiente y dijo –lo recuerdo clarito–, en el 5º Piso, que ya se estaba hablando de los problemas que podrían haber en la Laguna del Sauce y dijo que eso era poco más que comentario de boliche. Hoy estamos en un tema bastante complejo.

Entonces, la responsabilidad de los técnicos y la responsabilidad de los actores políticos tiene que llegar al buen camino de que podamos proteger no solo las aguas de la Laguna del Sauce sino proteger a la ciudadanía del departamento.

Creo que nuestra Constitución, que muchas veces ha sido vapuleada, es clara y dice: “La gestión del agua debe ser solidaria para con las futuras generaciones y deben anteponerse las razones de orden social a las económicas, como así también que el manejo y el control del agua no puede nunca quedar en manos de intereses privados.” Por lo tanto, señor Presidente, voy a pedir que estas palabras –voy a solicitarle porque esto es un tema delicado–, mis humildes palabras, sean vertidas al señor Presidente de la República, don Tabaré Vázquez Rosas, al cual le solicito tome para sí, y en mandato del pueblo, el control inflexible de la amenaza que hoy nos acucia en Maldonado, pero que está presente en todo el país. Porque el tema de los agrotóxicos está presente en todos los acuíferos del país; eso lo he leído en Internet y lo han manifestado los técnicos. Si bien en Maldonado se tienen de los mejores controles sobre el agua, hay problemas en otras partes del país.

Señor Presidente, quiero agradecer, una vez más, el haber estado en esta Sesión y haberme nutrido de la información que más allá de que todos somos humanos y muchas veces nos equivocamos, la buena predisposición de los técnicos nos ha evacuado las dudas que teníamos al respecto.

Nada más, señor Presidente. Le cedo la palabra a la compañera.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, señor edil.

Adelante edila, por favor.

SEÑORA BORGES.- Señor Presidente, muchas gracias; le vamos a conceder una pequeñísima interrupción al Edil Stajano, por favor.

SEÑOR STAJANO.- Solo para hacer una aclaración. La Laguna del Sauce sí puede transformarse en un pantano. Es el proceso natural de estos procesos biológicos, cuando por el aumento de la materia…

SEÑOR PRESIDENTE.- Señor edil, la interrupción la tiene que dar el Edil Gallo.

SEÑOR GALLO.- Sí.

SEÑOR PRESIDENTE.- Bien; adelante, entonces.

SEÑOR STAJANO.- La Laguna del Sauce sí puede transformarse en un pantano si no detenemos estos procesos…

(Aviso de tiempo).

(Durante sus palabras se retiran los Ediles Daniel Montenelli, M. Sáenz de Zumarán y Federico Casaretto).

SEÑOR CASARETTO.- Prórroga de tiempo.

SEÑOR PRESIDENTE.- Se vota…

SE VOTA: unanimidad, 20 votos.

Adelante, señor edil.

SEÑOR STAJANO.- Solo para hacer una aclaración: la Laguna del Sauce sí puede transformarse en un pantano, es lo lógico de estos procesos de eutrofización donde la materia orgánica se empieza a descomponer primero por bacterias aerobias y esas bacterias aerobias bajan el oxígeno del fondo de estos lugares. (g.t.d.)

A la vez, también hay un sombreado debido a la producción de las algas cianofíceas, que sombrean, no permiten la producción de oxígeno en el fondo y termina ocasionándose una anoxia. Esa anoxia hace que el fósforo se libere generándose una producción aun mayor de materia orgánica.

Se dice que es un proceso que se acelera a sí mismo y, evidentemente, cuando el proceso se acelera, llega un momento en que estas lagunas quedan sin oxígeno y en ese mismo momento la degradación de materia orgánica empiezan a hacerla, no bacterias aerobias, sino bacterias anaerobias, produciendo dos elementos que son H2S –sulfhídrico– y metano. Cuando eso ocurre ya el equilibrio de esa fuente de agua se quiebra, se transforma en anóxico y, por lo tanto, se transforma en lo que luego será un pantano. Esa es la formación de los pantanos. Es lo normal. Supuestamente vamos a evitar que eso ocurra en esta laguna.

Con respecto a lo que un compañero…

SEÑOR GALLO.- Presidente, era una intervención breve, porque…

(Hilaridad).

SEÑOR STAJANO.- Solo una acotación más. Es para aclararle lo del cianuro.

La microcistina-LR tiene 100 veces el poder del cianuro. Esto se da en tablas respecto a la toxicidad y le vamos a proporcionar al compañero los datos de la bibliografía de donde se sacó eso. Es simplemente una comparación de toxicidades.

SEÑOR PRESIDENTE.- Está bien. Muchas gracias, señor edil.

Edila Borges, tiene la palabra.

SEÑORA BORGES.- Muchas gracias.

Lo que pasa es que el técnico que tenemos aquí se entusiasmó…

(Hilaridad).

Antes que nada queremos agradecer la presencia del Ingeniero Hourcade y de todos los técnicos aquí presentes, así como también las respuestas que están dando a las preguntas. Siempre es bueno que tengamos este tipo de intercambio y debate.

Yo fui una de las que el otro día, ante la solicitud que se hizo aquí para que ustedes vinieran, fundamentó el voto diciendo que también me sentía responsable ante la población, porque, como ediles, estamos aquí para dar respuesta, pero también yo misma quería tener la respuesta.

Este tema del olor y del sabor del agua nos afecta más que lo que todo el mundo piensa. Fue algo bastante inesperado para los uruguayos en general. Fue algo inesperado para todos nosotros, que nunca se había dado y totalmente nuevo. El agua, gracias a Dios y a la gestión de todos, llega a todos los hogares –a la mayor cantidad de hogares posible–, entonces fue algo que realmente nos afectó mucho.

Aquí un edil dijo que recién se estaban haciendo las cosas en serio y tenemos que hablar de que OSE y UTE, desde su creación, fueron realmente organismos más que modelo a nivel internacional y es muy importante decir eso. Cada vez se va mejorando más, pero yo no creo en aquello de que nada existió antes de hace 10 años, sino que realmente creo en la sumatoria de las cosas y tengo que defender esos dos organismos del Estado.

Volviendo a OSE-UGD y al problema que estamos pasando, de las respuestas que dieron ustedes, y más que nada de la exposición que hizo el Ingeniero Hourcade al comienzo, me quedó la sensación de que se sintieron –me pareció a mí– jaqueados por la situación que se estaba viviendo, por tratarse de un hecho totalmente inesperado. Me dio la impresión de que, si bien se trató siempre de aclarar que el agua era lo que yo entendí como potable –porque realmente no tengo otro término y creo que es el que la población comúnmente utiliza, el de potabilidad– y ustedes dijeron que no era mala ni contraproducente para la salud humana, de todos modos estaban todos como trabajando en un CTI. (a.g.b.)

Tal vez lo que falló fue una comunicación para dar una explicación a este cuestionamiento que se hizo por nuestra parte y por parte de la población. Creo que falló el tema de la comunicación sobre lo que estaba sucediendo en este momento. Y esto va más allá de la confianza que tenemos en el Ingeniero Hourcade, de su capacidad y de su carrera como profesional.

Personalmente, les quería comentar que hasta el domingo de la semana pasada tomamos agua de la canilla, la que viene por la red de agua potable. También tengo que aclarar que en mi casa hay un filtro para el agua y pensé que con ese filtro estaba todo bien, pero cuando me di cuenta que realmente persistía el olor y empecé a sentir el gusto, me sentí influenciada y pensé: “¿no estaré haciendo algo mal?”. Me entraron todas las interrogantes, porque uno sabe que el filtro puede filtrar algunas cosas, pero hay otras que sabemos que no las filtra, entonces ahí vino todo mi cuestionamiento.

Si bien no quería causar alarma pública –nadie quiso, creo–, todos entramos en una especie de temor acerca de lo que estaba sucediendo. Eso tal vez por la ignorancia que tenemos; no somos técnicos e ignoramos, entonces, si no se nos aclara, ignoramos más la situación.

Creemos que hay que mejorar el agua bruta, o sea el agua de la laguna; creemos también que hay que mejorar toda la cuenca de la laguna. La laguna, como siempre se dijo, es la principal fuente de agua potable que tenemos en el departamento, pero no solo en el departamento sino en toda la Región Este del país. Eso es, por lo menos, lo que tenemos entendido.

Formamos parte de la Comisión de Medio Ambiente, si bien no concurrimos; concurre la suplente, que es la Edila Pacheco, y también hemos concurrido, no con asiduidad, pero sí hemos concurrido a la Comisión de la Cuenca de la Laguna.

Realmente ahí nos quedan algunas interrogantes, porque en la Comisión de la Cuenca de la Laguna se hizo todo un trabajo y desde 2011 se estableció un diagnóstico y pienso que del diagnóstico hay que pasar a la acción. Y ahí, en las acciones, vemos que se ha cumplido con algunas, con otras no, tal vez por una desinteligencia en la organización o en todos los organismos que tienen que actuar con respecto a la Laguna del Sauce y toda la cuenca.

También sentimos que si bien la Laguna del Sauce está declarada como paisaje protegido, pensamos que tiene que ser declarada zona protegida, entrar en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), porque creo que de esa forma se van a tener mayores recursos y se va a actuar mejor. Pensamos, humildemente.

Algo más, en San Carlos –que es donde yo vivo–, esta semana la gente comenzó a recordar y a hablar –por lo menos gente de cierta edad– del agua que teníamos antes, del agua que provenía del Arroyo San Carlos. En estos días estamos recordando mucho la figura del encargado de la usina en San Carlos, el “Bebe” Araújo. Él siempre comentaba en vida que el agua de San Carlos era la segunda en calidad en todo el país, dicho por las autoridades de OSE. Primero estaba la de un lugar de Artigas o Rivera y la segunda era la de San Carlos. En determinado momento la planta se cerró y pasamos a depender de Laguna del Sauce. (a.f.r.)

Entonces, si bien en otro período, cuando también era edil, aquí gastamos muchas exposiciones acerca del estado del agua del Arroyo San Carlos, hoy nos cuestionamos si no se podrá tener como plan B que San Carlos vuelva a recibir agua del arroyo; volver a tener la planta potabilizadora de agua allá –la usina que había en San Carlos–, en la misma zona en la que estaba, porque dicen que era una zona muy especial a la que justamente le venía el agua de la sierra y que era muy pura el agua que había en San Carlos.

En determinado momento todo el departamento pasó –salvo la zona en la que dependemos de la Laguna Blanca– a depender de la Laguna del Sauce…

(Aviso de tiempo).

…y siempre nos preguntamos si, en ese plan B del que se hablaba aquí, no se podrá pensar en volver a tener agua del Arroyo San Carlos.

Y dos preguntas concretas –y ya terminando, porque sé que se nos terminó el tiempo–: ¿la URSEA realiza controles por sí misma, sin esperar a ser llamada, y cada cuánto lo hace –o sea, si inspecciona, si controla–?, y después también, ¿en qué consisten los convenios con el CURE, de los que se habló aquí?

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, señora edila.

SEÑOR NÚÑEZ.- Para hacer una moción.

SEÑOR PRESIDENTE.- Sí, adelante...

SEÑOR NÚÑEZ.- ¿No es conveniente escuchar primero a los ediles y que después los técnicos respondan todas las preguntas? Me parece más ágil, porque también se han repetido una cantidad de preguntas.

(Murmullos).

Es una moción que se puede aceptar o no, Presidente, no es para discutir.

(Protestas).

SEÑOR PRESIDENTE.- El edil está haciendo una moción. La votamos.

(Protestas).

SEÑOR NÚÑEZ.- Pero yo digo: ¿acá no hay derecho a hacer una moción?

SEÑOR PRESIDENTE.- Sí, sí. Adelante.

SEÑOR NÚÑEZ.- Bueno, y se vota o no se vota.

SEÑOR PRESIDENTE.- Exactamente.

(Dialogados, protestas).

(Durante esta solicitud ingresa el Edil Guillermo Ipharraguerre)

Adelante.

SE VOTA: 7 en 18, negativo.

Seguimos entonces. Adelante con las respuestas a la Edila Borges y al Edil Gallo, por favor.

(Protestas).

UN SEÑOR EDIL.- Rectificación de votación.

SEÑOR PRESIDENTE.- Rectificación de votación.

SE VOTA: 9 en 18, negativo.

Adelante, edil…

SEÑOR ANCHETA.- ¿Puedo hacer una pregunta?

¿Cuántos ediles hay anotados para hacer uso de la palabra?

SEÑOR SECRETARIO.- Seis.

SEÑOR ANCHETA.- Seis.

SEÑOR PRESIDENTE.- Vamos a dar lugar a los especialistas para que den respuesta a lo planteado por los ediles, por favor.

SEÑOR LIARD.- Bueno. Respuestas rápidas.

Se planteó el tema de los resultados de laboratorio, esa es una autocrítica que los técnicos nos hemos hecho en OSE.

Acá tengo montones de resultados de laboratorios, se los podría mostrar, pero para interpretarlos se requieren equipos multidisciplinarios.

¿Publicarlos en estas condiciones? Nos hemos cuestionado internamente si no sería conveniente adaptarlos como para que puedan ser entendidos por la población en general. Este tema está en revisión en la OSE, es una autocrítica técnica que nos hemos hecho desde que estuvimos frente al evento del Santa Lucía hasta ahora; si no es necesario, para dar tranquilidad a la población, mantener un régimen de comunicación y de información permanente de los análisis, pero no en el formato en que nosotros los tenemos –que no solo son resultados puntuales sino que se trata de una evolución en el tiempo que nos permite interpretar y tomar decisiones–, en otro formato más entendible para la población en general.

Con respecto a si estuvimos jaqueados –a mí me gusta mucho el ajedrez–: en la gestión de los sistemas de abastecimiento y saneamiento, creo que estamos –si queremos utilizar ese término– permanentemente jaqueados. Manejamos diferentes eventos, cambios, y en la diaria, en la cotidiana, nos toca tomar decisiones y trabajar sobre estos eventos.

¿Fue un evento singular, un evento nuevo? Y sí, quizás desde afuera se puede percibir que la comunicación hacia fuera no fue todo lo completa posible.

Lo primero que quisimos decir –más allá de lo potable o de la salud; lo que es la potabilidad o la salubridad– fue que el agua no presentaba ningún riesgo para la salud. (c.i.)

Después de que tuvimos todos los elementos el Ingeniero Hourcade accedió a venir a la Junta para presentarles todos los elementos que hemos desarrollado ahora.

Particularmente, también asumo la autocrítica respecto al tema de la comunicación y tenemos que trabajar a nivel de OSE un poquito más en el tema frente a este tipo de eventos.

Hoy, hablando con el Licenciado Mazzeo sobre este tema nos observaba esto y es atendible el planteo realizado.

El tema URSEA se lo voy a dejar al Jefe del Laboratorio, a Gustavo. Y con respecto al convenio con el CURE, en esencia el objetivo de ese convenio es tener una capacitación y formación nosotros, pero también la Academia se va a ver enriquecida en el intercambio con nosotros en lo que es gestión de cuerpos de aguas de estas características, como lo es Laguna del Sauce pero como también lo son los embalses que tenemos en la Región Este del país.

Recién el señor edil dio una explicación de todo lo que puede llegar a pasar en estos cuerpos de agua, pero tomando acciones, tomando medidas de preservación, controles, podemos llegar a contener o mitigar esos procesos y podemos llegar a prolongar la vida útil de estos cuerpos por muchísimos años.

Ese es el objetivo esencial del convenio. Por suerte va a ser acá, en Maldonado, con el CURE; va a participar gente de toda la Región Este del país y vamos a vernos todos muy enriquecidos y vamos a contar con otra herramienta para trabajar en este tipo de eventos.

SEÑOR MÉNDEZ.- Acoto algo más con respecto al CURE.

El CURE –como todos saben, los compañeros que están en la Comisión de la Laguna– es activo participante, trabajan muchas líneas y hay muchos proyectos creados desde el seno de la Comisión.

Con respecto a la URSEA, por supuesto que todos los años nos visita periódicamente; no sabemos cuándo vienen, ellos aparecen. Deriva toda la parte de controles, de muestreos y de análisis en la Unidad de Análisis de Agua de la Facultad de Química.

Ellos nos están controlando, son visitas sorpresa. Nos avisan medio día antes y por supuesto no sabemos qué puntos van a muestrear. Nosotros tenemos que acompañar; se hacen muestreos espejo con ellos y si ellos encuentran algún problema es comunicado y se hacen unos remuestreos.

Eso es más o menos cómo funciona la URSEA durante el año. Las visitas pueden ser cuatro, cinco o seis veces al año.

No sé si con eso es suficiente o tienen alguna otra duda.

SEÑOR GALLO.- Sobre los agrotóxicos no me contestaron.

SEÑOR LIARD.- ¿Podés repetir? Porque ya no lo recuerdo.

SEÑOR GALLO.- En las proximidades de la laguna hay 400 hectáreas plantadas de soja, declaradas, después hay 600 por un lado y más por otro. Quería saber qué controles se hacen.

SEÑOR LIARD.- Creo que esto ya lo hablé.

SEÑOR HOURCADE.- Pienso que tenemos que trazar la divisoria.

Lo hemos hablado, acá hay una enorme responsabilidad por lo que está pasando en la Laguna del Sauce y el directamente involucrado, sobre todo en lo que es transformar esa agua en agua potable, es OSE. Por lo tanto, el que paga el precio acá, el que tiene la culpa, es OSE y lo estamos enfocando mal.

Aquí OSE no es la que tiene que estar controlando lo que sucede en tal o cual predio rural; eso lo tenemos absolutamente claro.

Se ha creado una Comisión de Cuenca en ese sentido, que yo puedo entender que ha dado algunos pasos y quizás insuficientes, sin duda.

Yo pertenecí a esa Comisión de Cuenca y sé perfectamente los movimientos que ha tenido, pero entiendo que es el camino viable, es el camino que se debe transitar. Es la forma en que este Gobierno ha definido cómo trabajar en el país cuando hay un desarrollo productivo agropecuario tan explosivo como el que tenemos y cuando tenemos los perjuicios que pueda uno estar leyendo sobre los cursos de agua y cuando además tenemos que completar saneamientos y plantas de tratamiento, diversos tipos de instalaciones como tambos, feedlots, todo eso tenemos que tratarlo en las comisiones de cuenca, que deberían ser reales articuladores y capaces de poder estar promoviendo las acciones de control. (c.g.)

En este país creo que nos hace falta ponernos de acuerdo en la forma de controlar, en qué controlar y de qué manera hacerlo. Este es un tema cultural.

Esta noche asistimos para dar respuesta a la problemática de la potabilización del agua. Creo que tendríamos que centrarnos en eso, si bien no dejo de reconocer que es fundamental llevar adelante –nosotros somos los primeros en acompañar esa medida–todo lo que pueda ser una adecuada gestión de cuenca. De lo contrario, es lo que tenemos ahora; este es el resultado no solo de lo que se está haciendo ahora en la cuenca sino de lo que se ha hecho en los últimos años, en las últimas décadas y diría que hasta más.

En ese sentido creo que sería bueno trasladar esto a la propia Comisión de Cuenca, donde la Junta Departamental tiene sus representantes, y que en ese ámbito se puedan llevar adelante las acciones que compartimos plenamente en cuanto a los controles de plantaciones de soja en la orilla de la laguna.

SEÑOR GALLO.- Ingeniero, quería decirle que yo no ataqué a OSE por el tema de los agrotóxicos, simplemente digo que estamos padeciendo un tema en el agua potable y parte de ese problema es la falta de controles que hay sobre esa zona, sobre los agrotóxicos allí vertidos. No lo estoy inventando yo, está en todas las redes sociales. Quiero ser claro en que no estoy atacando a OSE ni le estoy pidiendo que haga controles que no debe hacer –como dije, los debería hacer el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca–, simplemente quise saber de ustedes, que son los técnicos, el porcentaje de incidencia de esa contaminación en el problema que estamos padeciendo.

SEÑOR LAGOMARSINO.- Voy a hacer dos puntualizaciones.

Se habló de eutrofización, que no es un sinónimo de contaminación; se habla de que la laguna tiene un estado eutrófico. El mismo se da por el incremento de los nutrientes limitantes, que son los que promueven las floraciones algales –los que promueven las floraciones de algas–: nitrógeno y fósforo. Es diferente una eutrofización a contaminación por agrotóxicos o por cualquier otro agente.

Después, simplemente quisiera puntualizar, para el Edil Stajano, que la evolución natural de todas las lagunas es ser pantanos, porque son trampas de sedimentos. La ventaja que tenemos en Laguna del Sauce es que el área expuesta a la acción del viento nos permite tener mezcla en toda la columna, con lo que logramos que el oxígeno llegue al fondo. Entonces, las condiciones de anoxia pueden ser diarias en algunas zonas, pero generalmente no pasa de una semana que tenemos mezcla en toda la laguna, y no hay estratificación térmica, prácticamente en un día no la hay.

Gracias.

(Durante sus palabras se retira el Edil Guillermo Ipharraguerre e ingresan los Ediles Daniel Montenelli y M. Sáenz de Zumarán).

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra la Edila Fernández Chávez.

SEÑOR SHABÁN.- Yo mociono a ver si podemos terminar la lista de oradores y que después los técnicos contesten al final.

(Dialogados).

SEÑOR PRESIDENTE.- Ya lo planteó el edil…

SEÑOR SHABÁN.- Lo estoy planteando nuevamente.

(Dialogados).

SEÑOR PRESIDENTE.- Ya fue votado, recién. La planteó el Edil Núñez.

SEÑOR SHABÁN.- La estoy planteando nuevamente.

SEÑOR PRESIDENTE.- No sé qué sentido tiene, pero pongámosla de nuevo.

SE VOTA: 10 en 19, afirmativo.

(Ingresa a Sala el Edil Federico Casaretto).

SEÑOR STAJANO.- Rectificación de votación.

SEÑOR PRESIDENTE.- El edil solicita rectificación de votación. Votamos, por favor.

SE VOTA: 10 en 19, negativo.

SEÑOR ANCHETA.- Presidente: quiero pedir que se dé la palabra a todos los ediles anotados y que se cierre la lista de oradores, si no nos iremos a las cinco de la mañana.

SEÑOR CASARETTO.- Presidente: se contó mal, hay 20 ediles en Sala.

SEÑOR PRESIDENTE.- Bien. Tiene razón… 10 en 20 es negativo.

Tiene la palabra la Edila Fernández Chávez. (m.r.p.)

SEÑORA FERNÁNDEZ CHÁVEZ.- Gracias Presidente, ya creí que no iba a poder hablar.

Buenas noches para todos y para todas, saludamos al Ingeniero Hourcade, a Méndez y a los técnicos que lo acompañan.

Usted sabe, Presidente, que el domingo se celebró el Día Mundial del Agua, y hemos estado toda la semana hablando del agua. Creo que seguimos, ya hemos ganado el premio, porque en vez de un día llevamos siete hablando del agua.

Nosotros vamos a empezar diciendo que no tomamos agua de la canilla, pero no es que no tomamos hoy, no tomamos nunca agua de la canilla, por costumbre.

Hoy acá se está hablando mucho de la contaminación del agua, de los procesos de eutrofización que tiene, de lo que afecta a la salud. Yo voy a ser un poco autorreferencial: yo me crié en el Kilómetro 110, tomando agua del Arroyo Pan de Azúcar, con un proceso que hacía la propia fábrica de potabilización del agua que todos consumíamos. Hace muchos años atrás éramos 600 habitantes, cuya única fuente de agua era esa. Porque también había un solo teléfono, porque en aquel momento, tanto el agua como el teléfono eran artículos de lujo, que no llegaban a los trabajadores.

Esto no es un ataque a nadie, es una realidad.

Cuando vivíamos en Piriápolis –estamos hablando hasta los años 94-95–, no había un solo verano en el que no tuviéramos cortes de agua. Estando URAGUA tuvimos un corte en pleno Carnaval, con Piriápolis desbordado de gente. En Pan de Azúcar por lo menos íbamos al arroyo y traíamos agua, en Piriápolis lo único que había era el Arroyo La Cascada, y ahí íbamos. Así estuvimos cuatro días.

¿Qué es lo que quiero decir? Este problema hoy salta porque afecta a todo Maldonado. La Zona Oeste del departamento ha tenido montones de problemas con el agua. En la época en que OSE todavía no se había vendido, Pan de Azúcar se abastecía de pozos semisurgentes, y el cloro que se utilizaba se medía en baldes; Méndez no sé si sabe, si no me corregirá, según la cantidad de metros cúbicos era el balde que utilizaban y la cantidad de cloro que se aplicaba. Eso es un hecho.

Entonces, hoy tenemos todo el derecho de reclamar la calidad de vida, porque también estamos más informados, porque también el Gobierno ha tratado de que todos tengamos los mismos estándares de vida y de calidad de agua, cosa que no pasaba.

Hoy acá se habló del Arroyo Pan de Azúcar. El Arroyo Pan de Azúcar hoy no está contaminado, no contamina, no tiene vertientes que contaminen. Las tuvo, sí, las tuvo, y acá, en Maldonado, no se dijo nada, se dijo allá, en la Zona Oeste, en los años 60, en los años 70, cuando estaba la industria automotora que vertía todo al Arroyo Pan de Azúcar, y acá no pasó nada. Nosotros lo vivíamos, porque quienes íbamos al arroyo teníamos esos granos que dicen hoy que surgen; los tenía la población de Pan de Azúcar. Pero era en la Zona Oeste.

Señor Presidente, nosotros presidimos la Comisión de Medio Ambiente, hemos trabajado arduamente con el Partido Nacional y con el Partido Colorado, justo es decirlo, pero también tenemos que decir que hay cosas que cuando se dicen a medias no quedan del todo claras. (k.f.)

Hoy se habló del protocolo de actuación que se aplicó en la Cuenca del Santa Lucía, todo esto lo comunicó el lunes el propio Ministro de Ganadería, en una reunión que tuvimos, justamente, de intercambio por el tema de la cuenca de la laguna.

¿Qué quiero decir con esto? La información está disponible y es de primera mano. Cuando hablamos de que está contaminado, puede ser, sí, pero esto viene de tiempo atrás, no viene de hoy. Hoy hay una sumatoria de elementos, de arrastre, de erosión, de lo que fuere –los técnicos sabrán, capaz lo pueden explicar mejor que yo– que suma a un fenómeno que viene de tiempo atrás. Ahora, cuando se dice: “las plantaciones que están en la cuenca de la laguna”, hay muchos otros factores que están incidiendo, que no son solo las plantaciones. También es justo compartir que en esa reunión del martes, el propio Ministro nos dijo que DINAMA ya está tomando medidas con el tema de la utilización de los suelos en la Cuenca de la Laguna del Sauce. No vamos a adelantar nada, vamos a esperar a tener la comunicación oficial, pero es un hecho que ya está establecido.

Nosotros creemos que no hay que defender al Ingeniero Hourcade ni hay que darle el respaldo o no. Lo que votamos fue la asistencia del Ingeniero con su equipo para tratar de aclarar a la población y a nosotros –simples ciudadanos también– en qué situación estábamos. Es cierto que nosotros votamos para que el Ingeniero ocupara el cargo y lo haríamos de nuevo. Si de respaldo se trata, no tenga dudas. Pero reitero, nunca estuvo en consideración esa situación.

En lo personal agradecemos la deferencia de que haya venido, nos queda en claro cuál es la situación y qué tenemos que corregir. Hay muchas cosas que corregir, hemos sido muy críticos y lo seguiremos siendo, no tengan dudas. También somos conscientes de que no está todo bien. No estamos hablando de la potabilización del agua; estamos hablando de un montón de elementos de los que hemos venido hablando en el correr de estos casi cinco años.

Con respecto a la Comisión de Cuenca, hemos marcado diferencias y muy serias en el tema. Cuando se habla de que la Junta Departamental está representada, es porque le pedimos expresamente al Intendente De los Santos que nos permitiera participar, porque por ley no estamos autorizados. Y allí no tenemos voto, podemos tener voz cuando nos quieren dar la voz. Esto también hay que decirlo.

Acá lo que se necesita es una interacción y un relacionamiento ejecutivo de los organismos nacionales, no se trata del Gobierno Departamental, porque hay momentos en los que este se encuentra con que no puede operar por las mismas leyes y por las propias competencias de los Ministerios. Cuando acá se hablaba de la policía ambiental, en la Ley de Ordenamiento Territorial se establece que el Gobierno Departamental deberá ejercer la policía ambiental. Ahora, nos encontramos con que también tiene que coordinarlo con los Ministerios, con el Gobierno Nacional.

Este tema que nos afecta y que nos preocupa a todos, lo que tiene de fondo es que la población se ha concientizado, lamentablemente, a raíz de un incidente. Es importante preservar la cuenca de la laguna y eso es responsabilidad de todos y de cada uno, no solamente del organismo que potabiliza el agua. Porque todos y cada uno de nosotros, en mayor o en menor medida, en algún punto, también estamos ayudando a que se contamine. El otro día –voy a mencionar de nuevo lo que hablamos con el Ministro– uno de los temas que se dijeron que se debe atacar en la cuenca es el saneamiento en las zonas que no lo tienen, léase La Capuera, El Pejerrey, la Ruta 12, las áreas que están directamente involucradas en la cuenca.

Eso no es ninguna novedad, pero fue lo que nos volvió a decir el Ministro como leitmotiv de la entrevista.

Señor Presidente, nosotros decimos que no queremos hacer de esto una cacería de brujas. Acá lo que tenemos que tener en cuenta todos es la responsabilidad de transmitirle al vecino que todos tenemos que ver, en alguna medida, que esto no colapse. (g.t.d.)

No tenemos que llegar al colapso, no tenemos que llegar al ejemplo del Santa Lucía, tenemos que preverlo.

Por lo demás, vamos redondeando por acá y nuevamente les agradecemos.

Gracias, Presidente.

(Durante sus palabras se retiran los Ediles Daniel Ancheta, Nino Báez y José Gallo).

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias a usted, señora edila.

Edila Arrieta; adelante, por favor.

SEÑORA ARRIETA.- Gracias, Presidente.

Buenas noches y muchas gracias a los técnicos por haberse hecho presentes.

Voy a hacer algunas reflexiones después de haber escuchado atentamente a todas las partes.

En primer lugar, creo que lo que estamos tratando en la noche de hoy es uno de los temas más importantes y más graves –por lo menos uno de ellos– de todos los que hemos tratado en este Período de Gobierno que va finalizando. Estamos hablando, nada más ni nada menos, que del suministro de agua potable y de las condiciones de la cuenca de la laguna que, según han explicado los técnicos, llevan a estos indeseables eventos.

Muchas palabras difíciles, términos, bacterias y algas se han mencionado en la noche de hoy. Yo soy técnico y, de repente, puedo seguir hasta cierto punto –porque tampoco es mi especialidad– el hilo de lo que se ha ido explicando, sin duda con mucho nivel desde el punto de vista técnico y profesional, pero quiero trasladar acá, como edil departamental, la voz de miles de personas –más de 100.000– que en Maldonado se abastecen de este suministro de agua potable de la Laguna del Sauce a través de OSE, así como la preocupación, la angustia y la desesperación que se ha vivido estos días ante no saber qué hacer.

Acá se ha dicho que no ha habido factores perjudiciales para la salud, pero, discúlpenme, hablando como vecina, me quedan dudas; ha habido cientos de casos de problemas gastrointestinales en estos días. No soy médico ni pretendo opinar al respecto, como vecina –vuelvo a decir– a mí me quedan muchas dudas. Y, como decía mi compañero, que sí es médico, no todos los organismos reaccionan de la misma manera, seguramente no hubo más casos porque la gente salió desesperadamente a comprar agua envasada. Seguramente están en conocimiento de que se agotó el agua envasada en Maldonado y eso es una realidad, va más allá de conjeturas u opiniones; es una realidad, así como es una realidad que hubo cientos de casos de personas enfermas en estos días. Con esto no quiero generar alarma, simplemente estoy poniendo las cosas en los términos en que ocurrieron.

Para mí esto es una bomba que explotó. Se habló de un evento imprevisto, de una floración novedosa, pero las condiciones que se venían dando en la laguna y en la cuenca de la laguna no eran nuevas, no eran novedosas. Y cuando se habló de que no estaban los filtros de carbón activado era porque se sabía que eso podía ser necesario.

Para mí no es una situación imprevista, más bien todo lo contrario. Acá se ha dicho que las cianobacterias, y no sé cuántas cosas más con nombres raros, hace décadas y décadas que se vienen detectando en la laguna; entonces no son tan novedosas e imprevistas estas cosas.

Hay un estudio –como ya se ha mencionado acá– del año 2011, muy detallado, de la Comisión de Cuenca, donde recomienda acciones –algunas en forma urgente e inmediata, otras de mediano plazo, otras de largo plazo– y donde se establecen –valga la redundancia– plazos para su ejecución, pero, según nos hemos informado, poco y nada se ha hecho de esto. Y no acepto que las autoridades de OSE-UGD nos digan que no es problema de OSE, que OSE lo que tiene que hacer es potabilizar el agua, porque, hasta donde yo sé, OSE forma parte de esa Comisión de Cuenca. (a.g.b.)

Y debiera ser activo promotor de que estas acciones se lleven adelante a través del Ministerio de Vivienda y a través de los organismos nacionales, como bien algunos ediles preopinantes mencionaron.

No acepto que se laven las manos y que digan: “No es nuestro problema. Nosotros solo tenemos que potabilizar agua”, porque seguramente le va a costar cada vez más caro a OSE potabilizar agua, cada vez va a tener más de estos eventos novedosos si no toma, al igual que otros responsables del Gobierno Departamental y del Nacional, un rol activo en todo esto. Si OSE no se preocupa por tener una buena calidad de agua en la laguna ni se preocupa por las condiciones de la cuenca, ¿quién se tiene que preocupar? ¿Los vecinos cuando tienen un agua turbia, intomable, que no sirve ni para cocinar ni para tomar? Porque acá se ha dicho: “Yo la tomé, yo la tomé”. Pero bueno, la verdad es que estaba en condiciones absolutamente inaceptables y es responsabilidad de OSE dar el agua en condiciones potables.

La gente paga para eso, además. Esto no es el agua del Arroyo Pan de Azúcar ni el agua del arroyo no sé cuánto o de la cañada no sé qué, que algún día tomé y no me morí. No, no; esto es OSE y la gente tiene un contrato con OSE, quien tiene que darle el agua en las condiciones y la gente tiene que pagar por ese servicio. Y por encima de todo hay otro ente, la URSEA, que es la Unidad Reguladora de los Servicios de Energía y Agua, que tiene que controlar que ese servicio y ese suministro se dé en las condiciones que se pactan en el contrato que cada usuario firma.

Para mí, explotó la bomba; explotaba antes o explotaba después, pero esto más acá o más allá iba a pasar. Y me quiero referir a los usuarios, justamente.

Acá se hizo una gestión por parte del Diputado Antía para que se exonerara del pago del servicio de OSE en este mes. Y se ha manifestado en alguna oportunidad de quién era la idea. Si un diputado no recoge la inquietud y la propuesta de la gente a quien representa, qué tiene que hacer, en definitiva. Nunca se dijo, y no es lo que interesa…

(Campana de orden por falta de cuórum).

SEÑOR PRESIDENTE.- Estamos sin número, señora edila.

(Dialogados en la Mesa).

Gracias, señores ediles.

Adelante, edila, por favor.

SEÑORA ARRIETA.- Gracias, Presidente, y gracias a los compañeros ediles que están dando el cuórum.

Como decía, hemos hecho una gestión ante el Ministerio de Vivienda, a través del Diputado Antía, ante la señora Ministra, para que se exonere del pago. Pero esto no es una idea caprichosa ni se pretende tampoco que la originalidad de esa idea esté en el Diputado. El Diputado no hizo otra cosa que recoger la inquietud que le plantearon muchos vecinos, con mucha razón, porque saben lo que ocurre, por ejemplo, con el servicio de energía eléctrica, regulado también por la URSEA. Si UTE no brinda el suministro eléctrico en condiciones o por un corte de energía de 24 horas, no se cobra la factura a fin de mes. (a.f.r.)

Y, a su vez, si hay, por ejemplo, un servicio de energía en el que se dio mal la atención o se quemó un electrodoméstico, UTE lo repone. Lo mínimo que habría que hacer…

(Aviso de tiempo).

…–voy a solicitar prórroga…

(En el transcurso de sus palabras se retira el Edil Juan Valdéz e ingresan los Ediles Daniel Ancheta y Nino Báez).

VARIOS SEÑORES EDILES.- Prórroga de tiempo.

SEÑOR PRESIDENTE.- Votamos la prórroga, por favor.

SE VOTA: unanimidad, 18 votos.

Adelante, señora edila.

(Durante el resto de su disertación se retira el Edil Daniel Ancheta).

SEÑORA ARRIETA.- …gracias, señores ediles– sería aplicar un criterio similar acá, o sea, habría que exonerar del pago de la factura porque, además, todavía el agua no está en condiciones. Está mejorando –nos consta que es así, nos consta que OSE está haciendo el esfuerzo–, pero eso no exime de la responsabilidad de lo que ha estado pasando durante estos días.

Los vecinos –como también decían varios compañeros ediles–, los más humildes, sin duda que son los que han sido más perjudicados y han tenido que salir a comprar agua embotellada, porque algunos tolerarán el gusto a tierra y el mal olor, pero hay otros que, realmente… –no quiero expresarme incorrectamente acá de las cosas que sucedían cuando alguien abría una canilla–.

Entonces, en definitiva, lo menos que OSE-UGD puede hacer es exonerar del pago. Esperamos que eso, como una manera de compensar el gasto extra que tantas familias hicieron comprando agua embotellada, pueda compensarse con la exoneración de la factura.

Por eso quería aclarar esto y quiero, ante la oportunidad de tener al Director de UGD frente a nosotros, trasladarle esa inquietud y solicitarle que en su condición de Director considere la posibilidad de realizar las gestiones para que esto ocurra.

En definitiva, quiero hacerles una pregunta concreta a los técnicos y vuelvo a insistir: desde este informe del 2011 de la Comisión de Cuenca hasta la fecha, ¿qué acciones han llevado adelante para preservar la cuenca, la laguna y el espejo de agua? Y que me digan: “Sabemos o no sabemos”, pero no acepto que nos digan: “No tenemos nada que ver con el tema”, porque sí lo tienen y OSE integra la Comisión de Cuenca de la Laguna del Sauce.

En segundo lugar, quiero preguntarles: ¿dónde se están depositando actualmente los barros o los lodos sanitarios de la planta, dónde se están vertiendo?

La tercera pregunta es: ¿qué hizo URSEA respecto de esta situación de emergencia que se presentó en el Departamento de Maldonado en los últimos días y cuál es la opinión respecto a si se va a cobrar o no, en qué estado están esas gestiones respecto de la factura correspondiente al mes en curso?

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, señora edila.

SEÑOR MÉNDEZ.- Te contesto, respecto al tema de la Comisión, que somos participantes activos. OSE, con respecto a los programas –que creo que aparecen en esas hojas que andan por ahí–, participa muy activamente. Lo digo con propiedad porque el equipo del laboratorio está trabajando y estamos haciendo los muestreos mensuales con respecto a la matriz agua.

Creo que en la exposición de Hourcade se mostraba una foto satelital de la laguna donde se indicaban unos cuantos puntos. En esa foto se quiso indicar los puntos de muestreo que hay; puntos en la misma laguna y también por tierra. Si no me equivoco, son una totalidad de 15 puntos que se muestrean mensualmente, va a depender de la meteorología si se puede salir o no, pero la idea es que está pactado para que se hagan mensualmente. Eso lo hace la gente de OSE, con ayuda –en algún momento hablaban de la Armada– de la Armada. La Armada nos ayuda: nosotros salimos con botes de la Armada y también son participantes activos de esos muestreos, como boteros y como asistencia. (c.i.)

Dentro de ese programa de monitoreo evidentemente se hacen. Y le voy a responder al edil, que no se encuentra en este momento.

Tenemos monitoreos de base y monitoreos más especializados donde también entra el tema de los orgánicos, llamémosle agrotóxicos. Eso también se está haciendo. Es la participación que tiene OSE. Al laboratorio o al Departamento de Laboratorio le incide mucho tiempo porque no solamente está la cuenca, está la red de distribución, están las plantas de saneamiento, la operación; hay un montón de cosas que se hacen y con mucho esfuerzo.

No sé si querés hablar de los lodos, dónde van.

SEÑOR HOURCADE.- Con respecto a ese punto –antes de que hable Eduardo de este tema de la URSEA– hay dos cosas: complementar que los lodos se retiran y se utilizan en la cobertura del relleno sanitario de Las Rosas.

El tema del saneamiento de La Capuera es un tema que ha sido definido en un acuerdo de colaboración entre la Intendencia y OSE-UGD Maldonado, donde para parte del barrio La Capuera se va a hacer ya un llamado a licitación. Está el proyecto aprobado como para hacer dicho llamado y es un monto de U$S 1.000.000 que se está disponiendo para hacer esa obra.

Paralelamente, en este momento se está ejecutando el proyecto ejecutivo de lo que es el emisario desde La Capuera hasta El Chileno, porque ahí no se realiza un tratamiento con disposición a la laguna, sino que por bombeo se lleva, se atraviesa La Ballena y se llega hasta Piedras del Chileno y desde Piedras del Chileno a través de sendos bombeos se llega hasta la planta de El Jagüel.

En este momento el emisario La Capuera-Piedras del Chileno está en fase de proyecto de ejecución con la idea de poder implementar el comienzo en el correr de este año. Ojalá que se pueda concretar.

Esos son dos elementos importantes que OSE está llevando a cabo. Aquí estamos hablando realmente de un dinero importante para poder llevar esta obra a cabo, que está dentro de esas medidas que, hoy por hoy, están planteadas en ese papel. Más allá de lo que está en conocimiento –ya que soy representante de la Intendencia sobre lo que es el Directorio de OSE-UGD– y las medidas que la propia Comisión de Cuenca está llevando a cabo –como el Plan de Desarrollo Territorial Local, a los efectos de ordenar todas las tareas en la cuenca–, entendemos que es un paso sustancial el que se pueda dar una vez que se concrete y se ponga en funcionamiento.

SEÑOR BÁEZ.- Específicamente, más que porcentaje, ¿cuántos son los que están conectados?

SEÑOR HOURCADE.- No, saneamiento no hay nada.

SEÑOR BÁEZ.- Antes dijo “parcialmente”.

SEÑOR PRESIDENTE.- A ver, Nino, ya hiciste uso de la palabra.

SEÑOR BÁEZ.- Quiero que me amplíe.

SEÑOR PRESIDENTE.- No, ya está.

SEÑOR BÁEZ.- Pero no entendí. Quiero que me explique qué porcentaje de saneamiento.

SEÑOR HOURCADE.- Déjeme contestarle.

Ahí estamos hablando de una primera etapa; en este momento no puedo decirle exactamente qué porcentaje es, pero es una primera etapa. (c.g.)

Ahí hay varios pozos de bombeo y de lo que se trata es de construir la columna vertebral necesaria para poder conducir el todo. En este momento no se va a conectar, por ejemplo, Solanas. Eso se va a ir implementando en el correr del tiempo. Lo importante es que este emisario va a tener la capacidad para poder transportar el 100% de La Capuera.

SEÑOR LIARD.- Complementando con el tema del Comité de Cuenca, a mí no me toca participar en el Comité de Cuenca de la Laguna del Sauce pero sí estoy en el Consejo de Cuenca de Laguna Merín y en el Comité de Cuenca del Río Cebollatí. Sí puedo expresar que tenemos directivas a nivel nacional de tener un rol muy activo –ratifico lo que dijo Gustavo– en esos Comités de Cuenca y si bien no somos policías de la cuenca, no tenemos ese rol constitucional, sí en el marco de esos comités se nos han abierto las puertas para transmitir nuestras preocupaciones en relación a preservar la calidad de agua de las fuentes. Entiendo que el Comité de Cuenca va a ser una herramienta muy importante ya, y a mediano plazo, para apuntar a eso.

Con respecto al tema URSEA, mencionamos en su momento que en primera instancia tuvo una participación en sitio, en el lugar. Se presentó en el lugar de los eventos el día lunes pasado; tuvimos una reunión amplia, con la participación de personal de UGD de OSE, particularmente yo participé en representación de la Gerencia de la Región, personal técnico de la Gerencia de Agua Potable, evaluando la situación, relatando todo lo realizado hasta ese momento, las medidas que estaban planificadas y cómo venía evolucionando la situación. Además, paralelamente a eso, nosotros tenemos un interlocutor de la URSEA a nivel nacional que en el marco del protocolo, frente a este tipo de situaciones, realiza comunicaciones diarias a la URSEA, trasladando informes de estados de situación y todos los resultados de laboratorio que se vienen realizando tanto de la fuente de agua bruta como de la fuente de agua elevada a la distribución.

SEÑOR HOURCADE.- En cuanto al tema del cobro de la factura es algo que vamos tener en consideración; es lo que hemos estado diciendo a los vecinos y es lo que volvemos a repetir aquí: una vez que finalice el evento y tengamos la posibilidad de hacer una evaluación, lo vamos a tener en consideración en el Directorio, que tomará después definitivamente una posición.

(Dialogados).

SEÑOR PRESIDENTE.- El Presidente soy yo, no necesito que me estén aconsejando a cada momento.

SEÑORA ARRIETA.- Con respecto a URSEA pregunto si aplicó sanciones a OSE.

SEÑOR LIARD.- No estoy en conocimiento. El evento está todavía en etapa de desarrollo y felizmente estamos tratando de cerrarlo. Habría que preguntarle a URSEA si va a aplicar o no sanciones a OSE.

SEÑOR LAGOMARSINO.- Me gustaría hacer una pequeña aclaración. En el correr del año la usina le hace frente a varios eventos de floraciones, la mayoría de los cuales pasan desapercibidos para la población. Todas las algas, bacterias, cianobacterias, tienen nombres raros pero son esos sus nombres, no se puede hacer otra cosa. La aparición de cylindrospermopsis es una triste novedad para la laguna y es una triste novedad para nosotros.

No sé qué te hace decir que nosotros no estamos preocupados por la calidad del agua. Yo fui al Jardín Nº 4, fui a la Escuela Nº 2, fui al Liceo Maldonado y mi hijo toma agua de OSE.

Gracias.

(Durante sus palabras ingresa el Edil Juan Valdéz).

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el Edil Balladares.

SEÑOR BALLADARES.- Gracias, Presidente.

Buenas noches al equipo técnico, las gracias porque hayan venido.

Quiero comenzar diciendo que personalmente hace diez años que voy a estar en esta Junta Departamental y en el primer período, cuando asumió el Frente Amplio, no tuvimos ningún problema con el agua en los primeros cinco años y no escuchábamos estos discursos. (m.r.p.)

Recuerdo discursos por la protección del Acuífero Guaraní, aquellos largos discursos por protección del agua, por soberanía nacional, visto desde el punto de vista político.

Hoy la realidad nos da una cachetada, porque aquello que era la defensa de la soberanía nacional, la defensa del agua y del Acuífero Guaraní, hoy se transforma en que corrimos al privado porque OSE era la defensa de la gestión, y nos encontramos con que OSE hoy, como reconoce el Ingeniero Hourcade esta noche acá, está dándole a la población agua que no es potable. Mire usted.

Presidente, en el año 2011 nuestro compañero Carlos Stajano presentó 14 medidas, 14 medidas para la protección de la Laguna del Sauce. Y creo que al día de hoy, quienes levantaban aquellas banderas de protección, de defensa de lo nuestro, no han aplicado ninguna, ninguna. Escuché preocupación de parte de alguna edila que conforma la Comisión de Cuenca por lo que pasaba con la soja a orillas de la laguna, pero son ediles del gobierno, tienen la potestad; nosotros estamos para controlar, que es lo que hacemos.

No le dieron mucha importancia a Fernández Huidobro cuando alertaba no solo de la Laguna del Sauce, no solo de la Laguna del Sauce sino del Río Negro y del río que abastece Montevideo y la zona metropolitana.

El compañero Stajano mostraba en aquel 2011 el Lago Itaparaí, en Paraguay, creo que era Itaparaí…

SEÑOR STAJANO.- Ypacaraí.

SEÑOR BALLADARES.- …y ya en aquel momento mostraba las imágenes del Itaparaí…

SEÑOR SHABÁN.- Ypacarí.

SEÑOR BALLADARES.- Ypacaraí, gracias a los compañeros. Y nos mostraba el proceso que había vivido y hacia dónde íbamos nosotros, y nos ponía en alerta. Han pasado cuatro años, Presidente.

Yo hoy no quisiera estar en las botas del Ingeniero ni de los técnicos porque, como decía un edil hoy, se pretende politizar el tema y político es el tema, Presidente, porque el Gobierno del Frente Amplio propone a un técnico y esta Junta Departamental, que es política, lo respalda. Político es, político es desde el momento en que el poder del pueblo pone en manos de los técnicos nada más ni nada menos que el agua. Estuvo primero el agua –como decía el otro día– y después la población al lado del agua. Es la herencia más grande que tenemos.

Presidente, lejos de irme esta noche tranquilo, me voy sabiendo que no es potable, sin saber cuánto tiempo –y eso ya lo dejo planteado– estiman los técnicos que va a demorar este evento. Y me preocupan, Presidente, los altos grados de carbón activado, porque acá se ha dicho que se pasó de 20 a 100 de carbón activado, y por algo el máximo evento que se conocía era 20; por algo sería. Aquello que estaba tan mal antes, lo máximo de carbón activado que había tenido era 20.

Y como sabemos, en la legislación europea está, el carbón activado tiene problemas porque es algo que se reconstruye casi en su totalidad, y que en medios ácidos puede generar incendios. ¿Es así? También es una pregunta para los técnicos. Porque es una molécula compuesta de carbono e hidrógeno, y que en contacto con medio ácido puede generar gases que pueden provocar incendios. Por eso se recomienda que las tuberías estén purgadas. Y quiero saber si ese carbón activado está quedando o está pasando al agua.

Después, Presidente, hoy se decía que las algas estaban contenidas. (k.f.)

El otro día, en este Plenario, hacía referencia al tema del cianuro, que nos habíamos informado con otros técnicos. Cuando nos informaron acerca del cianuro, nos explicaban respecto a las microcistinas. Acá se dijo que las algas no pasan a la red, pero las algas en contacto con las clorificaciones liberan microcistinas y era a ellas que hacíamos referencia; esas microcistinas que pasan a la red hoy, a eso hacíamos referencia nosotros que eran cien veces más contaminantes que el cianuro, era a eso que hacíamos referencia.

Presidente, muy concreto: me preocupa el carbón activado, la reconstitución, me preocupa porque si me guío por lo que dice la Unión Europea se reconstruye casi en su totalidad y esa agua la usan los bomberos y la usan para riego de jardín, entonces me preocupa.

Quisiera que se me aclarara si puede tener algún riesgo e incluso si quedara acumulación de gas en las tuberías.

Le voy a dar la palabra a mi compañero Carlos Stajano que va a explicar mejor lo del cianuro.

(Durante su alocución se retira el Edil Juan Shabán e ingresa el Edil Daniel Ancheta).

SEÑOR STAJANO.- Solo dos preguntas.

La primera: quiero saber dónde tira las aguas residuales la planta de OSE de Pan de Azúcar y si está capacitada para eliminación de fósforo y nitrógeno como lo indican las normativas.

Quiero saber también si el saneamiento que se tira en la Parada 31 tiene tratamiento terciario, o sea, eliminación de fósforo y nitrógeno y con eso ya está.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, señor edil.

SEÑOR LIARD.- El fin del evento, es una pregunta muy concreta y quiero tratar de dar una respuesta bien puntual.

En usina de potabilización en estos momentos podemos decir que el evento finalizó, o sea que estamos produciendo agua potable, es decir que cumple las condiciones de sabor, olor, color y que además no transmite enfermedades.

En la red de distribución todavía tenemos agua que mantiene rastros de sabor y olor, pero sí estamos en condiciones de asegurar, no solo hoy sino todos los días desde que apareció este evento, que esta agua no transmite enfermedades. Lo digo porque se sigue hablando del tema agua potable o no potable y lo principal acá es que el agua en ningún momento presentaba un riesgo para la salud de la población, quiero decirlo claramente.

El carbón activado. Sí, efectivamente y lo mencionamos, nosotros pasamos de trabajar de dosis de máximas de 20 –normalmente trabajamos con dosis de carbón activado muy bajas, 4, 5, es una práctica común que realizamos frente a eventos similares a este– a 100. Pero ese pasaje de trabajar a 100 lo hicimos con gradualidades, probando la planta y asegurándonos de que el carbón activado no pase al sistema de distribución. Por eso fue que dijimos que empezamos a trabajar a 20, medimos los efectos, después pasamos a 40, medimos los efectos, después pasamos a 60, medimos los efectos y después a 100.

En cada evaluación no solo evaluábamos la calidad del agua que nosotros estábamos produciendo para ver si lográbamos el resultado deseado sino el comportamiento de la planta, si la planta lo admitía, la planta no colapsaba y además no dejábamos pasar carbón activado, así que en ese sentido damos tranquilidad con relación a las inquietudes presentadas en relación al carbón activado. (g.t.d.)

SEÑOR MÉNDEZ.- Te contesto con respecto a lo que hablaste de la microcistina.

La floración o el alga de la que estamos hablando y que en este momento tiene la laguna no sintetiza microcistina. Nosotros igual la medimos, pero no sintetiza; es un protocolo que tenemos en el que medimos toda la capacidad de toxinas que tenemos, pero no sintetiza microcistinas.

SEÑOR BALLADARES.- Cuando se clorifica, ¿no?

SEÑOR MÉNDEZ.- No, no. No tiene microcistina, no genera microcistina.

Con respecto a la planta de El Jagüel…

SEÑOR STAJANO.- No. Falta lo de la planta de OSE de Pan de Azúcar, dónde tira las aguas residuales y si está capacitada para eliminar el fósforo y el nitrógeno como indican las actuales normativas y también si el saneamiento tiene tratamiento terciario, o sea de eliminación de nitrógeno y fósforo.

SEÑOR MÉNDEZ.- Pan de Azúcar vierte al Tarariras, eso ya es desde la época de…

SEÑOR STAJANO.- ¿Y tiene tratamiento terciario?

SEÑOR MÉNDEZ.- No, el tratamiento no es terciario, son lodos activados y no tiene tratamiento terciario. Hay reactores aerobios… Yo no soy muy técnico en eso…

SEÑOR LIARD.- Complemento.

Tiene un tratamiento secundario de barros activados, que es un tratamiento que, en su momento, se definió adecuado para la capacidad de asimilación que tiene el arroyo de los vertidos que se realizan sobre él.

Creo que quedó lo de la Parada 31…

SEÑOR MÉNDEZ.- Queda respecto a El Jagüel…

SEÑOR STAJANO.- Sí…

SEÑOR MÉNDEZ.- El Jagüel sí tiene tratamiento terciario. Nosotros hacemos los controles de esa planta semanalmente y también están a las órdenes por cualquier duda.

SEÑOR LIARD.- Complemento respecto a la planta de tratamiento de El Jagüel: tiene las mismas tecnologías que se utilizan hoy en las mejores plantas de Japón, que es un lugar donde se busca la máxima remoción de contaminantes por las limitantes que tiene Japón en cuanto a recursos naturales en relación a la población.

SEÑOR STAJANO.- La última: ¿qué se hace con el nitrógeno y fósforo recapturado?

SEÑOR MÉNDEZ.- Los lodos están yendo a relleno sanitario de Las Rosas.

(Durante sus palabras se retira el Edil Daniel Ancheta).

SEÑOR STAJANO.- Está bien.

SEÑOR PRESIDENTE.- Edil Lussich, adelante.

SEÑOR LUSSICH.- Gracias, señor Presidente.

Hoy a la mañana, mejor dicho ayer, doña María se levantó, fue a calentar el agua para el mate, como hace 14 días, abrió la canilla y se encontró con agua con olor y gusto a tierra. Otra vez cerró la canilla y salió para el almacén a comprar un bidón de agua para poder volver y tomar el mate.

Lo que debemos hacer esta noche es darle una explicación a doña María, porque no creo que, como la gran mayoría de la población de nuestro departamento, esté capacitada para entender de eutrofización y de las algas de no sé qué y no sé cuánto, porque el problema que tiene es el agua que sale de la canilla. Lo único en que va a pensar doña María cuando escuche todo lo que se ha venido hablando en esta Sesión es en aquella vieja milonga que dice: “No debe ser nada bueno si en vez de batirlo en criollo te lo baten en francés”.

Además, doña María realmente estaba esperando la Sesión del día de hoy –tomando mate con doña Ciriaca del bidón de agua que tuvo que ir a comprar– para ver si había alguna información concreta sobre la situación que estaba sufriendo el Departamento de Maldonado en cuanto al agua no potable, como nos enteramos ahora. (a.g.b.)

Y si el día lunes el candidato a la Intendencia de nuestro sector por el Partido Nacional, Rodrigo Blás, no hubiera solicitado que planteáramos en la Junta Departamental que se invitara al Ingeniero Hourcade a venir a exponer sobre este problema, no tendríamos ninguna respuesta o, mejor dicho, tendríamos estas respuestas que hemos tenido hasta ahora a través de los medios, que un día tenemos que no hay algas, a los tres días tenemos que hay algas, que un día el agua es potable, al otro día o a los cuatro días el agua no es potable, o sea, que ni tenemos ni se le ha dado al pueblo de Maldonado ninguna tranquilidad. Hasta el señor Presidente de la República intervino diciendo que el agua no tenía ningún problema, y ahora, esta noche, descubrimos que también el señor Presidente de la República se ha equivocado.

Realmente si la Bancada de Ediles del Partido Nacional el día martes no hubiera presentado la moción para que ustedes nos acompañaran en la noche de hoy, tenemos la seguridad de que no hubiera aparecido este informe que mandó la Doctora Mary Araújo sobre las actuaciones de la Comisión de la Cuenca de la Laguna del Sauce; no nos hubiéramos enterado que hace cuatro años que se está planteando esta situación, que se han planteado soluciones y que nadie ha hecho prácticamente nada. No nos hubiéramos enterado que la Dirección Departamental de Salud envió un informe, hoy, 14 días después, cuando por los medios de prensa se ha venido diciendo que no había ningún inconveniente para la salud y ¿cómo lo sabían si la Dirección Departamental de Salud hoy brinda el informe? Porque, mientras tanto, prestigiosos profesionales médicos de nuestro departamento han visto un incremento en casos –como lo explicara el Doctor Casaretto hoy temprano– de diarrea y de vómitos que no podemos asegurar que sean producto de este problema del agua, pero tampoco nadie lo ha podido desmentir. Nadie ha podido desmentir que hay varios pediatras de nuestro departamento que están recomendando a las madres no bañar a sus hijos con agua de la canilla.

(Protestas).

Pero vayan a quejarse a los pediatras, porque a nosotros nos trataron de inescrupulosos, de malintencionados, de amedrentar a la población…

SEÑOR PRESIDENTE.- A la Mesa, a la Mesa, señor edil, por favor.

SEÑOR LUSSICH.- A nosotros, señor Presidente, nos trataron de inescrupulosos, de malintencionados, de amedrentar a la población cuando resulta que ahora los hechos, la realidad y los informes nos dan absolutamente toda la razón.

Este departamento se hubiera evitado muchísimos problemas si a los dos, tres o cuatro días de producidos los eventos se hubiera realizado esta reunión; se hubieran evitado seguir con esta discusión durante tres o cuatro días más, si el día martes se hubiera adelantado esta reunión.

Lo que ha hecho OSE desde el día 14 de marzo es distribuir agua no potable; lo acaba de manifestar y reiterar el Ingeniero Hourcade en esta Sala. Pero se han olvidado, han omitido, un pequeño detalle que es que el mismo Decreto Nº 375/2011 que define qué es el agua potable, dice: “Queda prohibido el suministro de aguas no potables para consumo humano directo o indirecto”. O sea que hace 14 días que OSE-UGD está realizando una actividad prohibida, a no ser que hubieran pedido autorización al Ministerio de Salud Pública por una excepción temporal, cosa que pasamos a preguntar a ver si se realizó así o no. (a.f.r.)

El temor en la población, señor Presidente, se produce cuando se abre una canilla. No se precisa de ningún periodista, de ningún edil ni de ningún dirigente político que diga absolutamente más nada.

Doña María sabe que el agua no es potable cuando abre la canilla; porque doña María no sabrá de Biología, no sabrá de Química, no sabrá de Ingeniería, pero tiene sentido común que, quizás, por lo que hemos escuchado esta noche en algunos casos, es el menos común de los sentidos.

Realmente lo que indigna, señor Presidente, es la soberbia de venir a decir: “Yo tomo agua de la canilla” y/o “Mi familia toma agua de la canilla”, porque no se la puede llamar de otra manera a esa actitud: es soberbia.

Y le voy a explicar por qué es soberbia: porque la misma definición de agua potable dice que no lo es cuando el consumidor la rechaza y, si de algo estamos seguros en el Departamento de Maldonado, es de que hace 14 días que el consumidor rechaza el líquido que sale de las canillas del servicio de OSE-UGD; es absolutamente rechazado y ya se ha explicado en Sala de qué manera es rechazado.

No hay conversación, uno no puede salir a la calle a hablar de ningún tema con ninguna persona, sin que el tema del agua y su estado estén presentes.

Esto de tomar el vaso de agua de la canilla me recuerda –pasó hace ya cuatro décadas– a un senador –que no era de mi partido, estanciero él– que, con la misma soberbia, mandó plantar una pradera de achicoria. Después que estaba plantada y crecida vino el capataz y le dijo: “Don ‘Fulano’, los novillos no comen la achicoria” –“Ah, ¿no comen la achicoria? Tráigame la achicoria.” Se la trajo, el señor estaba almorzando y se la comió en ensalada con aceite de oliva y le dijo: “¿Vio? Yo como la achicoria, así que vaya y dígale a los novillos que se la coman”.

Esto es exactamente lo mismo: toman el agua y quieren imponerle a la población que tome el agua que no es potable. Es una falta de respeto.

Esto del agua y el concurso: el famoso vaso de agua y otra cosa que inventó un medio de comunicación de este medio de hacer un desafío a ver si se tomaba un vaso de agua, es de una frivolidad absoluta. Esto no es el Desafío Pepsi, estamos hablando de las condiciones en que debe brindar un servicio público un Organismo del Estado y que además debe adecuarse a la normativa vigente.

Realmente, señor Presidente, hay cosas que no nos convencen, ni a mí ni a doña María.

Si el problema empezó el 14 de marzo, los reclamos empezaron el 16 de marzo y el 18 de marzo se hicieron los análisis…

(Aviso de tiempo).

VARIOS SEÑORES EDILES.- Prórroga de tiempo.

SEÑOR PRESIDENTE.- Votamos prórroga de tiempo, por favor.

SE VOTA: 14 en 17, afirmativo.

Adelante, señor edil.

SEÑOR LUSSICH.- …y no se encontraron algas, pretendo que alguien me explique, en términos corrientes, cuál es el problema.

Porque ¿qué…? ¿El agua preveía que iban a venir las algas y adoptó el olor y el sabor unos días antes? ¿Cuál es la explicación?

La verdad es que tengo un sinfín de preguntas –ya los compañeros se han adelantado–, así que con ese par de preguntas vamos a ir terminando por acá.

Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, señor edil.

SEÑOR LIARD.- Voy a hacer referencia al Decreto Nº 375/11 a que hacía referencia el señor edil.

Efectivamente, el decreto –lo leo textualmente– dice: “Queda prohibido el suministro de aguas no potables para consumo humano directo o indirecto. El Ministerio de Salud Pública podrá autorizar excepciones temporales para el cumplimiento de los valores máximos permitidos.” Esto es lo que rige en este momento en las comunicaciones que nosotros tenemos con el Ministerio de Salud Pública a nivel central. (c.i.)

SEÑOR LUSSICH.- No. La pregunta fue si se solicitó la autorización al Ministerio de Salud Pública para hace 14 días estar distribuyendo agua potable.

SEÑOR LIARD.- A nivel central hay comunicación con el Ministerio de Salud Pública y...

SEÑOR LUSSICH.- No. Comunicación, no.

SEÑOR LIARD.- Yo le estoy contestando lo que usted está preguntando.

SEÑOR LUSSICH.- No.

Yo le pregunto si OSE solicitó autorización al Ministerio de Salud Pública, no si comunicó.

SEÑOR LIARD.- ¿Me deja hablar?

SEÑOR LUSSICH.- Sí.

SEÑOR LIARD.- Bien.

A nivel central el Ministerio de Salud Pública está comunicado y en ningún momento dijo: “No se puede seguir suministrando agua potable a la población”.

SEÑOR LUSSICH.- No es lo que dice el decreto.

SEÑOR LIARD.- Bien.

Yo le contesto la pregunta, nada más.

SEÑOR PRESIDENTE.- Delgado, tiene la palabra.

Adelante, por favor.

SEÑOR DELGADO.- Gracias, Presidente.

Suerte que...

SEÑOR LUSSICH.- Perdón, quedaron preguntas sin contestar.

Estamos preguntando por qué si el día 18 de marzo se hicieron análisis y no se encontraron algas, desde el día 14 se están produciendo los problemas con el agua en cuanto a olor y sabor.

SEÑOR LAGOMARSINO.- Las algas se detectaron a partir del 16. Y el tema es que el ser humano es más sensible a los metabolitos. Y lo que salió en la red fueron los metabolitos. Fueron algas en baja concentración...

SEÑOR CASARETTO.- Había metabolitos sin algas.

SEÑOR LAGOMARSINO.- No. Había algas, pero las algas son retenidas en el proceso de potabilización.

Simplemente hay un bajo conteo de algas...

SEÑOR LUSSICH.- Es contradictorio con lo que dijeron hace una hora, les aclaro.

SEÑOR LAGOMARSINO.- No, no.

(Dialogados).

SEÑOR PRESIDENTE.- Sin diálogo, por favor.

Edil Delgado, por favor.

SEÑOR HOURCADE.- Usted, Edil Lussich, habló sobre el tema de la soberbia.

SEÑOR LUSSICH.- Sí.

SEÑOR HOURCADE.- En todo momento uno trató de transmitir que a partir de los datos que teníamos eran las indicaciones que hacíamos. No fue a partir de que nosotros tomáramos agua.

En todo momento mostramos esa actitud. Transmitimos que teníamos datos y que esos datos nos daban confiabilidad.

Quería contestarle eso. Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Ahora sí, Edil Delgado.

Adelante.

SEÑOR DELGADO.- Gracias, señor Presidente.

Menos mal que el tema no está politizado. Hubo un diputado que salió a hacer una propuesta y un candidato a Intendente que también hizo otra propuesta, pero es un tema de la población y no se politiza.

Presidente: hoy los compañeros nos hicieron llegar una versión taquigráfica del año 2002.

En el año 2002, OSE, a nivel central, largaba dos comunicados por la situación del departamento. Esos dos comunicados eran de alerta a la población por la situación que se vivía y había un edil –que está presente en esta Sala– que en ese momento se horrorizaba por cómo OSE nacional estaba alarmando a la población del Departamento de Maldonado: que eso era atroz, que se corría a los turistas, que tenía que salir el Ingeniero Antía, Intendente de ese momento, a decir también que no se podía alarmar porque era una zona turística.

Y voy a leer textualmente lo que decía ese señor edil –que hoy habló– en el año 2002: “Yo me preguntaría, además, no he visto porque no sé si se hacen, quedan hoy los estudios de las redes en Artigas, en Durazno, en Rocha y en Colonia. No lo sé porque nunca en el Uruguay en un año entero o en un mes entero todos los focos de toma de las muestras han dado estériles de coliformes en estos informes.

La existencia de los coliformes no siempre está directamente relacionada con la existencia de contaminación. Pero, además, señor Presidente” –decía este edil– “hay una cosa que nos preocupa más: la empresa concesionaria” –es decir, URAGUA, en ese momento– “detecta este tipo de anormalidades no de ahora” –esto era febrero de 2002 – “las viene detectando desde el mes de diciembre, porque esto va de la mano con las modificaciones de acuerdo a su función y de acuerdo a las obligaciones a realizar y las ha venido realizando, como el cambio de tuberías, como el aumento de la presión...”. (c.g.)

Y sigue hablando este señor edil “tapando lo que se denunciaba desde OSE a nivel nacional, diciendo que no era una situación de alerta y que si se alertaba a la población de Maldonado estábamos corriendo a los turistas”.

Más adelante, Presidente, este mismo edil decía: “Por lo tanto, señor Presidente, visto que se me ha acabado el tiempo, posteriormente de repente puedo hacer alguna interrupción a algún edil que así me lo permita. Queríamos demostrar, primero, nuestra discrepancia y nuestra discordancia con el manejo que sobre este tema puntual, que ha sucedido muchas veces en el país, en el caso del Departamento de Maldonado en plena temporada turística ha tenido el Directorio de OSE”.

Obviamente que el discurso cambió. En ese momento se defendía a la empresa privada, a URAGUA, y hoy se sale a atacar y a alarmar a la población. Si esto no fue una alarma, queremos saber qué lo es, cuando el martes se dijeron cosas y hoy un edil, el compañero Ancheta, se adelantó, pero hay ediles que dicen barbaridades y después, cuando vienen los técnicos, no saben qué decir porque lo dijeron sin ningún fundamento y salieron a decir barbaridades por los medios de comunicación.

La pregunta es si esto no se politizó… Y vamos a hacer referencia a la manifestación que se hacía hoy, que hubo vecinos que se manifestaron porque están con una dificultad en el agua, porque defienden su derecho a tener un agua de calidad, pero hay vecinos que se prestaron –lo decía hoy un manifestante en la radio, no lo estamos inventando- que hubo infiltrados en esa manifestación. ¡Oh casualidad! Si vemos la foto de la manifestación, los infiltrados son los cusquitos de algunos candidatos que esta vez no se animaron a ir, pero que sí mandaron a sus cusquitos a manifestarse, a seguir alarmando a los vecinos y a exhortar a que agredieran e insultaran al Director de la UGD.

Hay otros que ya no sabemos ni en qué partido están, porque estuvieron en el Frente Amplio, pasaron por Asamblea Popular, pasaron por el Partido Colorado y que hoy están en el Partido Nacional. También los vemos en todas las fotos cuando se manifiestan en contra del Gobierno, que también se los veía arengando a los vecinos de Maldonado para que se manifestaran en contra e insultaran al Director de la UGD.

Entonces, si no se politizó este tema, ¿qué es lo que se planteó? ¿Se planteó buscar una solución para el tema del agua para los vecinos del departamento? No. Acá estamos en campaña y hasta el 10 de mayo todos los temas se van a politizar. Como decía hoy Andrés, se politizó el tema de la seguridad pública… Vino un Jefe de Policía, planteó los operativos, se terminó el tema de la seguridad. Hoy sale lo del agua y ahora se politiza el mismo.

En el Día Mundial del Agua, cuando se manifestaban los vecinos en la Plaza de Maldonado, aparece un diputado, exintendente, que en ese momento defendía la empresa privada, pues se acuerdan que había venido la empresa privada diciendo que se iba a hacer el saneamiento en Maldonado… tuvo que venir OSE para concretar el saneamiento en este departamento. Una promesa que habían hecho y que no cumplieron.

Ese mismo candidato que defendía esta empresa privada se presentó en la Plaza de Maldonado el otro día y qué mejor que decir: “Vecinos, ustedes tienen que reclamar y no tienen por qué pagar el agua, porque se les está brindando de muy mala calidad”.

Si eso no es politizar, si eso no es hacer política desde lo más bajo, ¿qué es? Mientras algunos candidatos, mientras algún actual diputado, hacían politiquería con la gente, el Director y los técnicos de UGD estaban trabajando para buscar una solución real al problema. Esa es la gran diferencia que tenemos. (m.r.p.)

Mientras los técnicos, mientras los cargos de responsabilidad política trabajan para solucionar el tema, los demás andan haciendo politiquería barata por ahí, viendo si pueden captar algún voto más o algún voto menos.

Quédense tranquilos que esta fuerza política va a seguir gobernando, que esta fuerza política tiene claro cuál es su rumbo, y que respaldamos desde la Bancada de Gobierno absolutamente al compañero Hourcade y lo seguiremos respaldando; y a los técnicos que vinieron también vamos a respaldarlos porque indudablemente, hoy sí, si algún edil decía la semana pasada que le habían dado una clase de lo que era la situación, yo creo que el profesor faltó o el alumno no vino, pero la clase no estaba dada del todo porque hoy sí los técnicos nos dieron una clase de cuál es la situación real del agua en el Departamento de Maldonado.

Eso, Presidente, lo tenemos que dejar claro, porque si no quedamos como que estamos todos en la misma bolsa.

El llamado a Sala al Ingeniero Hourcade se aprobó con los votos de la fuerza política de gobierno, porque se puede llamar, pero la fuerza política de gobierno estuvo de acuerdo, y por ahora, y porque la democracia así lo marcó, tenemos mayoría.

Ese proyecto que estamos desarrollando en el departamento lo seguiremos desarrollando. Y desde la oposición se buscará algún otro palo en la rueda, se buscará interpretar de una manera, interpretar de otra, y nosotros seguiremos actuando con firmeza, con claridad, porque el rumbo no lo perdemos. Tenemos un objetivo y ese objetivo lo cumplimos.

Y le voy a dar una interrupción a la compañera “Marita” Fernández Chávez.

SEÑORA FERNÁNDEZ CHÁVEZ.- Gracias compañero Delgado.

En realidad, Presidente, nosotros lo que queremos aclarar, porque si algo tenemos es que damos la cara, es que acá se habló de una edila que hacía denuncias sobre la soja que se plantaba en la cuenca de la laguna. Quien ha hecho denuncias he sido yo y no me referí nunca a la soja, hice un planteo especial y puntual por una contaminación por una quema de tocones en Nueva Carrara con glifosato.

Que quede claro, Presidente, y suscribo todo lo que dijo el compañero Delgado.

Gracias.

SEÑOR DELGADO.- Presidente, no terminé.

SEÑOR PRESIDENTE.- Bien, adelante.

SEÑOR DELGADO.- Haciendo referencia, pues se me había pasado –porque el edil habla y habla, como nos tiene acostumbrados permanentemente–, este edil hacía referencia a una edila de ese momento, que era “Marila” Álvarez. Y decía: “‘Marila’ Álvarez tiene la información real de lo que pasa”. Y “Marila” Álvarez decía en ese momento: “¿Qué fue lo que pasó? Acá tengo todos los cortes de las muestras del día 28 hasta los que informaron hoy. Y si vemos las sucesivas muestras del día 28 al día de hoy nos encontramos con una sucesiva aparición de informes de microorganismos que son considerados…”

(Aviso de tiempo).

(Durante sus palabras ingresa el Edil Juan Shabán).

SEÑOR NÚÑEZ.- Prórroga de tiempo para el edil.

SEÑOR PRESIDENTE.- Votamos la prórroga, por favor.

SE VOTA: 14 en 18, afirmativo.

SEÑOR DELGADO.- Decía, señor Presidente: “…nos encontramos con una sucesiva aparición en los informes de microorganismos que son considerados como no deseables en las muestras tomadas, o sea, no aceptables, que es la palabra que le da la normativa”.

Pero sin embargo este edil, luego de esta exposición de la edila que él había dicho era la que tenía la información, volvía a hacer referencia al tema y seguía defendiendo a la empresa privada.

Entonces, del año 2002 al año 2015 pasaron 13 años. El edil se olvidó de lo que decía o claramente defendía los intereses de la empresa privada que tuvo que irse de este departamento porque no cumplió con lo que estaba establecido.

Gracias, Presidente, y reafirmamos el respaldo al compañero Hourcade.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias señor edil.

SEÑOR CASARETTO.- ¿Me permite, Presidente, por una alusión?

(Dialogados en la Mesa).

SEÑOR PRESIDENTE.- Edil Monroy, tiene la palabra.

SEÑOR CASARETTO.- Presidente…

(Interrupciones).

SEÑOR PRESIDENTE.- Edil Monroy, tiene la palabra.

SEÑOR CASARETTO.- ¿No tengo derecho a defenderme?

SEÑOR PRESIDENTE.- Ya hicieron uso de la palabra, no nos vamos a complicar ahora.

SEÑORA ZUMARÁN.- La complicó él.

(Interrupciones, dialogados).

SEÑOR CASARETTO.- Me aludió desde el principio hasta el final, así que me tiene que dejar contestar la alusión…

SEÑOR PRESIDENTE.- Edil Monroy tiene la palabra.

SEÑOR CASARETTO.- Entonces tiene que borrar la versión de lo que aludió porque está prohibido aludir.

(Dialogados).

SEÑOR MONROY.- Algunas preguntas. La primera… Voy a leer acá: bajó la pobreza, menos del 10%... Ah, no, eso no era. (k.f.)

Cien mil personas le preguntaron a mi candidato si ganan los blancos. Después, otra pregunta, si las tarariras se sienten afectadas por las algas… Si la microcistina viene de la Unión Europea… La otra pregunta es si usted pensó en algún momento…

(Murmullos).

SEÑOR PRESIDENTE.- Hacemos silencio, por favor. El edil está haciendo uso de su tiempo.

SEÑOR MONROY.- …si en algún momento pensaron poner en la Laguna del Sauce una rampa de lanzamiento para políticos fracasados. Estamos en campaña, eso puede rendir.

(Murmullos).

No sé cuál es el problema que tiene el edil, si se siente aludido. No entiendo nada.

(Murmullos, interrupciones).

SEÑOR PRESIDENTE.- Vamos a hacer silencio, por favor.

SEÑOR MONROY.- De lo que no se han dado cuenta acá todavía es que hay dos maneras de hacer política y a lo que no se han acostumbrado todavía es que de un tiempo a esta parte la seriedad implica, por lo menos, tener el apoyo de la Academia, cosa que nunca hicieron. Ese es el problema. Dicen: “porque acá no hemos oído nunca que los términos tales y cuales”. Sí, son términos académicos para dar una respuesta de lo que pidieron. El problema es que ahora no la quieren.

Se van a tener que acostumbrar, no van a tener más remedio. Porque encima van a tener un gobierno más del Frente Amplio, así que vayan sentándose en el banco para seguir esperando.

Por acá dejo. Muchas gracias por venir y por hacerles perder el tiempo.

(En el transcurso de su disertación se retiran los Ediles Leonardo Delgado, M. Sáenz de Zumarán e ingresa el Edil Guillermo Ipharraguerre).

SEÑOR PRESIDENTE.- Edil Ipharraguerre, adelante por favor.

SEÑOR IPHARRAGUERRE.- Gracias Presidente.

Antes de comenzar le voy a conceder una interrupción al Edil Casaretto.

SEÑOR CASARETTO.- A ver, señor Presidente, hemos venido a una Sesión totalmente normal y usted ha faltado a su responsabilidad. En primer lugar, no puede permitir alusiones y, si permite alusiones, tiene que dejar que uno conteste la alusión.

(Dialogados en la Mesa).

16 es cuórum señor edil. Se va a levantar Shabán así queda sin quórum. ¿A qué tienen miedo?

SEÑOR PRESIDENTE.- Siga Edil Casaretto.

SEÑOR CASARETTO.- Pido que se me descuente el tiempo, Presidente.

Presidente…

(Campana de orden por falta de cuórum).

Vení que es mejor contestar acá que por la prensa.

SEÑOR STAJANO.- Tienen miedo que le conteste.

SEÑOR CASARETTO.- Esto es lo que tiene que ver el pueblo de Maldonado.

SEÑOR PRESIDENTE.- Adelante.

SEÑOR CASARETTO.- ¿Estamos en cuórum? Señor Presidente, quiero que se me descuente el tiempo que se perdió ahora.

Le estaba diciendo que usted no tiene que permitir alusiones y si las permite, después tiene que permitir contestarlas y de una intervención de un señor edil, el 70% se refirió a mi persona.

Lo primero que voy a decir es que la semana pasada, cuando propusimos este evento, empezamos, señor Presidente…

(Campana de orden por falta de cuórum). (g.t.d)

SEÑOR PRESIDENTE.- Adelante, señor edil.

SEÑOR CASARETTO.- Empiezo de cero, señor Presidente.

Vuelvo a decir que usted no tendría que haber permitido una alusión y, si la permitía, tendría que haber permitido también la contestación. Que se me descuente…

SEÑOR PRESIDENTE.- Perdón, edil, usted está usufructuando una interrupción que le dio el señor Edil Ipharraguerre.

SEÑOR CASARETTO.- Sí, ¿y? ¿Usted también me va a interrumpir?

SEÑOR IPHARRAGUERRE.- Continúe…

SEÑOR CASARETTO.- ¿Usted también me va a interrumpir?

SEÑOR IPHARRAGUERRE.- Continúe. Yo tengo varias para darle después.

SEÑOR CASARETTO.- Entonces, Presidente, arrancamos la Sesión –y seguramente ese edil que tiró la piedra y se fue lo hizo en un acto de cobardía, porque hay que aguantar acá y tolerar lo que se dice después– y dijimos que en el año 2002 habíamos dicho –y leímos textual–: “Primero que nada, y en base a lo que trataré de explicar o tratará de explicar la Bancada del Partido Nacional, quiero solicitarle a usted que autorice a los ujieres de este Cuerpo a partir de este momento a sustituir el agua mineral que estoy tomando por el agua de cañería corriente del departamento”. Le pedí en la sesión pasada que por favor esta vez no la fuera a cambiar y no me equivoqué. El agua en el 2002 era potable, con coliformes en tres muestras, y el agua en el 2015 no es potable, y no hemos visto los registros, ojalá que no tengan coliformes en ningún lado.

Además, como lo dije hoy al principio, teníamos tres biblioratos con los informes del laboratorio de la Intendencia, con los informes del laboratorio de URAGUA y con los informes del laboratorio de Salud Pública, que nos habilitaban a decir lo que estábamos diciendo y el tiempo nos dio la razón.

Por otro lado, si tan mal hacíamos las cosas, si ahora llegó el Frente Amplio que cambió la política y son los dueños de la verdad, ¿por qué hacen lo mismo? Si antes estaba mal tomar agua con algún informe negativo, ¿por qué está bien hoy? O estamos todos bien o estamos todos mal… Esa es la contradicción que sistemáticamente se recorre en esta Junta. Estamos en el 2015 y en este Gobierno, no interpelando gobiernos anteriores, ¡que vaya si fueron interpelados! Se incendiaba Maldonado por este tipo de temas.

Nosotros aquí dejamos pasar 10 días. Levantamos un teléfono y hablamos personalmente con el Director sin salir a la prensa y no tuvimos más remedio que venir acá a provocar esta Sesión porque el Partido de Gobierno quería que la gente se enterara de que el agua no era potable el 8 de abril, después de Semana Santa. Entonces, ¡ojo con lo que se dice acá! Eso que hizo el señor edil es hacer política.

Hemos venido con un tremendo esfuerzo a hablar de temas técnicos que no dominamos y que hemos tratado de aprender, con la mejor buena voluntad de dar respuesta y de ayudar –como lo dijimos al principio– a que le vaya bien al señor Hourcade. Deseábamos que le fuera bien cuando el gobierno era blanco y deseamos que le vaya bien cuando el gobierno es frenteamplista.

Entonces, señor edil y señor Presidente, acá hay que venir a hacerse responsable de lo que se dice. Queda asentado en esta Junta Departamental y en la versión taquigráfica que, con la cobardía con la que se actuó de atacar, no se tiene la valentía de sentarse y escuchar los argumentos. Por lo tanto, lo que aquí se ha dicho carece absolutamente de valor. El señor edil se fue con la cola entre las patas porque sabía lo que iba a pasar y lo que íbamos a contestar.

Muchas gracias, señor edil. Después le voy a pedir una interrupción para un redondeo.

SEÑOR IPHARRAGUERRE.- Con mucho gusto.

Señor Presidente, estamos acá ante una invitación, se convocó a un funcionario de confianza de la Intendencia. A mi criterio, para esta reunión bastaban 11 votos en la sesión pasada –aparte de la voluntad de venir inmediatamente los técnicos y lo cual agradecemos–, por lo tanto, no tenemos nada que agradecerles a los ediles de la mayoría, actuamos conforme a Reglamento.

Acá hay que distinguir tres etapas: el evento, el cuidado de la laguna y la futura fuente de captación de agua. Si somos verdaderamente gobernantes que adivinamos el paisaje que viene detrás de la loma –como decía el Doctor Herrera–, tenemos que ser previsores. No sabemos cuándo termina el evento, sí sabemos que la Ley Orgánica de OSE dice que OSE tiene el cometido y facultad en la prestación del servicio de agua potable en todo el territorio de la República.

SEÑOR SHABÁN.- Y saneamiento.

SEÑOR IPHARRAGUERRE.- “Potable”, estamos hablando del agua, después hablaremos del saneamiento.

SEÑOR PRESIDENTE.- Hacemos silencio, por favor.

SEÑOR IPHARRAGUERRE.- Cuando a mí la ley me dice “potable” es potable, no que es incapaz de transmitir enfermedades. (a.g.b.)

Cuando la gente entiende potable es porque se puede tomar, es potable, los criterios de potabilidad son los mismos del decreto. La Ley Nº 18.610 de Política Nacional de Agua establece: “el derecho de los usuarios y de la sociedad civil, como actores fundamentales en la planificación, gestión y control de los recursos hídricos, ambiente y territorio”. Nosotros la estamos representando a esa gente, pero la gente se está manifestando sola, organizada o espontáneamente.

“Los usuarios y la sociedad civil tienen el derecho de participar de manera efectiva y real en la formulación, implementación y evaluación de los planes y las políticas que se establezcan”; una vez más la participación ciudadana.

Y el gran principio rector de esto que está en la Constitución de la República es que el objetivo de esta política de agua y de saneamiento es: “asegurar la universalidad del acceso a los mismos sobre la base de que las razones de orden social priman por sobre las de orden económico”.

La gente paga el agua; OSE aumentó las tarifas en enero.

Yo tuve un evento particular y me dijeron hasta 15 metros cúbicos no le cobramos el saneamiento, tiene la Tasa mínima de Saneamiento por encima de 15 metros cúbicos le cobramos el 100% para adjudicar a la Tasa de Saneamiento. O sea que la gente paga el agua y la gente tiene derecho a que se cumpla la ley en el sentido de que debe recibir agua potable y, por lo tanto, cuando en este evento se afirmó que el agua era potable no se estaba cumpliendo la ley, no se estaba cumpliendo el cometido y cuando esa versión dura tantos días, hasta esta noche que se aclara que fue un error, estamos en presencia, por más de 15 días, de una situación de irresponsabilidad funcional y esta Junta lo tiene que tomar como es, lo tiene que divulgar y la gente tiene que enterarse, no se fue responsable en el cumplimiento de la función desde el punto de vista político; desde el punto de vista político, no discutimos ni la persona ni la idoneidad técnica, pero cuando se utilizaron esos términos y se divulgó a la población protagonista de que el agua era potable, no era cierto.

Señor Presidente: ojalá que este evento se supere cuanto antes. Los técnicos dicen que prácticamente lo están liquidando, que falta todavía todo el proceso de cañería. Pero, ¿qué va a ser de la laguna? Porque OSE no puede decir que no es su competencia, porque si en vez de la laguna nosotros tuviéramos el Arroyo Pantanoso o el Miguelete de Montevideo, seguramente OSE no iba a captar el agua de ahí. Es deber y responsabilidad de la Comisión de Cuenca, de los Ministerios, de la Intendencia de Maldonado y también de OSE la preservación del recurso, la preservación del recurso. Y ese recurso como tal es finito y tarde o temprano la evolución de la población o de las explotaciones o lo que fuere, nos va a dejar con una fuente comprometida y tenemos que buscar fuentes alternativas. (a.f.r.)

Eso nos lo tenemos que plantear hoy como mensaje a la población, a los técnicos y a las autoridades políticas que son protagonistas y deciden en estos temas: ¿de dónde vamos a captar agua?

Yo le recordaba al Edil Casaretto –y si lo quiere tomar como una alusión, tómelo– que hace unos años, en un viaje a España que tuvimos oportunidad de hacer, vimos una planta desalinizadora de agua en Marbella que había costado U$S 50.000.000 y que abastecía a toda la zona balnearia de Marbella y de los balnearios accesorios, pero que simplemente complementaba las carencias del servicio cuando los reservorios naturales estaban en crisis.

Acá, 50.000.000 es el déficit que tiene la Intendencia, siendo livianito.

(Interrupciones).

Pero también vimos, una vez que fuimos a Iquique con la Junta, que se captaba y se traía el agua del deshielo de la montaña por más de 80 kilómetros para abastecer Iquique, que era una zona donde llovían cinco milímetros en el año.

Entonces…

(Aviso de tiempo).

(Durante sus palabras se retira el Edil José Monroy).

VARIOS SEÑORES EDILES.- Prórroga de tiempo.

(Dialogados, hilaridad).

SEÑOR PRESIDENTE.- Votamos la prórroga.

SE VOTA: 14 en 16, afirmativo.

Adelante, señor edil.

SEÑOR IPHARRAGUERRE.- …–gracias, Presidente; gracias, señores ediles–, tenemos que pensar a futuro de dónde se va a captar el agua. ¿Será de José Ignacio? ¿Será de la laguna de Rocha? ¿Será de la Laguna Negra?, ya que está el técnico que es de la región…

En eso nosotros tenemos que tener respuestas concretas, sea cual sea el gobierno departamental que venga, porque en ese sentido tiene que ser protagonista.

Yo hace más de 20 años que escucho –estoy en estos temas desde la época del Ingeniero Cutinella, cuando hizo el Plan de Saneamiento Ambiental de Maldonado, que sirvió de base, espero, a todo este saneamiento que se hizo ahora– que la Laguna del Sauce era una de las aguas más tratadas y que estaba al límite de su tolerancia.

Pasaron 20 años y la situación nos empieza a desbordar.

No es cuestión de atribuir responsabilidades, porque la responsabilidad creo que es de todos: de la gente, por no tomar conciencia o no informarse, y de los gobernantes, por no transmitir la verdad de las cosas o por no prever soluciones de futuro.

Acá tenemos que pensar a futuro seriamente: nos vamos a quedar sin agua, tarde o temprano, en esa fuente, pero eso va a pasar dentro de unos años, pero no porque vaya a pasar dentro de unos años tenemos que dejar de preocuparnos.

Por lo tanto, señor Presidente, que el evento se supere cuanto antes, que se analicen las circunstancias y la verdadera razón que lo motivó y que se asuma la responsabilidad política de que por más de 15 días no se le dijo la verdad a la población, porque la población tiene derecho porque paga y porque la ley dice que debe recibir agua potable.

También dice la Ley Orgánica de OSE que puede suministrar agua no potable, con fines industriales o comerciales, a gente de la zona y ahí, en la Laguna del Sauce, hay un vecino que para un tambo lleva cuantiosos niveles cúbicos de agua. Eso está afectando el reservorio, el recurso, y de eso no hablamos hoy. De repente es un voto de los que llaman “voto Buquebús”, no sé; pero ese es otro tema.

Presidente, el evento…

Le voy a conceder una interrupción al Edil Casaretto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Sí, adelante edil.

SEÑOR CASARETTO.- Sí, Presidente.

Ha sido muy provechosa la concurrencia de los técnicos hoy y quiero resumir en cinco o seis puntos la sensación que me llevo.

Primero: nos enteramos hoy de que el agua no es potable y, con el respeto que me merece el Ingeniero Hourcade, que yo me haya equivocado, vaya y pase, pero un técnico de la capacidad del Ingeniero Hourcade no puede equivocarse en un tema como este diciendo: “Es potable”, “Me equivoqué, no es potable”, “Lo dije”, “No lo dije”, cuando está siendo demostrado por grabaciones y por textos.

Me llevo, además, que durante más de 14 días se le dijo a la población –por más que en ese momento fuera potable o no– que no tenía riesgo la salud de la misma y, sin embargo, el informe de Salud Pública llegó hoy.

Creo que es temerario, sin tener un informe de Salud Pública, haber insistido durante 14 días en los medios de prensa diciendo que se podía tomar el agua porque no causaba riesgo a la salud. No había informes del órgano rector de la salud que así lo atestiguaran. (c.i.)

En tercer lugar, me sigo yendo con la duda –que la voy a evacuar por otro lado– pero me acuerdo de mi época de facultad: los metabolitos nunca pueden ser más notorios en una población chica, en este caso de algas.

Ha habido, como aquí se ha dicho, muchas veces floraciones de algas; nunca hubo gusto, nunca hubo olor, o sea que los metabolitos no se conocían ni por la población más sensible.

Hoy no había algas, pero había tantos metabolitos que la gente los sintió, los más sensibles y los menos sensibles. Me sigue sin cerrar.

No entiendo cómo con una población que no aparece en las muestras sí aparecen sus efectos, y otras veces que ha habido población que aparece, no hay efectos.

En cuarto lugar, quiero las muestras. Quiero preguntarle al Ingeniero Hourcade cuándo las va a mandar. No sé si la UGD abre en Semana Santa; si las tengo que ir a buscar las voy a buscar en Semana Santa y, si no, las mandará por los carriles que haya que mandarlas, pero las queremos ver. En otras épocas de gobiernos horribles y de privatizaciones espantosas llegaban cada uno de los muestreos.

Me voy con la preocupación de que no se sabe el tiempo que esto va a llevar. Primero, está bien, no encontraban las algas; puede ser, después, no encontraban otras explicaciones, después aparecieron las algas. Bueno, ahora que estamos con todo, con el carbón, con los filtros, con las algas, con los lavados..., ¿cuándo se va?

Por último, queremos la solicitud –que el Ingeniero Liard acaba de decir en esta Junta Departamental– de exención temporal que la OSE presentó al Ministerio de Salud Pública. Eso es vital, porque acá, sí, estamos ante una ilegalidad.

Como bien dijo el Edil Lussich, el agua potable es la que es apta para el consumo humano y no es rechazada por la gente. Y aquí se ha dicho hasta el cansancio que esta agua no es potable. Por lo tanto, si no es potable, queda prohibido el suministro de agua no potable para consumo humano directo o indirecto. Y acá hace 15 días que se sabe que el agua no es potable y se siguió suministrando. Se viola el decreto, excepto cuando dice que: “la solicitud de exención temporal deberá ser presentada ante el Ministerio de Salud Pública adjuntando la información sobre las desviaciones detectadas de acuerdo a los requisitos establecidos por esta Secretaría de Estado, informando de ello al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y a la Unidad Reguladora de Energía y Agua.

SEÑOR LUSSICH.- No es “comunicar”.

SEÑOR CASARETTO.- Queremos todos esos documentos: la solicitud y las comunicaciones a los otros Ministerios que el señor Ingeniero Eduardo Liard comunicó a esta Junta Departamental que se cumplieron. Si se cumplieron, fenómeno, no tenemos agua potable pero el Ministerio autoriza a seguir distribuyéndola. Si no se cumplieron, primero, se mintió en esta Junta y, segundo, se está violando un decreto. Se está dando agua no potable a la población cuando el Decreto Nº 375/2011 lo prohíbe.

Eso es lo que queríamos redondear, no para reabrir el debate pero es la conclusión que nos vamos a llevar de las respuestas que no obtuvimos, las que no nos convencieron o las que faltan por venir.

Así que, Presidente, agradecemos nuevamente la presencia de los técnicos, que ojalá no hubiese tenido que ser así, que hubiese sido provocada por la propia concurrencia o por el propio pedido de los jerarcas para estar acá.

Muchas gracias, señor Edil Ipharraguerre.

SEÑOR IPHARRAGUERRE.- Con mucho gusto.

Redondeo, Presidente.

Tres o cuatro apostillas, si usted quiere llamarlas así…

La policía de la higiene y de las situaciones ambientales la tiene la Intendencia de Maldonado por el Decreto Nº 3.659 de setiembre de 1992, cuyo autor fue el suscrito, no por la Ley de Ordenamiento…

Le concedo una interrupción al Edil Lussich.

SEÑOR LUSSICH.- Gracias, señor edil.

Para aclarar lo del decreto y la solicitud de exención al Ministerio de Salud Pública. No nos conformamos con que se haya comunicado, debe haberse solicitado la exención y el Ministerio de Salud Pública tiene que haberlo aprobado. Ese es el cumplimiento del decreto y, si no, se está actuando ilegalmente. Y si se está actuando ilegalmente y lo confirmamos, vamos a actuar en ese sentido. No se nos puede venir a botijear a la Junta Departamental de Maldonado; no se nos puede venir a botijear.

Comunicar no es solicitar una exención; son cosas muy distintas. Que quede bien claro que debe haberse solicitado la exención y debe haber sido autorizada por el Ministerio de Salud Pública; de lo contrario se está actuando de manera ilegal.

Gracias, señor edil. (c.g.)

SEÑOR IPHARRAGUERRE.- No tiene por qué.

Redondeo, señor Presidente. En junio del año pasado fuimos sensibles y concurrimos a OSE a hacer gestiones para que la gente de los asentamientos Los Eucaliptos y Benedetti tuvieran agua potable. No tuvimos la sensibilidad correspondiente salvo el director de la minoría de OSE.

¿Sabe una cosa? Ahora, en esta situación y después de 15 días de haberlo vivido, comprendemos mucho más la situación de los vecinos de Benedetti y de Los Eucaliptos porque fue la misma situación que vivieron los vecinos de Maldonado que no tuvieron agua potable.

Señor Presidente, ojalá que se supere el evento cuanto antes y sus causas, que no vuelva a ocurrir, que se preserve el recurso hídrico Laguna del Sauce, en serio, a futuro, mientras sea posible, y que ya se piensen por parte de todas las autoridades de Gobierno las fuentes futuras de captación de agua a los efectos de abastecer a toda esta zona e inclusive a la Región Este.

SEÑOR PRESIDENTE.- Gracias, señor edil.

Adelante, Edil Núñez.

SEÑOR NÚÑEZ.- Señor Presidente, esto no es un boliche y no es para que me vengan que mañana, que pasado, que la semana que viene, ni el 8, ni el 15, ni el 12, ni el 24. Si el edil quiere tener la información que le corresponde tener, que curse un pedido de informes. No es amenazar, ni sacar pechera, ni guapear porque, en definitiva hay mecanismos para solicitar, cuando los ediles tienen dudas, un pedido de informes. El señor edil lo sabe. De pronto hizo el discurso para la prensa y está bien, porque mañana seguramente temprano…, les puedo decir hasta lo que van a decir los compañeros.

Ya está, no es potable el agua, está todo diagramado, están en campaña y está bien, pero que haga el pedido de informes. No va a venir porque se lo pida a Hourcade, al señor o al señor; de acá salen pedidos de informes, y está bien que lo pida.

SEÑOR PRESIDENTE.- Está claro, señor edil.

Adelante ustedes.

SEÑOR LIARD.- Primero un pedido de disculpas. Si sintió que lo botijeé no fue la intención.

Mi intención era simplemente proporcionarle a usted la información de la que dispongo, porque hay protocolos que se cumplen a nivel central –en los cuales estos días yo no he estado, mi rol es descentralizado– y mi rol en estos días fue el estar al frente de las operaciones.

(Dialogados).

SEÑOR LUSSICH.- Aceptado.

SEÑOR LIARD.- Nos estamos entendiendo.

Simplemente, esa respuesta mía fue en base a los documentos que tengo que, seguramente después, cuando se haga el pedido formal, se les van a hacer llegar, donde el Gerente General le pone en conocimiento al Presidente del Directorio de OSE que se le mandó a URSEA y al Ministerio de Salud Pública, como está dispuesto en el protocolo, todo lo vinculado al episodio de Laguna del Sauce. Las comunicaciones se hicieron… Yo, en particular, no tuve ese retorno en relación a si tenemos que interrumpir el suministro de agua potable en base a este decreto. Todavía no he tenido retorno.

Después, de esos contactos que hayan sido realizados a nivel central, no tengo la respuesta; simplemente me limité a contestar lo que estoy en condiciones de contestar, lo que sé.

SEÑOR HOURCADE.- No sé si hay alguna otra pregunta…

Yo quiero expresar que realmente encuentro, de parte de varios ediles, que no venían a buscar una respuesta, que no importaba lo que se les contestara. Lo digo realmente con pesar porque esto es un elemento tan grave como el hecho de manejar la información “agua no potable”.

Es una cosa bastante diferente el contexto en que esto se dice, la comunicación oficial que se dio hace ya ocho días –quiero aclarar, llevamos 11 o 12 días del evento; acá los ediles empezaron con 13, 14 y 15 y dentro de un ratito capaz que son 30 días–…, eso marca un poco la poca objetividad que se tiene y las cosas que se vinieron a buscar.

Entonces, apelo a que exista un poco de racionalidad y de responsabilidad en los términos que se utilicen. Por supuesto que estamos en un momento muy especial y que uno puede llegar a entender, pero me parece que lo que hemos hablado aquí de la salud de la población debiera dejarse más en alto. (m.r.p.)

Entonces apelo a que exista un poco de racionalidad y de responsabilidad en los términos que se utilicen.

Por supuesto, estamos en un momento muy especial y uno puede llegar a entender, pero me parece que lo que hemos hablado aquí de la salud de la población debía dejarse más en alto.

El comunicado que se dio el viernes de la semana pasada dice: “OSE-UGD informa a los habitantes de las ciudades de Maldonado, Punta del Este, San Carlos, Piriápolis, Pan de Azúcar y la costa oeste del Departamento de Maldonado que se ha presentado sabor y eventualmente olor en el agua suministrada por la empresa. Esta situación se debe a la presencia de algas microscópicas en la Laguna del Sauce, propiciada por las condiciones climáticas.

El consumo del agua no presenta riesgo para la salud. OSE-UGD está trabajando para continuar garantizando la calidad del agua suministrada”.

Uno mira la norma y dice: gusto característico. Sin embargo, lo que tenemos es gusto terroso, por lo tanto, por ese motivo es no potable. Pero en este contexto, donde hay un comunicado oficial que dice: “consumo del agua no presenta riesgo para la salud”, se ha contestado hasta el hartazgo. Y acá han insistido en que si bien no pueden demostrar una línea tampoco pueden demostrar la contraria, pero llegó un momento en que tampoco les sirvió ese argumento y empezaron a mostrar la contraria. Me parece realmente muy bajo. Espero que la responsabilidad de cada uno nos llame a todos a trabajar este tema con alta responsabilidad, justamente.

Yo quiero hacer un reconocimiento a la profesionalidad y a la entrega de los funcionarios que han actuado, dentro de OSE-UGD, en la planta potabilizadora, en laboratorios, en redes, en mantenimiento, y además desde las oficinas centrales de Obras Sanitarias del Estado ha intervenido la Gerencia General, la Gerencia de Agua Potable, el Laboratorio Central, la Gerencia de la Región Sureste.

Particularmente, me interesa que esta Junta conozca que en la Usina de la Laguna del Sauce actualmente el personal está trabajando a doble turno. La exigencia que tiene que cumplir esta planta de potabilización hace que se dé la situación, y los funcionarios así han respondido, dando la mayor entrega posible, y quiero que esta Junta lo sepa.

La insistencia en que será necesario adoptar lo más rápido posible una gestión de cuenca de la Laguna del Sauce con atención preferencial a la calidad de agua de dicha laguna es impostergable, pero miren que acá somos responsables todos; acá somos responsables todos.

(Murmullos).

SEÑOR SHABÁN.- Que lo amparen en el uso de la palabra al Ingeniero Hourcade porque no les interesa lo que está diciendo.

(Dialogados).

SEÑOR PRESIDENTE.- Edil Shabán, hacemos silencio, por favor.

(Dialogados).

SEÑOR IPHARRAGUERRE.- Lo que pasa es que el señor es empleado nuestro y nosotros tenemos derecho…

SEÑOR PRESIDENTE.- Edil Ipharraguerre, vamos a terminar bien la jornada, por favor.

(Dialogados).

Shabán, por favor.

SEÑOR HOURCADE.- Por último quiero hacer una invitación a la Junta Departamental, a todos sus integrantes, particularmente a la Comisión de Medio Ambiente, a visitar la planta de potabilización de la Usina de Laguna del Sauce para conocer el proceso que allí se lleva y el laboratorio allí instalado. Me parece que es importante que también ustedes conozcan de cerca cómo es que esto funciona, cómo es que los funcionarios se entregan a esta labor y con la responsabilidad que se llega.

Y vuelvo a insistir: no es lo mismo llegar a una definición de no potable, como se ha pretendido decir acá, como si fuera un agua que ofrece riesgo para la salud, a decir en el marco de este comunicado de OSE, un comunicado oficial de OSE, “el consumo del agua no representa riesgo para la salud”.

Es lo que quería decir.

Dimos las respuestas que se entendieron correspondientes. Muchas veces nos dio la sensación de que los argumentos y las explicaciones que se dieron no se entendieron porque las preguntas se volvían a repetir, a repetir sobre los mismos temas. (k.f.)

Nosotros con mucho gusto estamos abiertos a seguirlas contestando, pero necesitamos que también haya un entendimiento desde la otra parte.

Muchas gracias.

(Durante sus palabras se retiran los Ediles María Fernández Chávez, Guillermo Ipharraguerre e ingresan los Ediles Leonardo Delgado y M. Sáenz de Zumarán).

SEÑOR PRESIDENTE.- Edila Zumarán. Adelante, por favor.

SEÑORA ZUMARÁN.- Gracias Presidente, le voy a conceder una interrupción al Edil Casaretto.

(En este momento se retiran los Ediles Juan Shabán, Daniel Montenelli y Graciela Ferrari).

SEÑOR CASARETTO.- Muy brevemente Presidente, porque creo…

SEÑOR NÚÑEZ.- Tengo una duda Presidente. Disculpe edil, lo escucho igual. Si cerramos la lista…

SEÑOR CASARETTO.- Es para mandar los destinos…

SEÑOR NÚÑEZ.- Mandar destinos sí, pero una intervención no.

(Campana de orden por falta de cuórum).

SEÑOR PRESIDENTE.- Por falta de número tengo que dar por finalizada la Sesión.

Gracias a los ediles. (g.t.d)

(Siendo la hora dos y cuarenta y un minutos del día veintiocho de los corrientes, previo llamado reglamentario y no registrándose el cuórum necesario para continuar sesionando, el señor Presidente declara desierto el Acto, labrándose para su debida constancia la presente, que se firma en el lugar y fecha antes indicados).

 

 

 

Sr. Fermín De los Santos

Presidente

 

Sra. Nelly Pietracaprina

Secretaria General

 

 

Sra. María Desanttis de Pérez

Directora de Departamento

Reproducción Testimonial